Despejado
Temperatura:
25º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 11 de diciembre de 2018 | Suscribite
INTERNACIONAL / CASO GABRIEL CRUZ
lunes 12 marzo, 2018

Un niño asesinado y una madrastra sospechosa, un crimen que shockea a España

El niño de 8 años desapareció el 27 de febrero. La principal sospechosa, hoy detenida, lloró en la televisión buscando justicia.

DRAMA OCULTO. Ana Julia y su hijastro, Gabriel. Foto: Diario ABC (España)

Una mujer de origen dominicano fue detenida hoy en España después de ser encontrado el cadáver de un niño de ocho años en el baúl de su automóvil. La mujer es pareja del padre del niño, Gabrile Cruz, cuya desaparición, hace doce días, conmovió a la sociedad española. La Guardia Civil encontró este domingo el cadáver de Gabriel Cruz, que era buscado desde el 27 de febrero.

Ana Julia Quezada, de 35 años, es pareja de Ángel Cruz. La mujer se encontraba supuestamente con la abuela del niño, Carmen, la tarde que él desapareció. En los días siguientes, mientras las autoridades buscaban al niño en los alrededores de su ciudad, con helicópteros, perros adiestrados y drones, la mujer se mantuvo activa en la búsqueda, encabezando manifestaciones junto a los padres de Gabriel y mostrándose conmovida ante los medios de comunicación.

“Ana Julia era la principal sospechosa para los investigadores de la Guardia Civil”, explica el diario El Mundo de España. “Los agentes no habían procedido a detenerla antes por si el niño se encontraba con vida, según han informado fuentes de la investigación. La detenida estaba transportando el cadáver por miedo a que fuera encontrado en el pozo en que se encontraba durante alguno de los innumerables rastreos organizados durante estos días”.

DOCE DÍAS DE MISTERIO

Nadie supo decir con certeza qué sucedió con Gabriel Cruz el pasado  27 de febrero. Su rastro se perdió ese día a las 15.30 horas, cuando salió de su casa hacia la de su abuela, en la localidad de Las Hortichuelas (Andalucía).

Según el testimonio de sus familiares, Gabriel debía caminar apenas 100 metros, pero nunca llegó a su destino. Los padres no se percataron de la ausencia del menor hasta las seis de la tarde, cuando ya llevaba cerca de tres horas desaparecido, ya que estaban convencidos de que había llegado a la casa de sus familiares.

Cinco horas después la Guardia Civil activó un dispositivo de búsqueda al que se sumaron unidades especializadas, que rastillaron la zona e interrogaron a todos los involucrados. Uno de los sospechosos fue un hombre que, denunciado hace dos años, tenía una restricción merimetral por acosar a la madre del niño, Patricia Ramírez. Ella, sin embargo, siempre dijo que esta persona no tenía nada que ver con la desaparición de su hijo.

LA PUESTA EN ESCENA

El sábado, 3 de marzo, Ana Julia encontró la prenda de Gabriel junto a una depuradora en la zona de Las Negras, a 3,5 kilómetros del lugar en el que se le perdió la pista a Gabriel. Los padre aseguraron que la prenda pertenecía a su hijo y, posteriormente, las pruebas de ADN confirmaron que la camiseta pertenecía al niño. Ana Julia lloró apesadumbrada ante las cámaras de televisión y los fotógrafos, clamando justicia.

Fue entonces cuando la Guardia Civil comenzó a vigilar estrechamente a Ana Julia desde hacía unos días, cuando encontró la única pista que se tenía del menor, una camiseta. Aquel hallazgo, más que despistar a los investigadores, hizo que todos los investigadores pusieras su mirada sobre ella, ya que la zona donde ella encontró la ropa del niño ya había sido rastreada con anterioridad. La prenda, además, estaba seca, y lo días anteriores había llovido intensamente en Almería.

El comportamiento había despertado las sospechas de los agentes, ya que afirmó haber perdido su celular en dos ocasiones a lo largo de los 12 días de búsqueda, explicando que se debía a “los nervios” por la desaparición del hijo de su pareja. La prensa española recoge los testimonios de vecinos y amistades de la familia, diciendo que Ana Julia mantenía una mala relación con su suegra, que controlaba demasiado a Gabriel, que era “rara y distante” y “una mujer de caprichos caros”.

¿ASESINA DE OTRA NIÑA?

Finalmente, tras doce días de búsqueda, las autoridades detuvieron este domingo a Ana Julia cuando transportaba el cadáver en el baúl de su coche. "¡No he sido yo! Yo he cogido el coche esta mañana”, se la oye decir en un video grabado en el momento de su detención. Según la investigación, la sospechosa había sacado el cadáver de un pozo por temor a que lo encontraran.

La Guardia Civil está casi absolutamente segura de que Ana Julia asesinó al hijo de su pareja, y se sospecha que no actuó sola, aunque no pueden asegurar los motivos. El diario El País baraja la posibilidad de que Ana Julia tuviera celos de su hijastro y de la buena relación existente entre su pareja Gabriel y Patricia Ramírez.

Sobre la mujer detenida este domingo sobrevuela también el fantasma de otra historia macabra: hace unos años, una niña de 4 años, de la ciudad de Burgos, murió mientras era cuidada por Ana, contratada como niñera. Según los testigos, la niña cayó por una ventana y el caso fue cerrado como una muerte accidental”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4475

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard