martes 07 de febrero de 2023
ECONOMIA NÚMEROS QUE PREOCUPAN

Massa, el Papá Noel de las buenas noticias económicas

El ministro de Economía, quien no se pronunció sobre la decisión de la Corte, celebró sus 150 días en ese rol en una jornada signada por el nerviosismo en el mercado cambiario. Hubo, con todo aval del FMI para el próximo desembolso y la apuesta del tigrense es ser la cara en el cambio de humor una economía que cierra 2022 bajo mucho estrés.

24-12-2022 03:25

Tal vez en una de las semanas de mayor tensión política para el Gobierno, el ministro de Economía, Sergio Massa, decidió surfear la ola vinculada con el fallo de la Corte por los fondos porteños y concentrarse en difundir “buenas noticias económicas”.

En su equipo, se entusiasman con el perfil político del tigrense y sus posibilidades en 2023. Massa sigue negando su intención de ser candidato.

“Desde el inicio de la gestión en @Economia_Ar, hace 150 días, nos propusimos lograr orden fiscal sosteniendo el nivel de actividad y empleo. Los números de la industria de noviembre, con crecimiento tanto interanual como intermensual, muestran que estamos en el camino correcto”, tuiteó ayer el ministro, casi en el umbral de la Nochebuena.

La economía se encamina hacia un fin de año de números antipáticos. El ministro lo sabe. La inflación mayorista que se conoció el jueves volvió a trepar al 6% y le marca la temperatura a la minorista justo cuando el Gobierno celebra el 4,9% de noviembre.

Para sumar ingredientes, ayer el ministerio de Transporte anunció uns suba del 39% en colectivos del AMBA a partir del 1 de enero y del 27,5% para trenes de corta distancia y de larga distancia otro 34,62%. A partir de marzo, se ajustará mensualmente al compás de la inflación mensual.

El mercado cambiario, por su lado, está con mucho movimiento en estos últimos días del año. Ayer el dólar blue rozó una de las cotizaciones más altas del último semestre; los mercados sí parecen pronunciarse sobre el fallo de la Corte así como las entidades empresariales más importantes del país que repudiaron la decisión del gobierno de Alberto Fernández de no acatarlo, al menos hasta ahora.

Para contrarrestar, Massa se muestra como vocero de las mejoras que desde su gestión le atribuyen a su impronta para diferenciarse fuertemente de su antecesor Martín Guzmán, a quien prefieren en el Gobierno dejarle el mote del señor inflación. Aún a Massa un sector de la coalicióon gobernante no se decide a quitarle el sayo de “ajustador”.

Esta semana, el FMI aprobó formalmente la tercera revisión del acuerdo con la Argentina, y el país obtuvo un desembolso de US$ 6 mil millones. Con ese dinero engrosa las reservas, que según informó el Banco Central están en el orden de los US$ 43.263 millones. Y servirán para afrontar los vencimientos de fin de año. Massa espera sobrecumplir la meta en al menos US$ 2 mil millones, gracias a las divisas que genere la segunda edición del “dólar soja” y la activación del swap con China. El ministro también ratificó que se concluirá el gasoducto Néstor Kirchner el año próximo y se recuperará la independencia energética.

En la misma semana, Mercedes-Benz Camiones y Buses anunció una inversión para construir un centro logístico de autopartes y repuestos. Y además, celebró que el Grupo Mirgor producirá en Argentina notebooks.  Fueron algunos de los regalos de Papá Noel para una economìa bajo stress a pocas horas de finalizar un año que tendrá la más alta inflación en treinta años y que calienta el comienzo del electroral 2023.

En esta Nota