Despejado
Temperatura:
25º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 17 de febrero de 2019 | Suscribite
ELECCIONES2017 / todas las miradas en la provincia
domingo 22 octubre, 2017

Una elección que será el último round entre Macri y Cristina

La polarización fue una de las claves de la campaña y benefició a los dos. El Presidente busca consolidar Cambiemos de cara a 2019.

por Mariano Confalonieri

Desafio final Macri Cristina Foto: Cedoc
El presidente Mauricio Macri buscará hoy en las urnas consolidar su gobierno y demostrar que Cambiemos es más que una unión de partidos circunstancial. La última elección legislativa en la que compitió una administración conducida por un espacio no peronista fue el 14 de octubre de 2001, hace 16 años, y la ganó el PJ. Pero era un escenario político bastante diferente.

En agosto de este año, la alianza gobernante venció en las primarias al peronismo en varias provincias y perdió por poco en territorio bonaerense. La Casa Rosada convirtió la pelea en la provincia de Buenos Aires con el kirchnerismo en una batalla nacional. Y hasta ahora le dio buenos resultados. La polarización se llevó puestas las aspiraciones de algunos jefes provinciales y de dirigentes peronistas que, sin ser kirchneristas devotos, quedaron rehenes de la división social. Puede dar testimonio de ello el senador Carlos “Camau” Espínola, que intentó desbancar al candidato de Ricardo Colombi a la gobernación de Corrientes, pero quedó relegado. El macrismo apuesta a aumentar hoy el caudal de votos y perforar los 40 puntos a nivel nacional. Habrá que ver si lo consigue.

El tramo final de la campaña fue impactado de lleno por la conmoción que generó la aparición sin vida del cuerpo de Santiago Maldonado, flotando en el río Chubut, a 78 días del operativo de Gendarmería en tierra mapuche en el que se lo vio por última vez.

Los candidatos suspendieron sus actos de cierre pero, salvo raras excepciones, no cancelaron el desfile por los canales de televisión. Ni el Gobierno ni la oposición saben con certeza si el caso tendrá repercusión en las urnas. Por eso, los dirigentes intentaron no cometer errores que pudieran pagar con la pérdida de votos. Macri no habló en público sobre el tema en las últimas horas. Sí lo hizo el ministro de Justicia, Germán Garavano, que se cruzó con el hermano de la víctima. La figura más cuestionada del gabinete, Patricia Bullrich, recibió directivas de bajar el perfil para no herir susceptibilidades. En la oposición, la ex presidenta prefirió no hacer declaraciones desde que Sergio Maldonado confirmó que el cadáver hallado era el de su hermano.

El futuro del PJ.
La atención estará puesta, como siempre, en la provincia de Buenos Aires, que representa el 37% del padrón. La ex presidenta Cristina Kirchner no sólo querrá su banca de senadora nacional, sino también quedar bien parada de cara a la renovación del peronismo, que pretende volver al poder en 2019.

La liga de gobernadores peronistas también tiene sus propios intereses en esa reorganización. Son muy pocos los mandatarios que siguen encolumnados detrás de la ex jefa de Estado, a la que todos acompañaron –con mayor o menor fuerza– en sus ocho años de gestión. La mayoría quiere dar vuelta la página kirchnerista para evitar que Macri se quede dos períodos en la Casa Rosada. Son los mismos que creen que si Cristina sale fortalecida en las urnas esa tarea será más difícil, porque hoy es la que más votos tiene, pero la que menos puede crecer en el electorado. La incógnita es qué gobernador quedará bien posicionado para liderar ese proceso de recambio en el PJ.

El peronismo busca salir de su laberinto
El peronismo comenzará su reorganización el 23 de octubre. Los gobernadores buscarán afianzarse desde el Congreso y algunos dirigentes que competirán hoy en la elección lo harán desde el llano. El PJ bonaerense, la mayor estructura partidaria de la oposición, renovará su conducción institucional los primeros días de diciembre. Varios intendentes se disputan el partido, pero todos quedarán atados al resultado electoral y a la posición en la que quede Cristina Kirchner.

Florencio Randazzo y Sergio Massa quedaron relegados en agosto por la polarización (los dos compiten por una banca de senador), pero no tienen ninguna intención de correrse de la carrera electoral de 2019. Los dos dirigentes tienen arraigo en suelo bonaerense y mantienen conversaciones con gobernadores del PJ.
Randazzo intentó una interna en el peronismo contra Cristina y no la obtuvo. Massa apostó a que la batalla del kirchnerismo y el Gobierno no se lo comiera. Hay interesados en que después de las elecciones los dos se junten. Tendrán que hacer esfuerzos para limar asperezas.

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4543

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard