INTERNACIONAL
lo compararon con hitler

Las condiciones de Putin para terminar la guerra con Ucrania: retirar sus tropas y renunciar a la OTAN

El presidente ruso afirmó este viernes 14 de junio que negociará la paz con Ucrania si accede a dos grandes condiciones: que Kiev retire sus tropas de las cuatro regiones que Moscú reivindica y que renuncie a integrar la OTAN.

Vladimir Putin 20240605
Vladimir Putin habla con jefes de agencias de noticias internacionales en San Petersburgo el 5 de junio de 2024. | AFP

El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó este viernes 14 de junio que negociará la paz con Ucrania si accede a dos grandes condiciones: que Kiev retire sus tropas de las cuatro regiones que Moscú reivindica y que renuncie a integrar la OTAN.

Inmediatamente, Ucrania rechazó esas condiciones fijadas por Rusia para detener la ofensiva militar a gran escala que lanzó en febrero de 2022. El contexto no es menor: Putin hizo su planteo en un discurso en vísperas de una cumbre de paz que se celebra este fin de semana en Suiza, donde Rusia no fue invitada.

Los dos países llevan más de dos años en un sangriento conflicto, y no han logrado conversaciones de paz directas desde las primeras semanas de la ofensiva rusa.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Putin amenazó a los países occidentales que entreguen armas a Ucrania: "Es un paso muy serio y muy peligroso"

Ucrania exige la retirada total de las tropas rusas de su territorio internacionalmente reconocido, incluida la península de Crimea, anexada en 2014, como parte de cualquier acuerdo de paz.

Pero con Rusia en posición de ventaja en el campo de batalla y en un momento en el que Ucrania sufre una escasez de efectivos y de municiones, Putin fue contundente: "Las tropas ucranianas deben retirarse completamente de las regiones de la República Popular de Donetsk, la República Popular de Lugansk, Jerson y Zaporiyia", dijo en un discurso televisado.

Rusia proclamó en 2022 la anexión de estas cuatro regiones del este y del sur de Ucrania, pese a no tener el control total sobre ninguna de ellas.

"Tan pronto como Kiev (...) comience la retirada efectiva de las tropas y tan pronto como notifique que abandona sus planes de ingresar en la OTAN, daremos inmediatamente, en este mismo minuto, la orden de alto el fuego e iniciaremos las negociaciones", aseguró Putin. Y volvió a insistir en que quiere una Ucrania "neutral, no alineada, libre de armas nucleares, desmilitarizada y desnazificada".

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que espera recabar apoyo internacional a su postura durante la cumbre sobre la paz en Suiza, rechazó las exigencias de Putin, las calificó de "ultimátum" y afirmó que le recuerdan al estilo de Adolf Hitler.

Javier Milei viaja a Suiza y se verá con Zelensky en una cumbre por la paz en Ucrania

"Hitler hizo lo mismo, cuando dijo 'Denme una parte de Checoslovaquia y nos quedamos aquí', pero son mentiras", dijo Zelenski en una entrevista con el canal de noticias italiano SkyTG24 antes de la cumbre del G7 en Italia.

Mijaílo Podoliak, consejero de la presidencia ucraniana, estimó que las reivindicaciones del presidente ruso son "ofensivas para el sentido común" y constituyen "una ofensa al derecho internacional".

El secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin, también afirmó que Putin "no está en posición de dictarle a Ucrania lo que debe hacer para lograr la paz". "Este es exactamente el tipo de comportamiento que no queremos ver. No queremos ver a un dirigente de un país despertarse un día y decidir que quiere borrar fronteras y anexar el territorio de su vecino", afirmó el jefe del Pentágono.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que la propuesta de Putin no se hizo "de buena fe".

Previo a la cumbre de Zelenski en Suiza, Putin ofreció un alto al fuego si le garantizan los territorios ocupados

Putin cuestionó asimismo la cumbre de paz que se celebrará el sábado y el domingo en Suiza a iniciativa de Ucrania, que espera que las cerca de 90 delegaciones internacionales lleguen a un consenso para aumentar la presión sobre Moscú y aumentar su aislamiento.

Para el mandatario ruso, se trata de una "estrategia para desviar la atención" de los verdaderos responsables del conflicto que son, según él, los países occidentales y Ucrania.

"Sin la participación de Rusia y sin un diálogo honesto y responsable con nosotros, es imposible lograr una solución pacífica en Ucrania y para la seguridad de Europa en general", subrayó.

Putin también denunció el préstamo de 50.000 millones de dólares anunciado el jueves por el G7, que utilizará como garantía los intereses que generen los cerca de 300.000 millones de euros (325.000 millones de dólares) de activos rusos congelados por las potencias occidentales.

"Los países occidentales congelaron parte de los activos y reservas de divisas de Rusia. Y ahora están pensando en una base jurídica para apropiárselos definitivamente", declaró. "Aunque tratemos de adornar las cosas, un robo es un robo y no quedará impune", aseveró.

Por último, el presidente ruso hizo una revelación sobre los objetivos de los primeros días de su ofensiva, tras haber mantenido siempre que no pretendía conquistar territorio ucraniano. Putin declaró que "no descartaba" conceder a Kiev la soberanía sobre el sur del país, "siempre que Rusia disponga de un sólido enlace terrestre con Crimea".

 

JD / Gi