1st de March de 2021
ECONOMIA Deuda
15-12-2020 20:54

Economía colocó deuda por US$ 750 millones para reducir presión cambiaria

La operación apunta a darle salida a fondos de inversión que quedaron atrapados en pesos y pueden presionar sobre el valor del CCL.

15-12-2020 20:54

El ministerio de Economía canjeó este martes ocho bonos en pesos por dos títulos en dólares con vencimientos previstos para 2030 y 2035, por un monto total de US$ 750 millones, con el objetivo de descomprimir vencimientos de corto plazo entre enero y mayo, y quitar presión al mercado cambiario.

Al darle salida a fondos de inversión extranjeros como Pimco y Templeton que quedaron atrapados con títulos pesos emitidos durante la gestión de Mauricio Macri, el gobierno busca evitar que los mismos se dolaricen via Contado Con Liquidación, y extender así la estabilidad cambiaria evidenciada en noviembre y en la primera mitad de diciembre.

La cartera económica informó que se recibieron 188 ofertas, adjudicándose un total equivalente en pesos de $ 40.113 millones por conversión de US$ 400 millones de Bono AL30 y US$350 millones de Bono AL35. 

En noviembre, el Tesoro había concretado otro canje similar también por US$ 750 millones , y con esta operación, se completa la conversión de títulos elegibles en el marco de lo de dispuesto en el artículo 7 de la ley 27.561.

“De esto modo, se robustece el proceso de estabilización macroeconómica y además, se reducen las necesidades financieras en pesos para el año 2021, como consecuencia de la conversión de los mencionados $ 40.113 millones correspondientes a 8 instrumentos en pesos con vencimientos entre enero y mayo del próximo año”, destacó el Ministerio de Economía.

En el Palacio de Hacienda remarcaron además que durante el año 2020 “se lograron significativos avances en la agenda de normalización del mercado de deuda pública en moneda nacional, que se manifestaron no sólo en una sensible disminución en el costo de financiamiento del Tesoro Nacional sino también en una extensión de los plazos de emisión y un creciente porcentaje de renovación de los vencimientos de interés y amortizaciones de deuda”.

Además, plantearon que esta operación contribuye al objetivo “de profundizar el proceso de normalización del mercado de instrumentos de financiamiento en moneda local y como parte del esquema de políticas para la estabilización macroeconómica que incluye resolver el problema del ‘carry trade’ que sufrió la República entre los años 2016 y 2019, y que contribuyó a la inestabilidad cambiaria, económica y social que el país padece desde la corrida cambiaria de abril de 2018".

Federico Broggi, analista de research de Invertir en Bolsa, evaluó a PERFIL que “los tipos de cambio implícitos de la operación de canje dieron por debajo de los precios de mercado en un 1.9% en promedio”. 

“Lógicamente el tipo de cambio más bajo quedó para quienes canjearon la Lede de febrero (S26F1). Este tipo de cambio por debajo del actual de mercado permite pensar que mermó un poco el ‘salir a cualquier precio’ que vivimos hace un mes”, planteó.

El analista fundamentó que “tambien se ve en que los precios de corte fueron en línea con los de cierre de mercado de hoy, distinto a la licitación anterior en la que habían salido alrededor de un 7% por encima”.

“Como punto negativo previsible de esta operatoria, el canje hizo que la deuda pública del gobierno aumente en US$264 millones  valuada a tipo de cambio oficial”, indicó.

En sintonía, Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Empiria, señaló a través de twitter que “los inversores no-residentes estuvieron dispuestos a pagar $143,8 para salir de Argentina en el segundo canje que realizó el Ministerio de Economía, convalidando un aumento en el endeudamiento en dólares de US$ 265 millones, dadas las paridades actuales de los bonos (37%).

Por su parte, el financista Christian Buteler evaluó a Perfil que “era un resultado esperable, los fondos de afuera están esperando estos canjes para salir de Argentina”.

Estos canjes de títulos en pesos por bonos en dólares que surgieron tras la reestructuración de la deuda desencadenaron las críticas de algunos analistas que cuestionan que el gobierno se endeude a tasas del orden del 16%, y comparan con otros países de la región. 

El economista Federico Furiase, de Eco Go, expresó que dolarizar deuda en pesos con bonos rindiendo 15% y 16% es “el costo que hay que pagar para no emitir más pesos hoy y presionar en brecha frente a los vencimientos en pesos con un mercado que demanda cobertura

“Si no se baja el déficit , el costo será mayor”, alertó.

La economista Marina Dal Poggetto, directora de Eco Go, en una charla virtual organizada por el Instittuo Di Tella la semana pasada, contrastó que “Perú coloca deuda al 3,5% a 100 años” y advirtió en Argentina “con una tasa de interés de 15% de la deuda en dólares, la capacidad para estabilizar (la economía) no está”.

La política financiera del gobierno para el cierre del año apunta a renovar la totalidad de los vencimientos de capital e intereses y obtener financiamiento neto de mercado por hasta un 10% respecto al total de vencimientos de dicho período. Cualquier incremento de financiamiento neto que supere ese umbral será destinado a reducir adicionalmente el nivel de asistencia del Banco Central.

 

 

En esta Nota