sábado 03 de diciembre de 2022
ECONOMIA "Coronacrisis"

Augusto Costa: "Es difícil cuantificar qué va a quedar en pie"

El ministro de la Producción bonaerense advierte por el inédito impacto de la crisis del coronavirus. El golpe en la recaudación y los planes de ayuda.

29-04-2020 22:00

Augusto Costa es el ministro de Producción de la Provincia de Buenos Aires, lo que es igual a decir que está en el hospital de campaña de la economía. Trata de contar víctimas y evitar la mayor cantidad de bajas posibles producto de la cuarentena para combatir el coronavirus. Lanzó un plan de ayuda para distintos sectores que se suman a los programa sociales del gobierno nacional, y en diálogo con PERFIL no ocultó su inquietud por el impacto de una crisis sin comparaciones.

—¿Qué tan fuerte es el impacto de la crisis en la Provincia?

—Es difícil cuantificar en este momento qué es lo que va a quedar en pie. No sabemos cuánto se va a extender la cuarentena, cómo será la pandemia. Ahora que se ensayan estas medidas de flexibilizar actividades, no sabemos cómo van a resultar. Si las autoridades sanitarias dicen que funcionan o afectan a los trabajadores y hay que ir para atrás. será distinto. De los comercios que están cerrados, no sabemos cuántos van a abrir de vuelta y cuántos no. Evaluamos día a día para ir acompañando a los sectores más complicados sabiendo que esta crisis no tiene antecedentes en el último siglo. Los números de 2008 y 2009 muestran una caída del PBI mundial que había caído 2% y ahora lo ahora no menos de 3%; Estados Unidos había caído 2,9% y ahora retrocederá 6%. 

—¿Dónde están los sectores más afectados?

—En los sectores que hoy no están funcionado, como la gastronomía o el sector turístico, las industrias no esenciales, textil, calzado, marroquinería, metalmecánica; en los servicios que no se prestan, los oficios, y también los servicios que están abiertos pero sin circulación. Es una crisis transversal donde también los únicos sectores con ingresos nos dicen que hubo un crecimiento en un primer momento pero ahora se volvió a plancha. El fenómeno de la caída en la demanda le pega también a los comercios que están vendiendo.

—Para contener esto es clave todo el paquete de ayuda de Nación. ¿Qué agrega la Provincia?

—Las medidas que hoy están pudiendo contener son las que vienen de la Nación, como la tarjeta alimentaria, la Asignación por Hijo, el refuerzo a las jubilaciones, el Ingreso Familiar de emergencia, todas medidas para evitar que la demanda se desplome a cero. También está la línea  de crédito al 24% que tuvo problemas, y ahora se le suma el pago del 50% de la nómina y eso está permitiendo que se sostenga. Nosotros por nuestra parte tratamos de garantizar que la ayuda llegue al territorio con intendentes y buscando también medidas complementarias que puedan atacar sectores donde no llega la ayuda de la Nación. 

—¿Cómo se consigue capear esta crisis con una caída tan fuerte de la recaudación?

—Partimos  de la base de que nuestro cálculo inicial era un déficit de 50 mil millones de pesos, con números más o menos razonables. Ya teníamos un agujero para cubrir, más la negociación de la deuda que como dijo Kicillof es impagable. Y además, una parte de los municipios ya estaban con problemas para cubrir presupuestos. Hoy la recaudación está cayendo al 50% y en muchos municipios al 70% la recaudación local. Eso hace clave la asistencia del gobierno nacional. Axel está trabajando con el Presidente para cubrir agujeros a nivel municipios y provincia y estamos trabajando bien.

—¿Cuál es hasta ahora el impacto en el empleo?

—Rige la normativa de prohibir los despidos, y nosotros aplicamos intervenciones en Dánica y en el frigorífico Penta muestran que cada vez que vemos que una empresa grande deja gente en la calle intervenimos con el Ministerio de Trabajo y buscamos compensar. Yo no sé cuántos de los bares y restaurantes que están cerrados van a volver a abrir. Trabajamos para que no cierre ninguno, pero es tremendo. No tienen escapatoria. Y el sector de la cultura también: en música, el 70% de los ingresos es por shows en vivo.  También me preocupa la temporada  de verano que viene, porque veníamos de una temporada buena, y supongamos que el verano vuelve a haber circulación, la gente no va a tener plata. Hay sectores a los que les va a costar mucho salir.

JS / DS