Parcialmente nublado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 20 de octubre de 2018 | Suscribite
INTERNACIONAL / Museo de la revolucin en Caracas
sábado 9 marzo, 2013

Será embalsamado como Evita y lo quieren exhibir como a Lenin, Mao y Kim Il-Sung

El trabajo de los tanatólogos puede demorar hasta 45 días y la conservación del cuerpo demandará atención periódica. Detalles del procedimiento para quedar en la posteridad.

por Redacción Perfil

Foto:

La ciencia de la tanatología ya está prestando todo su “know how” para preservar, primero en forma temporaria y embalsamar definitivamente después, los restos físicos del presidente Hugo Chávez; para ponerlo en pie de igualdad con otros grandes políticos de la historia de la talla del líder ruso Lenin o de Evita.

Tanto los cuidados que ya recibió su cuerpo, como los procedimientos posteriores que se usarán para lograr su conservación final, son muy diferentes a los que se perfeccionaron hace milenios en Egipto, o a los que aplicaban los incas.

“Hay dos caminos: el más común, la tanatopraxia temporaria, que sirve para preservar el cuerpo durante un período de hasta sesenta días, para un velorio a cajón abierto, por ejemplo. Y luego se puede iniciar el embalsamamiento definitivo, que permite que los restos se conserven durante muchas décadas, siempre que estén bien mantenidos y en una atmósfera adecuada”, le explicó a PERFIL Ricardo Péculo, director del Instituto Argentino de Tanatología Exequial.

Uno de los puntos que resaltó Péculo es que en las personas –a diferencia de lo que ocurre con la taxidermia en animales– no es necesario extraer los órganos internos. “Se llega a todos los tejidos del cuerpo inyectando, a través de las arterias, diferentes soluciones químicas. Estas incluyen moléculas conservantes –basadas en formol– y germicidas; cuya acción evita la proliferación de hongos y bacterias que descomponen el cuerpo”.

También se le agregan colorantes, para que la piel tome un color saludable. “El procedimiento se hace inyectando esta solución –a través del sistema arterial, con agujas ultrafinas y bombas especiales–, capaces de mantener un caudal similar al del bombeo del corazón, de manera de no dañar los capilares”, agregó el experto.

Otro paso importante es lograr atenuar el rigor mortis (apariencia de rigidez) y conseguir que los líquidos conservantes se distribuyan correctamente por todos los tejidos. Esto puede requerir que los tanatólogos realicen suaves masajes y movimientos de las articulaciones para aflojarlas y facilitar la circulación.

A largo plazo. Cuando se intenta un proceso de conservación que se mida en muchas décadas, el procedimiento se complejiza. “Hay que volver a inyectar los líquidos preservantes y antimicóticos, en diferentes dosis. Y también es clave que el cuerpo se conserve siempre en un ambiente cerrado, con baja humedad y temperatura estable, cercana a los 15 grados, ya que no se busca congelar el cuerpo, sino preservarlo del ataque de bacterias y hongos”, detalló Péculo.

Bajo estas condiciones, el organismo se va momificando y con el paso de las semanas se alcanza la preservación buscada.

Sin embargo, la tarea de los conservacionistas no termina allí. “Periódicamente, hay que hacer controles, de ser posible en un tanatorio (una sala símil quirófano) para ver el estado del cuerpo y verificar que no haya una descomposición localizada. Esto implica inspecciones cada 15 días, que luego pueden espaciarse a un par de meses, durante al menos medio año”.

Un cuidado especial ameritan los ojos, compuestos por una gran cantidad de líquido. “Para que no se achaten se usan cápsulas oculares, una especie de gran lente de contacto que se coloca sobre el glóbulo ocular y contribuye a darle la forma correcta a los párpados”.

En definitiva, embalsamar un cuerpo implica un largo, constante y delicado trabajo. Un precio justo para que los restos queden en la inmortalidad.

 

Chávez se oponía a la exhibición

Aunque el jueves se anunció que el cuerpo de Hugo Chávez será embalsamado y exhibido en el museo militar de Caracas,  un video de 2009 recuerda que el propio presidente de Venezuela rechazaba dicha práctica.

En una entrevista televisiva, difundida por la cadena  estatal Venezolana de Televisión, Chávez se opuso a una exposición de cadáveres. “Son restos humanos en nuestra narices. ¿Qué es eso? Es un signo evidente de la inmensa descomposición moral que sacude este planeta”, afirmaba.

“En medio de esta pobredumbre que muchos quieren hacer, estamos nosotros intentando hacer una revolución distinta, que tiene que comenzar siendo espiritual, ética o, si no, no será nada”, completó el ex presidente que falleció esta semana y tuvo un funeral masivo ayer en Caracas.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4423

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.