viernes 27 de enero de 2023
OPINIóN Universo 25

Estado de bienestar

06-01-2023 23:55

Universo 25”, experimento liderado por John Calhoun, buscó ver qué sucedería en una población de ratones a lo largo del tiempo si fueran satisfechas todas sus necesidades. Calhoun eligió cuatro parejas de ratones saludables y las colocó dentro de una “utopía” diseñada para eliminar todo tipo de problemas que –en entorno natural– podrían llevarlos a la muerte prematura. La utopía proveía agua y alimento ilimitados, una temperatura ideal de 20°C, e incluía espacios para anidación.

Iniciado el experimento, se observó que los ratones dedicaban su tiempo a mantener cantidades excesivas de relaciones sexuales, tiempo que en otro contexto destinarían a buscar alimento o refugio, haciendo que la población se duplicara cada 55 días. Al llegar a 620 ratones, la tasa de duplicación se redujo notablemente ya que surgieron algunos problemas: los ratones comenzaron a dividirse en grupos, y los que no encontraron un rol dentro de alguno se aislaron. En la Naturaleza, quienes no encuentran su lugar emigran, pero en la utopía no tenían adónde ir, por lo que el aislamiento generó depresión, enojo y agresión entre ellos.

Las madres, por su parte, empezaron a abandonar a sus crías dejándolas valerse por sí mismas (quizás sabiendo que éstas tenían todo lo necesario para sobrevivir). Poco después, las madres también comenzaron a mostrarse agresivas, incluso matando a sus crías.

Los machos alfa que surgieron en los grupos se volvieron en extremo agresivos, atacando a otros sin motivo ni ganancia para ellos, violando frecuentemente tanto a machos como a hembras. En ocasiones, estos encuentros violentos terminaban en canibalismo de ratón a ratón.

Cuando la población llegó a 2.200 individuos –aún por debajo de la capacidad máxima de la utopía– comenzó su declive: los ratones jóvenes sobrevivientes a los ataques (de sus madres y otros) se criaron con comportamientos inusuales de la especie, nunca aprendiendo las conductas típicas, con poco o nulo interés en aparearse, prefiriendo comer y acicalarse solos; mientras que las hembras dejaron de quedar embarazadas. Quedaron atrapados en un estado “infantil” de desarrollo, conducta que también se vio cuando se los sacó de la utopía y se les presentó a ratones “normales”.

La extinción de la colonia se dio por la baja natalidad, la alta mortalidad infantil y la gran violencia; aunque en ningún momento se dejó de satisfacer las necesidades de la colonia.

¿Puede extrapolarse al desarrollo humano? La pregunta sigue siendo tema de debate. Algunos afirman que la extinción en “Universo 25” se debió a la superpoblación; pero como la utopía contaba con espacio para albergar a más ratones y los recursos nunca se agotaban, es algo que se descarta. Expertos en biología del comportamiento, por su parte, justifican los extraños comportamientos a la falta de selección natural que elimina a los débiles e inadecuados para reproducirse. Esto resultó en supuestos colapsos mutacionales que llevaron al comportamiento aberrante de los ratones. Otros, sostienen que “Universo 25” es una parábola que ilustra los peligros de un Estado de bienestar socialista que brinda bienes materiales, pero elimina los retos saludables de la vida de las personas, desafíos que forman el carácter y promueven el crecimiento personal.

Los ratones son animales sociales y necesitan roles sociales significativos para realizarse. Aunque los humanos tenemos muchas más formas de encontrar sentido en la vida gracias a nuestra inteligencia, adaptabilidad y capacidad creativa, “Universo 25” puede hacernos reflexionar hasta dónde lo observado podría explicar la evolución de sociedades adonde el Estado brinda todo lo que necesitan sin crear oportunidades para que los individuos desarrollen roles sociales, sin fomentar la educación, sin reconocer el mérito y sin desarrollar valores sólidos que es –en definitiva– lo que nos convierte en seres más evolucionados que los ratones.

*Ingeniero especialista en estrategias, innovación y transformación digital.
Autor de Inspiración Extrema.

En esta Nota