viernes 07 de agosto de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL
martes 14 julio, 2020

¿Tensión en la Casa Blanca? Anthony Fauci, el infectólogo estrella, eclipsa a Trump

¿Qué dice Anthony Fauci sobre la pandemia en EEUU? Mientras el país se sume en la crisis, cada vez más ciudadanos prestan mayor atención al asesor del presidente. Y contradice a Trump una y otra vez.

Anthony Fauci, uno de los principales integrantes del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca Foto: AFP

Anthony Fauci, uno de los principales integrantes del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, volvió a pronunciar hace unos días sus serias advertencias sobre el agravamiento del brote del coronavirus en Estados Unidos debido a la ausencia de una estrategia coherente. En la otra esquina del ring está la negación de la crisis del presidente Donald Trump. En la platea, los estadounidenses, que no saben a quién mirar.

En una entrevista publicada el pasado jueves, Fauci afirmó que algunas localidades del país como Nueva York "tomaron el control" de la crisis, elogiando el rol de las autoridades. "Como país, cuando nos comparamos con otros, no se puede decir que nos vaya bien", advirtió el médico, que desde un tiempo, en diversas declaraciones a la prensa, alerta sobre el aumento de los casos en el sur y en el oeste del país.

Un día antes, al Wall Street Journal, Fauci había dicho que algunos estados de Estados Unidos fueron "demasiado lejos" con sus medidas para levantar las cuarentenas localizadas y que muy pronto podría ser necesario establecer nuevamente las restricciones. Días antes, había advertido, en contradicción con las declaraciones del vicepresidente, Mike Pence, que Estados Unidos se dirigía hacia un nivel de nuevos contagios diarios de 100.000 infecciones, cuando el nivel estaba en cerca de 40.000. Muchos creen que así sucederá.

El asesor médico de Trump advierte: "Miles morirán si se levanta rápido la cuarentena"

En Estados Unidos con 3,4 millones de infectados y 136.000 fallecidos, la gestión de la pandemia se maneja dependiendo de cada Estado y los territorios gobernados por los republicanos en general son más propicios a levantar las restricciones. A nivel federal, la Casa Blanca publicó consignas para una reapertura progresiva de la economía, basándose en criterios como la disminución del número de casos y apoyados por herramientas como un aumento de la capacidad de realizar pruebas. 

Sin embargo, pocos estados respetaron los criterios y el presidente republicano incita constantemente a acelerar la reapertura de la economía. Para Fauci el aumento de los contagios que sufre actualmente el país se debe a un desconfinamiento precipitado y a la forma en la que la población del sur del país retomó las actividades, olvidando gestos de prevención. Frente a él, Trump defiende que la razón del incremento de los casos es el aumento de las pruebas, algo que no se corresponde con los datos oficiales, ya que el aumento del ritmo de los contagios es superior.

Un informe publicado el pasado fin de semana por el Financial Times decía que Fauci dijo que no había informado al presidente en más de dos meses, y que no lo había visto en persona en la Casa Blanca desde principios de junio. La semana pasada, Trump dijo en la cadena Fox que Fauci "es un buen hombre, pero cometió muchos errores", lo que no cayó bien a casi nadie, pero unos días después tuvo que retroceder en sus pasos. Trump dijo este lunes que tenía una “buena relación” con él a pesar de la evidencia de una creciente brecha entre ambos.

“Me llevo muy bien con él”, dijo Trump a los periodistas durante un evento en la Casa Blanca. “Me cae bien, personalmente, agregó en un tono conciliador notable después de que funcionarios de la Casa Blanca mostraran a la prensa una lista de consejos que Fauci había hecho al principio de la pandemia que posteriormente se revirtió.  

La evidencia de un continuo roce aún era clara el lunes, cuando Trump señaló que no estaba de acuerdo con Fauci sobre la decisión de cortar ciertos viajes desde China, lo que el presidente dijo que había salvado decenas de miles de vidas, según publicó Bloomberg News, medio estadounidense que relata que la secretaria de prensa presidencial, Kayleigh McEnany, describió a Fauci como uno de los muchos funcionarios de salud pública que brinda orientación al presidente.

Pero McEnany negó que la Casa Blanca estuviera trabajando para desacreditar a Fauci, y describió la lista de supuestos errores del director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas como una respuesta de rutina a las preguntas formuladas por los periodistas para el Washington Post. “Proporcionamos una respuesta directa a una pregunta directa, y eso es todo”, dijo McEnany, y agregó que Trump “ciertamente” aún aprecia el consejo de Fauci.

Quién es Anthony Fauci, el infectólogo "en jefe" que asesora a Trump

¿Cómo seguirá la historia?

Desde 1984, Fauci es el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), asesor de los presidentes desde Ronald Reagan y experto reconocido internacionalmente en su ámbito.

El médico ya se había hecho un nombre en la década de 1980 cuando impulsó una investigación de base sobre la lucha contra el virus VIH y se convirtió en uno de los pioneros en el estudio de la llamada regulación inmune en seres humanos y en Wikipedia aparecen 45 títulos honoríficos de doctorado que ha ido sumando durante su carrera. Ahora, Michael Specter, periodista especializado en temas de salud, dijo en la revista The New Yorker que Fauci se convirtió en el médico líder en Estados Unidos

El presidente de los estadounidenses dice siempre que el país saldrá bien parado de la pandemia, mientras que su asesor asume el papel de advertir a la nación. Los ciudadanos estadounidenses entretanto se preguntan si Trump está intentando deshacerse de Fauci. Pero los conocedores creen que el científico no tiene que temer por su posición, y menos por su reputación, independientemente de lo enojado que esté el presidente de Estados Unidos.

Según la ley federal, Trump no tiene el poder de despedir directamente a Fauci, un funcionario de carrera, y sacarlo del gobierno, explicó CNN. Y aunque Trump ordene a sus representantes políticos que lo destituyan, Fauci podría apelar, un proceso que lleva mucho tiempo. "Sin embargo, el presidente tiene el poder de dejar a un lado a Fauci, manteniéndolo alejado de las sesiones de prensa y las entrevistas con los medios, como pasa en las últimas semanas, aunque Fauci ha demostrado ser hábil para enviar su mensaje a través de diferentes canales", dijo la cadena.

"El presidente no podría en este contexto despedir al Dr. Fauci sobre la base de que no le gusta lo que Tony Fauci tiene para decir", dijo Max Stier, presidente y presidente ejecutivo de Partnership for Public Service. "Es evidente que el presidente, incluso si no puede despedirlo por ningún motivo, puede dejarlo de lado. No tiene que escuchar sus consejos, ni tiene que incluirlo en el grupo de trabajo ni permitirle que sea fundamentalmente en un papel decisivo. Esa es una elección que el presidente u otros líderes políticos de alto rango podrían hacer".

Creo que un recordatorio útil es que Anthony Fauci ha liderado el componente de enfermedades infecciosas del NIH desde 1984. Y ha estado prestando servicios a presidentes durante todo ese tiempo con el asesoramiento de expertos", agregó Stier. "Y es una de las formas en que nuestro gobierno es extraordinario. No encuentras a Tony Faucis en muchos lugares de este país o del mundo. Se le considera una joya en los círculos de la ciencia que ahora son bastante centrales para nuestra seguridad".

DS / Con información de AFP, Bloomberg, Deutsche Welle, CNN en Español


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5080

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.