domingo 01 de agosto de 2021
ECONOMIA Crisis económica
09-11-2020 18:11

Rodizio busca inversores a pesar de estar en concurso de acreedores

El restaurante, que pertenece a la firma Maillol, entró en concurso en 2018, pero quiere reabrir sus puertas. Las quejas de sus empleados que no cobran el total de su sueldo.

09-11-2020 18:11

El tradicional restaurante Rodizio está buscando socios para poder reabrir sus puertas. La firma Maillol, propietaria de la marca, dejó de pagarles los sueldos a sus 60 empleados desde marzo de este 2020, quienes comenzaron a tomar medidas frente al local, que está cerrado por la pandemia pero principalmente por problemas económicos.

La dueña de Rodizio se presentó en concurso de acreedores en marzo de 2018, que recayó en el Juzgado Nº 31, Secretaría Nº 61, cuando no pudo afrontar sus deudas.

Ver archivo: A la vuelta de las vacaciones, más empresas se declaran 'en crisis'

Cuando comenzó la cuarentena, y obligada a cerrar su local, la empresa dejó de pagarles a los empleados su parte, ya que otra parte del salario estaba cubierta con la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

La empresa no sólo está hablando con posibles inversores sino también con las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para lograr la reapertura del local.

Con respecto a sus empleados, la firma indicó que, además del ATP, si bien no les abonaba todo el sueldo les había otorgado un refuerzo de $6.000 una sola vez.

rodizio 20201109
Protesta de los empleados de Rodizio esta semana. FOTO: Twitter

Además, la firma también dejó de pagar la obra social a sus trabajadores, aunque aclaró que tenía un plan en cuotas para saldar esa deuda.

Otro de los temas que Maillol está tratando con las autoridades de la ciudad es la concesión del espacio que ocupa el restaurante, frente al Río de la Plata.

Como las deudas que tiene con CABA entraron en el concurso, los empresarios indican que una vez superada la instancia concursal estarían en condiciones de participar de las licitaciones de esos predios.

Rodizio indicó que, además del ATP, si bien no les abonaba su parte del sueldo a sus trabajadores les había otorgado un refuerzo de $6.000 una sola vez.

Sin embargo, hay otros inversores que quieren que el local se reabra lo antes posible, por lo que están negociando que no haya necesidad de que Rodizio tenga la obligación de licitar para quedarse en el lugar sino que buscan que se prorrogue la licitación.

El restaurante entró en crisis ya que desde 2018 bajó la cantidad de clientes. Hace 10 años concurrían unas 12.000 personas por mes y desde 2018 esa cifra bajó a 7.000, lo que llevó a la firma a llamar a concurso de acreedores.