ESPECTACULOS
TYLER POSEY

“Es inexplicable el interpretar a un personaje de culto”

Años después del final de Teen Wolf, el show de culto que ganó millones de seguidores, llega su continuación en forma de largometraje. El actor Tyler Posey, que interpretaba a Scott McCall, vuelve a su rol y celebra el legado de la serie. Confiesa su pasión por contar y cómo vive hoy la producción de Paramount +.

2023_02_05_tyler_posey_gzaparamount_g
Saludos. El actor insiste con que esta película, que llega años después de la cancelación del show, es un homenaje a los primeros fans. | gza. paramount +

Teen Wolf es una serie con más de seis años al aire, con más de cien episodios, son un legado que incluso aunque reciente, está más cerca de los culto que han generado shows como Buffy La Cazavampiros o The X Files. Es decir, piezas de género que saben alterarlo y celebrarlo, y que al mismo tiempo, saben construir personajes que en sus bidimensionales tocan teclas cruciales del formato serie. Hoy Teen Wolf vuelve a Paramount +, pero vuelve como una película, una que decide retomar personajes clásicos, y que decide ser una fiesta para los fans. Algo que podía sonar extraño hace algunos años, pero que ahora, en esta edad de las franquicias, no genera tanto ruido. Tyler Posey fue, y vuelve a ser, Scott McCall, uno de los personajes fantásticos más queridos del show. Posey mismo pasó de ser ídolo adolescente a convertirse en un creador: “tuve la suerte de poder entender con el tiempo que podíamos hacer, que hicimos, y volver a esta creación es un lujo que me puedo dar  que agradezco mucho”. Posey que también músico y que ha sabido pasearse por el universo del cine, de la mano de directores como Kevin Smith, y que, como bien marca, es ahora un realizador y artista, habló en exclusiva con PERFIL.  

—¿Qué dirías que es aquello que te conmueve de ser parte de este legado pop que implica “Teen Wolf”?

—Esa es una pregunta que tiene muchas respuestas. Es una pregunta inmensa. Y que dice mucho sobre todo lo que he podido hacer en esta carrera. Sin dudas, es una pregunta que podría hasta decir que me emociona, porque implica ver hacía atrás y hacía la película que acabamos de hacer, implica ver casi una enorme parte de mi vida profesional, de mi crecimiento como persona, como actor. De lo que creí que podía hacer y de lo que finalmente terminé haciendo. Entonces, suena un poco redundante, pero no es una pregunta simple para mí, porque me aparecen los fans, su amor, los productores, y su confianza, los amigos, y los vínculos que hicimos, aquel instante que fue irrepetible, y este instante, que es una celebración. Pocas personas, aunque parezca son muchas, lograron crear personajes que la gente ame realmente, que se lleven con ellos. Y Scott McCall, mi personaje, ayer y hoy, es eso. Insisto, son tantas cosas que me hace feliz poder pensar en muchas respuestas. 

—¿Pero hay alguna cosa realmente cercana a tu corazón?

—Muchas, pero hay una en la que me gustaría ahondar y tiene que ver con mi personaje con Scott McCall. Hacer un personaje que la gente es muy conmovedor, mucho más de lo que puede explicarse con palabras. Adoro que lo quieran. Adoro que la gente quiera encontrar en él inspiración y motivación. Me gusta que mucha gente se me acerque diciendo que les cambió la vida. Amo a Scott McCall. Creo que dice mucho de lo que la ficción puede hacer en nuestra vida, muchísimo. No creo debe ser lo único que consideras puede cambiar tu vida, pero sí es algo absolutamente expansivo, que te sacude hasta la última fibra de tu ser, el comprender el poder de la ficción, y poder darte el lujo de hacerlo desde ese lugar, desde ser alguien del equipo que cuenta ese relato. Es algo que yo cree, y que vive en mi corazón por suerte.

—¿Hay algo que sientas que sabes de Scott, que nadie más sabe en el mundo?

