jueves 09 de julio de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / Nueva edición
viernes 15 mayo, 2020

L'Osservatore Romano de esta semana: "Creyentes unidos para pedir el fin de la pandemia"

En este número semanal se destaca la la oración unida mundial en estos tiempos de coronavirus.

Nueva edición del Osservatore Romano. Foto: Cedoc
viernes 15 mayo, 2020

En la portada del ejemplar de esta semana del L'Osservatore Romano en lengua española se destaca la oración unida mundial en estos tiempos de coronavirus. Bajo el título “Creyentes unidos para pedir el fin de la pandemia”, se introduce la invitación que el Santo Padre realizó en apoyo al Comité superior para la Fraternidad Humana que había convocado para el 14 de mayo a una jornada de oración y ayuno, para pedir a Dios misericordia y piedad en este momento trágico de la pandemia. Ese día, en la Misa desde Santa Marta el Papa Francisco expresó que: “Cada uno de nosotros reza, las comunidades rezan, las confesiones religiosas rezan, rezan a Dios: todos hermanos, unidos en la fraternidad que nos une en este momento de dolor y tragedia”. El Papa Bergoglio, finalizó su homilía diaria con una oración, mencionando esta pandemia y otras de la humanidad con estas palabras: “Que Dios detenga esta tragedia, detenga esta pandemia. Que Dios se apiade de nosotros y detenga también otras pandemias horribles: la del hambre, la de la guerra, la de los niños que no reciben educación. Y pidamos esto como hermanos, todos juntos. Que Dios bendiga a todos y tenga piedad de nosotros”.

En la segunda página de esta edición se destaca un nuevo llamamiento que el Papa Francisco lanzó a los responsables de la Unión Europea, instándoles esta vez, a “hacer frente a las consecuencias sociales y económicas de la pandemia con un espíritu de armonía y cooperación”. Este llamado lo realizó a setenta años de la histórica Declaración del entonces Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Robert Schuman, que inspiró el proceso de integración de los pueblos del viejo continente, permitiendo la reconciliación de sus pueblos después de la Segunda Guerra Mundial.

Una página completa, está destina a reflejar la religiosidad mariana argentina a todos los lectores de habla hispana de este periódico. Se trató de la celebración día 8 de mayo de la fiesta de su patrona, Nuestra Señora de Luján. El acto central tuvo lugar en el santuario nacional, donde el arzobispo de Mercedes-Luján, Jorge Eduardo Scheinig, presidió la misa junto con el obispo de San Isidro, Óscar Vicente Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, y los sacerdotes de la basílica. “Físicamente somos muy pocos”, señaló monseñor Scheinig, “pero espiritualmente estamos absolutamente todas y todos”. El arzobispo de Mercedes Lujan, elevó una sentida oración en estos tiempos de dolor en nuestro país con estas palabras: Te pedimos que nos enseñes a transitar este momento tan importante y delicado de la historia de la humanidad con profundos deseos de novedad. Que nos enseñes cómo ser una Nación que aprendiendo del pasado y de este presente tan distinto a todo lo vivido, nos apasionemos por un futuro más humano y justo para todos tus hijos e hijas. Que nos eduques en un nuevo modo de ser, y de hacer un pueblo más libre, soberano y solidario, cómo hacer para que tantos dolores compartidos lejos de resentirnos y amargarnos nos impulsen a un cambio verdadero y profundo”.

 En las páginas centrales de esta edición, se transcribe el mensaje que El Papa Francisco envió el 12 de mayo, Día Internacional de la Enfermería, en el que subraya la importante labor de estos sanitarios en estos tiempos de pandemia. El Pontífice señala también que es importante reconocer efectivamente el papel esencial que desempeña esta profesión en diferentes campos y envía palabras de gratitud y afecto a quienes “como buenos samaritanos”, con «profesionalidad, sacrificio, responsabilidad y amor por los demás ayudan a las personas afectadas por el virus, incluso poniendo en riesgo la propia salud».

 Como es habitual, y en la página final, se transcribe en forma completa y oficial la homilía del Santo Padre en la Catequesis de los miércoles, ahora dedicadas al tema de la oración. Francisco utilizó la tierna imagen en la cual recuera que “Dios es como un padre al que se le puede pedir todo”. Lo hizo en la audiencia general del miércoles 13 de mayo, que se llevó a cabo en la Biblioteca privada del Palacio apostólico vaticano, sin la presencia de fieles, con motivo de las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19. el Pontífice comentó la lectura bíblica extraída del libro de los Salmos (63, 2-5.9) para profundizar el tema de la oración del cristiano.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5051

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.