miércoles 14 de abril del 2021
ECONOMIA Economia
10-03-2021 16:01

Ganancias: 22% del costo fiscal directo seria compensado si hay mayor consumo

Según estimó el IARAF, “por cada $10.000 millones de reducción del impuesto a las ganancias, su destino a consumo genera ingresos por el orden de $2.185 millones; por lo que el costo neto es de $7.815 millones”.

10-03-2021 16:01

Aproximadamente un 22% del costo fiscal que implicará el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias que empezó a ser tratado esta semana en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados será compensado en la medida en que el mayor ingreso disponible para los contribuyentes se vuelque al consumo, según un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

El IARAF señaló que por la reforma al impuesto a las Ganancias que fija un nuevo pìso de 150.000  menusuales (salario bruto) a partir del cual los trabajadores pagarán el gravamen, “resulta claro que caerá la recaudación, lo que afectará negativamente las cuentas públicas de los distintos niveles de gobierno”.

Sin embargo, el informe señaló que al analizar el proyecto “una dimensión que debe considerarse es qué efectos puede ocasionar sobre variables económicas clave como el consumo o el ahorro”

Secretario de Política Tributaria aseguró que la reforma cuida la sostenibilidad fiscal

 En este marco, planteó que “el efecto recaudatorio negativo de Ganancias será parcialmente compensado por un efecto indirecto de dirección contraria, que surge en la medida en que el mayor ingreso disponible para los contribuyentes se vuelque al consumo en la economía doméstica, lo que generará a su vez un efecto positivo en los ingresos de los tributos indirectos como IVA e impuestos internos a nivel nacional, Ingresos Brutos a nivel provincial y las Tasas (como la TSH) en el nivel municipal de gobierno”.

Así, el IARAF proyectó que “por cada $10.000 millones de reducción del impuesto a las ganancias, su destino a consumo genera ingresos por el orden de $2.185 millones; por lo que el costo neto es de $7.815 millones”

“Es decir que, solamente tomando los tres tributos mencionados, al menos un 22% del costo fiscal directo es contrarrestado por los efectos tributarios indirectos”, calculó.

En este sentido, estimó que “cada $10.000 millones que se reduzcan los pagos por ganancias, tomando el supuesto que dicho monto se destine a consumo interno, puede tomarse una carga promedio de los principales impuestos indirectos y establecer que la recaudación anual de Ingresos Brutos de todas las provincias podría incrementarse en unos $650 millones y la de las Tasas municipales en $210 millones”.

Cambios en Ganancias: anticipan que se reintegrará "un promedio de $ 10 mil por contribuyente"

“Teniendo en cuenta una alícuota promedio de IVA del 17% (tomando una canasta de consumo promedio ponderado que incluye bienes gravados a diferentes alícuotas), y considerando la operatoria del tributo, la recaudación de IVA podría sumar unos $1.325 millones anuales”, agregó.

Distribución del costo fiscal neto entre niveles de gobierno. El IARAF explicó que hay un costo fiscal neto de una rebaja tributaria que surge de considerar los tributos asociados a una variable que mejora luego de la política (en este caso el consumo). 

En ese marco, efectuó un análisis de distribución entre niveles de gobierno del costo fiscal neto que implica la modificación propuesta, considerando en una primera aproximación los efectos directos e indirectos de la reforma sobre los principales impuestos coparticipables a nivel nacional (Ganancias e IVA)

Del mismo, surge que “el Sector Público Nacional financiaría el 40% de la modificación, mientras que las provincias contribuirían con el 60% a través de los recursos netos resignados a través de la coparticipación, fruto de la reforma”. 

Según el cuadro,  las provincias que más participación tendrían en este mayor costo fiscal neto serían Buenos Aires (12,6%), Santa Fe (5,1%), Córdoba (5,1%), Chaco (2,9%) y Entre Rios (2,8%), y Tucumán (2,7%).

 

En esta Nota