domingo 20 de junio de 2021
ECONOMIA Marco del pont, en recaudación
30-11-2019 02:10

El gabinete suma nombres en las áreas periféricas

Banco Central, AFIP, Anses, Indec y el Banco Nación tienen candidatos no confirmados pero firmes. Los que regresan a las áreas de Producción y el rol de Kulfas, centrado en la economía real. Dudas por cruces con Massa.

30-11-2019 02:10

Las dudas sobre los nombres del área económica persisten. El nombre que resuena sin dudas es el de Matías Kulfas al frente de un Ministerio de Producción que concentrará la actividad de la “economía real”.

Que fuese Kulfas quien acompañó a Alberto Fernández a la Conferencia Industrial esta semana fue leído en esa clave. Allí también estuvo la ex secretaria de Comercio Exterior, Paula Español, quien evitó responder si integrará el equipo, aunque los asistentes –muchos con los que tiene buena relación desde la gestión anterior– consideraron que ocuparía un puesto. Otro de los que también participará del área aunque espera la oficialización es Ariel Schale, hasta ahora director ejecutivo de la Fundación Pro-tejer, aunque ya pasó también por las áreas productivas de la gestión de Cristina Fernández.

En tanto, hay nombres que suenan como inamovibles. Los involucrados son cautos. Todos esperan la “confirmación” o un anuncio por parte de Alberto Fernández. Hasta ahora, el único que lo logró fue Marco Lavagna, quien será el titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos, una decisión que fue bien ponderada por la futura oposición, ya que cuando estuvo al frente de Ecolatina sufrió las multas del Gobierno por publicar índices paralelos cuando el organismo fue intervenido en 2008.

Mercedes Marcó de Pont es quien se hará cargo de la Administración Federal de Ingresos Públicos, la AFIP, el organismo que se encarga de la recaudación. La economista y ex presidenta del Banco Central, viene trabajando desde la consultora FIDE, Fundación de Investigaciones para el Desarrollo, pero también tiene entre sus colaboradores cercanos a personas de confianza de Alberto Fernández, como la economista Cecilia Todesca.  En la Aduana, un organismo que depende de la AFIP, vuelve a sonar el nombre de Carlos Sánchez, quien ya estuvo al frente del organismo. Sánchez era un hombre de confianza de Jorge Capitanich, quien volverá a ser gobernador de Chaco. Sánchez estuvo al frente de la entidad a partir de 2013.

En la Anses, se prevé el desembarco de otro ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli. El también ex Comisión Nacional de Valores tendrá a su cargo el FGS, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que es el fondo de inversión más grande del país y el que administra “la plata de los jubilados”. En los últimos años, el FGS perdió valor con las sucesivas devaluaciones, y este año fondeó los créditos Anses que se lanzaron para la campaña.

Moneda. Miguel Angel Pesce es otro de los que espera la confirmación, pero se señala como ficha puesta para la conducción del Banco Central. En la autoridad monetaria estiman que, además, la mayoría de los directores se irá con el cambio de gestión. Por ahora, uno de los que se prevé que lo acompañe es Arnaldo Bocco, otro ex director del banco y que además fue presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE).

Uno de los que suena para el BICE aunque también para el Banco Nación es el massista José Ignacio de Mendiguren. El Vasco, sin embargo, preferiría quedar a cargo de su banca en Diputados, donde preside la comisión de Industria, ya que considera que habrá que sacar leyes importantes para el sector durante el arranque del mandato de Alberto Fernández. Su rol dependerá, por otra parte, de la relación de Sergio Massa con Alberto y Cristina Fernández en los próximos días, después de un encuentro con el tigrense para limar tensiones.

Otro de los que está en la carrera por el Banco Nación es el ex Credicoop Carlos Heller, también uno de los colaboradores históricos del espacio.

En Economía se mantiene el enigma entre Finanzas –con Guillermo Nielsen o Martín Guzman– y Hacienda, donde se menciona el nombre de economista de Cepal Martín Abeles. El viernes 6 terminará  el misterio.

 

Nielsen canceló sus reuniones con inversores

Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas, perdió terreno como negociador de deuda, según señalan banqueros y financistas en la City. Después de que se pusiera en duda su rol como negociador de la deuda, canceló las reuniones que tenía previstas para esta semana con inversores. Uno de los que tenía agendado un encuentro con Nielsen y sus asesores, dos ex Finanzas, Adrián Cosentino y German Plessen, fue el CEO de Greylock Capital, Hans Humes, un inversor que vienen reuniéndose con funcionarios y bonistas para generar un pre-acuerdo entre tenedores ante la futura negociación de deuda.

El nombre que subió después de que los inversores marcan sus dudas sobre el interlocutor fue el de Martín Guzmán, colaborador del premio nóbel en Economía Joseph Stiglitz y especialista de la Universidad de Columbia. Guzmán, traccionado por Matías Kulfas, se reunió con Alberto informalmente incluso antes de que fuese candidato a presidente. Y en los últimos meses, el académico planteó la idea de que no había que aceptar los pagos pendientes del FMI, algo que Alberto Fernández confirmó esta semana, al señalar que no tomará los US$ 11 mil millones restantes.

“Nielsen desapareció por completo”, señaló un banquero sobre las charlas sobre el futuro de la deuda. En el sector, sin embargo, cuestionan la jugada de Alberto Fernández en cuanto a la relación con el FMI. “Por qué dejar de tomar una deuda que se paga al 4% y que se podría usar  para pagar una deuda que tiene una tasa de más del 6,5%”, planteó una fuente sobre la decisión. En tanto, el ex secretario de Finanzas, que tiene experiencia en las renegociaciones y participó del canje de 2005 con Roberto Lavagna, podría tener como futuro la dirección de YPF. Él es autor de un proyecto para relanzar Vaca Muerta, de donde el Gobierno espera obtener más de US$ 30 mil millones.

En esta Nota