martes 05 de julio de 2022
MARIE CLAIRE Compromiso sostenible

Hecho en Perú

Su compromiso con el medio ambiente y las comunidades locales, junto con su sobresaliente calidad, consagran a los textiles de este país como el futuro de la moda.

28-05-2022 02:12

Desde el algodón elaborado por la civilización Caral, la más antigua de América, hace unos cinco mil años, la región del Perú se distingue por su vasta tradición en textiles. A través de los siglos, su industria textil, sustentada por el algodón, la alpaca, el guanaco y la vicuña, ha crecido sosteniblemente gracias al desarrollo de tecnologías y normativas que velan por el cuidado del medio ambiente y los trabajadores implicados en cada instancia de producción.

Hoy el saber-hacer sustentable de la región es representado por PromPerú, una entidad dependiente del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo del Perú, que mano a mano con el sector privado organiza eventos de proyección internacional como Perú Moda y Alpaca Fiesta. Sus protagonistas aúnan tradición e innovación, siempre en términos sostenibles. Atributos para el mercado global, pues en 2021 las exportaciones del rubro moda subieron más de un 80% respecto al año anterior.

Talento andino 

Una de las embajadoras más reconocidas del diseño peruano, es Sumy Kujon (sumykujon.com). Especialista en combinar la herencia de su tierra con una visión contemporánea, la creativa fundó su marca homónima hace veintiún años y hasta hoy mantiene su esencia atemporal, que apuesta por líneas puras y sutil sensualidad.

Desde su atelier limeño, Kujon señala que las piezas insignia de la marca son las tejidas en baby alpaca y mezclas para invierno, y los vestidos de algodón pima u orgánico para verano. “El rol de los materiales es fundamental”, sostiene. Y detalla: “Desde mis inicios utilizo baby alpaca, alpaca y mezclas con seda, cashmere o bamboo. En Perú también contamos con algodón orgánico, pima y tanguis, y aún se sigue explorando mucho. Hace poco usé baby alpaca con pet (fibra reciclada), un componente necesario para incluir en consecuencia con lo que sucede en el planeta a nivel medioambiental”. 

“Los protagonistas de la moda peruana aúnan tradición, innovación y compromiso sostenible”

Respecto a lo que distingue a la moda peruana, la diseñadora alega que “tenemos la suerte de contar con fibras de primer nivel. Es como, para un chef, tener la alacena llena de insumos e ingredientes maravillosos”.

Puentes al sur 

En la Argentina, la sofisticación y la filosofía sustentable de los materiales made in Perú poseen un lugar cada vez más importante. Da cuenta de ello animaná (animanaonline.com.ar), que aboga por el reconocimiento de la naturaleza y las comunidades andinas, valiéndose de alpaca, vicuña, guanaco y algodón peruano. Su artífice, Adriana Marina, comparte: “Desde muy pequeña, gracias a mi abuela, entendí el mensaje de la naturaleza como maestra de la vida, con sus límites y oportunidades, con sus continuos cambios, y esto me brindó una sensibilidad especial del mundo y los procesos de generar una prenda”. La marca se propone compartir esas experiencias y honrar la cosmovisión andina, revalorizando el trabajo autóctono, la materia prima, los recursos naturales, así como las comunidades locales.

A la par de la ONG Hecho por Nosotros, también fundada por Adriana, animaná utiliza la tecnología para generar un puente de diálogo entre la sabiduría local y las fibras naturales. Las piezas que finalmente llegan a la boutique de Palermo, situada en Gurruchaga 1460, presumen de un estilo clásico y confortable; lujo libre de pretensiones. Con la figura del poncho como base, sus tipologías varían conforme se adaptan a diversos cuerpos, climas y ocasiones de uso. Eso sí, siempre combinando trabajo artesanal, fibras naturales y espíritu actual.

100% algodón 

La excelencia y sostenibilidad del algodón peruano es lo que incita a las marcas a trabajar con esta materia prima. Ramón Veliz, vocero de Cotton Project (cottonprojectgroup.com), explica: “En Perú existen varios tipos de algodón, entre ellos el pima de fibra extra larga que permite obtener telas y tejidos finos con un tacto suave y colores brillantes, intensos y duraderos. Otros algodones de fibras largas son el tanguis y el cerro”. Asimismo, el medio ambiente halla su protector en el algodón orgánico, “cultivado en áreas delimitadas donde se utilizan fertilizantes y plaguicidas orgánicos, el riego es por goteo y la cosecha se realiza a mano”. 

“La excelencia y sostenibilidad del algodón peruano es lo que incita a las marcas a trabajar con esta materia prima”

Distinguida por PromPerú como Marca Perú por su calidad y diseño, la rosarina Te Como a Besos (tienda.tecomoabesos.com), originada en 2005, elabora ropa de chicos con algodón peruano. Su fundadora, Luciana González Cid, dice que eligen trabajar con ese textil porque “regula la temperatura de la piel y está comprobado que es el mejor tejido para la delicada piel del recién nacido”. Sus prendas clave son confeccionadas en algodón pima y algodón orgánico. Asimismo, TCB busca generar un impacto social y ambiental: “Pensamos en el largo plazo de nuestras prendas desde el momento en que las diseñamos, teniendo en cuenta tanto el medio ambiente como la salud del bebé y la durabilidad de las prendas, que pueden reutilizarse y donarse”, agrega. 

Un mundo mejor

¿Por qué es importante producir moda sustentable? Según Kujon, “nuestra industria es una de las más contaminantes y debemos ser conscientes de mejorar los procesos de producción. Además es fundamental preservar nuestras tradiciones textiles milenarias. Ambos temas van emparentados”. Adriana coincide: “Es importante hablar de modelos regenerativos. Esto requiere volver a las bases, reconectarnos con la naturaleza, sus recursos y técnicas ancestrales. Es el necesario equilibrio entre raíces y modernidad, es donde está el futuro”.