—Eso es interesante. ¿Cuánto conoces a un personaje de ficción? Aunque sientas que es tu personaje de ficción. Es algo que me he preguntado a veces, sobre todo considerando este fenómeno. Pero pocas veces he pensado en eso, pero siento que es tan difícil responderla como saber que hay una parte de mi que no conozco y querer explicarla. Así de fuerte siento la conexión con este personaje. Siento sí que Scott es más sensible de lo que deja entrever, que siempre está más en modo Superman, es decir, no deja entrever su debilidad, que genera una fachada, pero no en un sentido de maldad, si no que siente que los demás necesitan verlo así de fuerte, y así de estoico. Creo que intenta mostrar que esta bien, y mejor de lo que realmente esta, y que carga con mucho más. Que como todos, no sabe realmente lo que hace, que tiene miedo, y que aún así, tiene que actuar de una forma en la cual permita los demás se den cuenta de eso. Es siempre fácil pensar en el lado cool de los personajes, pero darles humanidad, sentirlos, es también una forma de saber verlos. Quiero decir, que cada uno se lleve lo que gusta de los personajes de ficción, quizás yo en este momento me sienta más cómoda llevando aquello que no muestran, y que quizás ahora desde la experiencia puedo sentir, o intuir, o hasta delirar, que sienten. ¿Qué otra cosa son las historias si no ese espejo donde ver hasta lo que odiamos de nosotros pero protegidos, casi hasta sin saberlo? 

—¿Cómo fue volver a un set de Teen Wolf? ¿Cuán poderoso fue ese primer momento y cuál era la sensación general en el rodaje? 

—Fue lo mejor. Igual, te voy a ser sincero: no es que no quisiera volver con el personaje, pero más allá de que quisiera o no, los fans no me dieron mucho margen a ninguna otra opción. Pero me fascinó la historia, volver a actuar con amigos, con nueva gente, siempre quise volver a interpretar a Scott. Poder volver a interpretarlo es bastante especial, no siento que mucha gente haya tenido oportunidades así, de volver a personajes no solo queridos si no que también han definido su carrera. Somos pocos. Lo hice cuando era un niño, y ahora lo puedo hacer de adulto. Es un porcentaje menor de este negocio. Y casi indescriptible cuan cool es. Realmente es algo muy difícil de poner en palabras.

—¿Cuándo sentís que te enamoraste de la idea de contar una historia?

—Bueno, es sabido que mi papá es un actor, John, y que además también es un guionista. Hasta ha sido parte del show. Con esto quiero decir que crecí en este mundo. Papá hacía obras, entonces él las actuaba. Quiero decir, ahí descubrí lo que contar era: que implicaba como tarea, como oficio, como elección de vida y como se veía después. Desde muy pequeño entendí el detrás de escena. Pero muchos pueden pensar que eso te quita la magia, pero todo lo contrario. Llegó un momento, donde ví Desperado, con Antonio Banderas. Anda por la casa jugando al pistolero, con pistolas de agua, andando todo cool como andaba Banderas en ese film. Siempre supe que amaba contar, pero ahí empecé a entender que me gustaba. Cuando las cámaras de video se hicieron populares, empecé a filmar con mi hermano cosas. Con mi papá, descubrí que era, con Desperado, que me enamoraba, y con mi hermano que me encantaba hacerlo. Siempre lo amé, no solo actuar, si no todo: dirigir, la cámara. Es un universo que amo.

 

La pasión por un personaje

Dice Tyler sin dudarlo: “Más allá de todo, quería que los fans pudieran ver a su querido personaje, y ver a una persona distinta, aunque sentir el mismo afecto. De la misma forma que cuando te encuentras con alguien después de mucho tiempo, podés ver todo lo que ha pasado, pero también podés ver, sentir, a esa persona que se hizo tu amigo. Para eso lo que hice fue también usar mi experiencia, mi vida, como la base, como el ejemplo, y como hoy además de ser distinto, pero igual, sé que debo estar más en el momento, menos ansioso.Scott y yo ya estamos tan consumidos por lo que viene o por lo que fue. Hicimos las pases con nuestras decisiones, y entendemos que cada uno tiene sus anclas y sus alas, y que nuestra oscuridad siempre sigue ahí. Ahora la idea era mostrar eso. Darle eso al personaje. Fue un decisión de los autores, y fue una decisión que me hizo muy feliz. Poder verlo entender su vida, donde va, su rol como hombre lobo alfa. Cuando vivía en el caos no tuvo tiempo de hacer eso y ahora por fin le llega el momento.”

El actor suma: “Es un momento, del cine, de las series, donde nos podemos dar este lujo de volver. Más allá de los fans, no ha tocado un instante muy especial de nuestro trabajo. Ojalá muchos actores puedan sentir lo que yo sentí con este retorno a este personaje. Ojalá este momento ayude a que se vean historias distintas, historias que dan cuenta de nuestra diversidad y que también sean motor de nuevas generaciones de fans. Lo que sucede hoy con la ficción nos permite soñar con más posibilidades para nuevas historias, para nuevos actores, para nuevos realizados. Es un gran momento de nuestra industria y lo celebro”.