jueves 08 de diciembre de 2022
ECONOMIA DIFUNDIERON LOS 500 PRODUCTOS ACORDADOS

Con diferencias de precios y errores, arranca el 'congelamiento militante'

Se registran variaciones de entre 50 y 300% según la cadena. El Gobierno movilizó ayer a miles de inspectores. Por la SuperCard, Visa bajaría la comisión a los híper.

01-06-2013 05:58

Con el final de los cuatro meses de congelamiento, el Gobierno difundió los precios acordados para la nueva etapa de freezer para sólo 500 productos, una lista que debutó con errores, diferencias de precios de hasta el 327% entre los supermercados para algunos productos y diferencias entre las marcas ofrecidas que serán controladas por los inspectores y militantes desde hoy, en especial para asegurar que no haya desabastecimiento.

Ayer, unos 3 mil voluntarios e inspectores ensayaron cómo será el relevamiento de precios y visitaron unos 570 supermercados en 49 ciudades en el marco del plan “Mirar para Cuidar” con el que el Gobierno busca contener la inflación aunque para el Indec los precios de alimentos aumenten 0,3 por ciento. La puesta en marcha del operativo por una inflación de sólo el 10% según las cifras oficiales, contrastó con un reconocimiento del economista de la Gran Makro y asesor del Ministerio de Economía, Agustín D’Attellis, de que la inflación ronda el 20% o “quizás menos” y destacó que las paritarias del 24%, las subas nominales de salario superan a la inflación.

Los 500 precios congelados –que figuran en: www.consumidores.gov.ar, la página de la subsecretaría de Defensa al Consumidor– se comercializan en Carrefour, Coto, Wal-Mart y los supermercados del Grupo Cencosud (Jumbo, Disco y Vea), junto a otras cadenas con más presencia en el interior del país: La Anónima, Libertad y Cooperativa Obrera. La oferta de productos incluye alimentos de la canasta básica, pero también otros como bebidas alcohólicas, golosinas o tinturas para el pelo de los que se ofrece mayor variedad que de verduras y frutas –difíciles de congelar por la estacionalidad–.

El consumidor que quiera chequear al pie de la letra los precios, debería salir a comprar con la lista del supermercado elegido. Según la información publicada ayer, existen diferencias en las marcas ofrecidas. Por ejemplo, el dulce de batata con chocolate, oscila entre 13,55 y 9,76 pesos, una dispersión del 40% en precio, pero que también varía en marca: el dulce será de Arcor en WalMart, Esnaola en Cooperativa Obrera o de la marca propia en Carrefour.  

Entre los errores o diferencias exorbitantes, entre los 500 productos un pionono Fargo oscila entre 3,45 y 14,74 pesos, lo que marcaría una brecha de 327 por ciento.

El economista del Plan Fénix Ariel Setton, identificó otras variaciones entre supermercados. En los fideos al huevo La Salteña, el spread puede llegar al 32%, desde $ 11,35 en Cooperativa Obrera, hasta $14,99 en Vea. En el rubro de carnes, existe 64% de diferencia en el espinazo, entre Coto y WalMart. Las listas elaboradas por las cadenas y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, hacen una distinción entre precios de zona Norte y Sur. El límite es el Río Colorado e implica precios más caros en la Patagonia, explicados –según las cadenas– por los mayores costos logísticos. Estos precios estarán disponibles también en los comercios de barrio y supermercados chinos que adhieran “de forma voluntaria” al acuerdo, para lo que los comerciantes negocian con las alimenticias y mayoristas “los mismos precios que reciben los grandes supermercados”. Según explicó Yolanda Durán, representante de los supermercados chinos reunidos en Cadeapsa, la próxima semana negociarán, en conjunto con Fedecámaras, con Sancor y La Serenísima para que les vendan al mismo precio que a las grandes superficies.

Bancos. Entre el 10 y 15 de junio está previsto que entre en funcionamiento la SuperCard, la tarjeta de crédito que emitirá el Banco Hipotecario con una comisión de 0,75% para los comercios. Diseñada para presionar a las demás tarjetas para que bajen sus comisiones –de 3%–, estaría dando resultado: “Las tarjetas están revisando las comisiones”, aseguró el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich, que anticipó que Visa tomaría la iniciativa, mientras que esperan que otras como Cabal –ligada a los pequeños y medianos empresarios– siga esos pasos. En ese marco, las cámaras que habitualmente participan de “la escuelita” del secretario de Comercio Interior siguieron las recomendaciones de Moreno y pedirán una audiencia con la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, para que genere más créditos a la producción.

 

Lechuga contra los aumentos

No se refirió al dólar de forma metafórica, sino a la verdura que comen muchos argentinos. La subsecretaria de Defensa del Consumidor y mano derecha de Guillermo Moreno, María Lucila “Pimpi” Colombo, sugirió a cambiar el consumo de la lechuga para hacer economía y combatir el alza del costo de vida.

“Se sugiere por un tiempo evitar el consumo de lechuga criolla y mantecosa, dado que los efectos del meteoro de esta semana sobre dichas variedades pueden extenderse hasta la última semana del mes de junio”, indicó la funcionaria que capacita militantes para que inspeccionen precios, en referencia a los fenómenos climáticos que afectaron la producción de la hortaliza.

En reemplazo, “Pimpi” sugirió “otras variedades” como la escarola, la capuchina y la francesa, “que tienen las mismas cualidades nutricionales que las otras variedades y se encuentran a precios muy accesibles”.

“Difundamos y asesoremos a todas y todos para seguir cuidando la economía familiar”, cierra el mensaje de Colombo, que desde la organización de amas de casa que encabeza, Sacra, participará del monitoreo de precios alentado desde la Casa Rosada para combatir el alza de todos los precios, hasta de la lechuga.

En esta Nota