Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 07 de diciembre de 2019 | Suscribite
IDEAS / Adiós
viernes 9 agosto, 2019

Matar sin arrepentimiento

La siniestra trayectoria Noun Chea condenado a prisión perpetua por el Tribunal de las Naciones Unidas

por Felipe Frydman

Noun Chea falleció a los 93 años. Foto: AP
viernes 9 agosto, 2019

El 4 de agosto falleció Noun Chea a los 93 años. Estaba detenido después de haber sido condenado a prisión perpetua por el Tribunal organizado por las Naciones Unidas para juzgar los crímenes cometidos por el Khmer Rouge contra el pueblo camboyano entre 1975 y 1979. En ese período murieron dos millones de camboyanos como consecuencia de los asesinatos, limpieza étnica y hambrunas.

La tragedia de Camboya fue parte de la guerra de Vietnam y de la guerra fría entre los Estados Unidos, la Unión Soviética y China. La destitución de Norodom Sihanouk en marzo de 1970, los bombardeos norteamericanos de lo ruta Ho Chi Minh para detener el flujo de armas y hombres de Vietnam del Norte al Vietcong y el apoyo de China indujeron el fortalecimiento y rápido ascenso del Khmer Rouge que culminó con la toma de la capital Phnom Phen en abril 1975. Los Estados Unidos comenzaron a bombardear Camboya y Laos en 1965; en 1969 el Presidente Nixon ordenó la Operación Menú sin autorización del Congreso que se extendió hasta 1973. En este período tiraron sobre Camboya 2.756.941 toneladas superando al total de los aliados durante la II Guerra Mundial.

Vivieron 40 años en la selva tras huir de la guerra de Vietnam

El ingreso del Khmer Rouge a la capital fue recibido con alegría por el pueblo camboyano. En pocas horas se transformó en el inicio de una pesadilla que duraría cuatro años. Las primeras medidas fueron ordenar el desplazamiento de los tres millones de habitantes de Phnom Penh hacia el campo, la supresión del dinero, la cancelación de todas las deudas de los campesinos, la expropiación de la tierra y la erradicación del Budismo considerado una religión reaccionaria y el asesinato de los monjes. El régimen del Khmer Rouge bajo el liderazgo de Pol Pot secundado por Noun Chea daba comienzo al “Año Zero” para la creación de una sociedad igualitaria desprovista de la codicia por el dinero y bienes materiales.

Noun Chea fue un convencido de la necesidad de purificar al pueblo para evitar el desviacionismo. En los reportajes concedidos en los años noventa revindicó los asesinatos de los traidores incluso dentro del Khmer Rouge que corrompían el espíritu de los cuadros y manifestó desconocer los excesos cometidos contra la población civil. También justificó la limpieza étnica de las poblaciones Cham y Vietnamita para proteger la independencia de Camboya.

El túnel de Cu Chi, turismo y marketing a costa de la guerra

No existen muchas explicaciones racionales que permitan entender las acciones de un movimiento de liberación nacional para comprender cómo evolucionó en una máquina totalitaria de destrucción. La obsesión del Khmer Rouge después de conquistar el poder fue cambiar al individuo para que pudiera contribuir a la construcción de una sociedad imaginaria sin rastros de las “abyecciones del sistema corrupto burgués”. La Revolución Cultural en China tuvo en sus inicios un objetivo similar al desterrar a los elementos considerados reaccionarios a los campos de reeducación donde pudieran entender la importancia del trabajo físico. Las acciones del Che Guevara orillaron las mismas ideas al hablar del hombre nuevo socialista que privilegiara el interés general sobre las aspiraciones personales.

La posibilidad de sentirse dueño de la oportunidad para modelar el futuro de toda sociedad debe generar una autoestima avasalladora que rompe con todos los diques de contención. La sobrevaluación implica también un desprecio por el resto y justifica el recurrir a la fuerza para alcanzar el objetivo que no es sólo para los otros sino también para su trascendencia en la historia.

Noun Chea encontró un fin muy distinto al imaginado durante su juventud cuando ingresó al Partido Comunista. Los conceptos de democracia, libertad y derechos humanos nunca formaron parte de su formación y terminó siendo condenado como uno de ejecutores del mayor crimen cometido contra su propio pueblo y uno de los más dramáticos de los últimos cincuenta años.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4836

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.