INTERNACIONAL
Estados Unidos

Un Boeing 737 casi cae al Océano Pacífico: lanzan una investigación para determinar qué pasó

La aeronave se precipitó más de 1200 metros en pocos segundos, llegando a casi 122 metros sobre el agua. Los antecedentes polémicos de la empresa de aviones.

Southwest Airlines
Southwest Airlines | Facebook

Un avión Boeing 737 Max 8 estuvo a punto de caer en el Océano Pacífico, cerca de la costa de la isla hawaiana de Kauai, luego de que las condiciones climáticas obligaran a los pilotos a modificar el trayecto. La aeronave pertenece a la empresa low-cost estadounidense Southwest Airlines.

El incidente, el cual esta siendo investigado por la Administración Federal de Aviación (FFA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, ocurrió el pasado 11 de abril, cuando el avión, que debía ir desde el Aeropuerto Internacional de Honolulu hacia el Aeropuerto de Lihue, en Kauai, se precipitó más de 1200 metros en pocos segundos, llegando a casi 122 metros sobre el agua.

Southwest Airlines

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Un memorándum distribuido de forma interna en la aerolínea explicó que el vuelo consistía en un "salto" entre islas, durante el cual los pilotos debieron abortar un aterrizaje como consecuencia del mal tiempo para desviarse de regreso hacia Honolulu. La Asociación de Pilotos de Southwest Airlines no hizo ningún comentario al respecto.

"Después del evento, SWA realizó mantenimiento en el avión y descubrió daños en los componentes estructurales", indicó también el informe, el cual confirmó que la FFA descubrió daños "sustanciales" en la unidad que controla la energía de respaldo al timón del avión.

Un exempleado de Boeing que denunció fallas en los aviones apareció muerto de un tiro

Tras el informe, la compañía emitió un comunicado a los medios de comunicación donde manifestó: "Nada es más importante para Southwest que la seguridad. A través de nuestro sólido Sistema de Gestión de Seguridad, el evento se abordó de manera adecuada ya que siempre nos esforzamos por lograr una mejora continua".

Antecedentes

El último incidente se produjo poco después de que otro avión de la misma aerolínea sufriera "daños importantes" al realizar lo que se conoce como un giro holandés, que consiste en que la cola del avión se desliza de un lado a otro, provocando que el avión se mueva de forma que las alas se impulsen hacia arriba y abajo.

Según indicó Bloomberg, el incidente tuvo lugar en un vuelo desde Phoenix hacia Oakland, en mayo de este año, cuando la aeronave navegaba a 10 mil metros de Arizona a California y, tras los inconvenientes técnicos, logró aterrizar de forma segura sin heridos.

No obstante, la empresa no notificó a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) de lo sucedido hasta el 7 de junio, aunque aún no está claro qué desencadenó el incidente.

Boieng anunció nuevas fallas descubiertas en los aviones 787 Dreamliner

Por otra parte, cabe mencionar el incidente ocurrido el 5 de enero con Alaskan Airlines, cuando un Boeing 737 Max perdió una compuerta en vuelo y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia.

"Basándonos en la auditoría de la FAA, en nuestros controles de calidad y en el reciente informe de un grupo de expertos, seguimos aplicando cambios inmediatos y desarrollando un plan de acción global para reforzar la seguridad y la calidad, y aumentar la confianza de nuestros clientes y sus pasajeros", declaró Boeing en un comunicado.

Desde la compañía afirmaron estar "centrados en tomar medidas significativas y demostradas con transparencia en todo momento" y Michael Whitaker, jefe de la Administración Federal de Aviación, fue elogiado por su rápida decisión de dejar en tierra los aviones 737 Max 9.

0404_BOEING 737-800
Boeing 737 - 800

Boeing está también pendiente de la decisión del Departamento de Justicia (DoJ) sobre el acuerdo alcanzado tras los accidentes mortales del 737 MAX de finales de 2018 y principios de 2019. Entre otras cosas el acuerdo exigía que la empresa pusiera en marcha una serie de controles para prevenir infracciones de seguridad.

La compañía fue declarada responsable de dos accidentes que mataron a 346 personas, perdieron decenas de miles de millones de dólares, pagaron miles de millones más en multas y acuerdos, los pusieron en primera plana por sus repetidos problemas de calidad.

Los nuevos problemas de Boeing provocaron una caída en sus acciones de al menos el 1%. Se prevé que para fin de 2024, la compañía remueva a su junta directiva con el CEO Dave Calhoun a la cabeza.

 

AS/ff