sábado 25 de septiembre de 2021
ECOLOGíA Gran Buenos Aires
13-01-2021 16:07
13-01-2021 16:07

Vecinos se manifiestan contra una planta de transferencia de residuos en Moreno

PERFIL pudo participar de la reunión entre vecinos y la Municipalidad y recorrer la zona donde se emplazaría la obra.

13-01-2021 16:07

Un grupo de vecinos de distintos barrios del distrito de Moreno se manifestaron hoy en la puerta del palacio municipal para mostrar su rechazo a la instalación de una planta de transferencia de residuos sólidos urbanos en una zona residencial catalogada como “corredero industrial”, cercana al Acceso Oeste y la Ruta 25.

Minutos más tarde, funcionarios municipales ofrecieron recibir a un grupo de vecinos y PERFIL pudo participar de la reunión. Durante el intercambio, que se dio en el teatro municipal, vecinos y vecinas de barrios, como Don Enrique, La Reja Grande, Lomas Verdes, San Carlos y de barrios privados como Haras María Victoria, demostraron su fuerte oposición a la decisión de radicar la obra en la esquina de las calles Don Bosco y Atahualpa, a metros de la Ruta 25, en la conocida curva de San Enrique, detrás de una estación de servicio.

“No queremos un basurero”, manifestaron los vecinos. Ante lo cual, los funcionaros respondieron: “es un pre-proyecto que presentamos en Nación y que se presentó al Ministerio. Todavía la planta no está diseñada”, explicó el subsecretario de Desarrollo Sostenible y Seguridad Alimentaria del Municipio de Moreno, Damián Falfan.

En la reunión, se les hicieron varias preguntas al Municipio sobre la empresa ganadora de la licitación, sobre la participación vecinal de las decisiones y sobre el por qué de esa zona.  Según los funcionarios, como la zona está tipificada como “corredero industrial permite el emplazamiento de una planta de esas características”. Además de destacar la facilidad de accesos.

La licitación para la instalación de la planta de transferencia en la Reja, que va a recibir 400 toneladas de basura diarias, se concluyó a fines de diciembre del 2020. “Por eso aún, no se realizó el estudio de impacto ambiental. El diseño es de la empresa privada. El estudio va a estar antes de la obra. Lo hace la empresa. Además, tenemos contemplado una audiencia pública. No se puede evaluar un proyecto que todavía no existe. Cuando el Ministerio entregue el proyecto técnico. Lo vamos a socializar”, agregó Falfan.

Los vecinos una vez más expresaron su preocupación por la salud de la población circundante, ante esta obra, en un barrio que no cuenta ni con cloacas, ni servicio de agua potable. “Tomamos agua de pozo. Imaginate lo que sería si se contaminan las napas con los lixiviados”, expresó una vecina de la reunión.

Luego del intercambio, PERFIL pudo visitar el lugar donde se instalará la planta y hablar con gente que vive en las casas frente a lo que sería el establecimiento. Marcela, una vecina de la calle Montezuma, le dijo a PERFIL: “Yo no quiero tener la basura enfrente de mi casa. Les pido que busquen otra solución. No quiero tener camiones pasando todo el tiempo con contaminación de aire, tierra y agua”.

Planta de transferencia

“Creemos que esto va a salir porque hay mucho dinero en juego y no quieren perder el préstamo que recibieron del BID”, le dijo a PERFIL, una de las vecinas del grupo “Moreno contra el basurero”, Valeria Carolina Conti.

Un nuevo sistema de residuos local

Esta medida forma parte de una serie de cambios que la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, viene llevando adelante desde el año pasado con un prometedor nuevo sistema de residuos municipal. Cumpliendo su promesa de campaña, le puso fin a la cuestionada concesión de la empresa El Trébol, como parte de una disputa política durante la transición con el ex intendente Walter Festa.

El nuevo sistema promete una reducción del 46% en el costo y la incorporación de mil cuadras a las que no llegaba la empresa privada. “Además de la aprobación de la ampliación de la ordenanza para la gestión integral de residuos sólidos urbanos (GIRSU), que define la estrategia relacionada con la recolección, tratamiento y división en origen de la basura en el Partido, y estrategias para controlar el antiguo problema de los basurales”.

Crédito del BID

Según datos oficiales, la iniciativa es llevada adelante por medio del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), que implementa la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, a cargo de Sergio Federovisky, de la cartera ambiental nacional. Obtuvo su financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyo presupuesto es de más de 215 millones de pesos. La acción forma parte del Plan Federal de Erradicación de Basurales a Cielo Abierto.

Sigue la lucha

Pero en la reunión los vecinos recalcaron: “no queremos una planta donde no queda claro qué tecnología se va a aplicar, no queremos contaminación sonora, aérea y terrestre. No queremos una nueva planta cerca de la zona donde vivimos. No la queremos.”

No conformes con las respuestas de la reunión, pidieron un encuentro con la intendenta Mariel Fernández  y convocaron a una nueva manifestación el próximo viernes en la esquina de las calles Don Bosco y Atahualpa.