sábado 18 de septiembre de 2021
ECOLOGíA Exaltación de la Cruz
12-02-2021 16:28

Una empresa argentina propone una solución para el tema de la basura

PERFIL visitó una planta piloto donde convierten lo que no puede reciclarse en materia prima "bacteriológicamente inerte", luego usada para hacer desde ladrillos a suelas de zapatos.

12-02-2021 16:28

¿Alguna vez pensaste que no exista nada de basura? ¿Qué todo pueda volver a reutilizarse? Un grupo de técnicos e ingenieros argentinos no sólo lo soñó, sino que lo creó. En Exaltación de la Cruz, Capilla del Señor, funciona, hace cuatro meses, una prueba piloto del primer centro integral de tratamiento de residuos.

Se trata de una novedosa maquinaria que trata todo aquello conocido como “rechazo”, es decir, los residuos que no pueden reciclarse y que deberían enterrarse en un relleno sanitario. Ellos convierten lo que queda en materia prima “bacteriológicamente inerte.”

PERFIL visitó la planta y conoció a los creadores de un sistema que permite reducir los residuos sólidos urbanos hasta un 30% en peso y un 75% en volumen. En una entrevista con Juan José Tommasello, técnico mecánico y uno de los inventores del sistema, explicó “ actualmente, en un convenio con el Municipio de Exaltación de la Cruz, estamos tratando 50 toneladas diarias de residuos. La máquina tiene una capacidad de 100 toneladas diarias. Lo que genera es una masa fibrosa que esta bacteriológicamente inerte con la que luego se pueden hacer desde ladrillos a suelas de zapatos. La máquina está patentada en Argentina y en Estados Unidos. Estamos siendo muy bien vistos en el exterior. Tenemos posibilidad de exportar, pero quiero que las primeras estén en el país”.

¿Cómo se les ocurrió la idea?

Juan José Tommasello: “Es un desarrollo que tiene más de 15 años. Nos propusimos tratar los residuos de una forma natural. Por eso, es un sistema mecánico, sin agregados. No tiene ningún elemento extra y no hace combustión, no utiliza químicos, ni veneno. Es totalmente natural. Trabajamos con temperaturas entre 130 y 160 grados, donde nos aseguramos que las bacterias que nos hacen daño no sobrevivan”.

- ¿Pero no es peligroso hacer un ladrillo con basura mezclada, donde quizás queden restos de colillas de cigarrillos o residuos patológicos domiciliarios?

JJT: “No, esa materia prima que nos entrega el sistema no es peligrosa lo mezclas con cemento y arena y sale el bloque. Todo esto lo mandamos a analizar al laboratorio que trabaja con la OPDS. También lo mandamos a analizar a Estados Unidos. Vinieron con cadena de custodio. Se llevaron el material, lo analizaron y tenemos la aprobación”.

- ¿Cómo logran separar todo lo reciclable?

JJT: "La maquina comienza con una cinta transportadora. En la primera etapa, consta una separación previa, donde trabajan cooperativas, que trabajan con lo s plásticos, cartones, vidrios y todo lo recuperable para que vaya a una economía circular, como apunta el mundo. Luego, una vez que la bolsa sube, pasa por un desgarrador de bolsas, que separa los plásticos. Más tarde, viene una segunda etapa de separación, donde de manera manual se vuelven a separar vidrios y plásticos. Después, pasa por imán de metales que saca los metales, como latas”.

- ¿Qué vendría a ser el rechazo?

JJT: “Por ejemplo, plásticos que no se pueden recuperar, pañales, restos de comida. Todo aquello que no queda otra que enterrarse en un relleno sanitario.

- ¿Cómo continúa el proceso?

JJT: “Luego, sigue por la cinta, pasa por un triturador. Eso achica el volumen y pasa por otro imán, hasta las cabecitas de un encendedor toma, por ejemplo.  La basura va quedando cada vez con menor volumen y más pequeña. Pasa por una almeja. Está cerrado. El compartimento tiene dos sensores de masa y volumen. La máquina es automática e inteligente, cuando está el peso y volumen adecuados, deja caer los residuos que pasan por un sistema hidráulico. Y ahí está el descubrimiento que es mecánico y sin agregados de nada. Una vez que llega a 160 ks. en 140 segundos, abre una compuerta y deja salir los residuos tratados a un volquete”.

¿Y para qué puede usarse esa materia prima reutilizable?

JJT: “Lo que sale de la máquina no es basura, es cerrar el círculo. Sale como una especie de tierra. Por ejemplo, puede usarse para la construcción: pisos, bloques de hormigón, aislantes térmicos, paredes,  bases de calle, muebles para plazas. Una reconocida marca está haciendo las suelas de zapatillas con esto.  Toda ruta tiene una base de suelo cemento y en vez de usar la tosca y matar gente, podemos usar esto”.

Ladrillo basura

¿Se moja el residuo?

JJT: “No, solo es fricción y el vapor de agua no agrede al medioambiente. Como veras, el vapor que sale de la máquina es de la humedad que tiene la basura que al levantar temperatura se evapora y eso está analizado por la OPDS. Tenemos todos los controles hechos. Y no tiene ninguna partícula que pueda agredir al medioambiente. El sistema logra que el producto sea bacteriológicamente inerte. No agrede al medioambiente y se puede disponer. No tiene olor, reducimos el 75% el volumen. Sale a 73 grados. Cada máquina puede procesar 100 toneladas diarias. La hicimos de esa manera porque es más sencillo de administrar y porque el mundo está tendiendo a descentralizar el tratamiento de residuos”.

A la espera de la expansión

La empresa, que realizó una inversión de más de 10 millones de dólares, tiene la planta en el Parque Industrial de Pilar.  “La planta lista para empezar a producir con una capacidad de hacer entre cinco y ocho maquinas mensuales”. El lugar fue visitado por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, quien dijo: “en la industria nacional está el camino para poner a la Argentina de pie.”  En septiembre del año pasado, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el ministro de Relaciones Exteriores de la Nación, Felipe Sola, junto a otros funcionarios, visitaron la planta piloto en Exaltación de la Cruz. “Si bien la tecnología ya está inscripta en el registro de la tecnología en OPDS y aprobada. Ahora nos exigen volver a hacer el trámite a una escala mayor. Y estamos a la espera de poder expandir esta tecnología”, concluyó Tommasello.

 

 

En esta Nota