miércoles 14 de abril del 2021
OPINIóN Columna de la USAL
16-12-2020 07:00

"Mujeres de confort" en China: una guerra íntima

En 2018 entrevisté a Tang Genzhen, su relato es una de las tantas historias del horror que vivieron las más de cuatrocientas mil mujeres de todos los territorios ocupados por Japón durante la guerra de avance en Asia que fueron esclavizadas sexualmente.

Dra. María del Pilar Álvarez*
16-12-2020 07:00

Era muy pobre, no tenía nada (…) Cuando escuché que los soldados japoneses habían llegado a mi pueblo, salí corriendo y me escondí en la montaña. Los soldados me atraparon y me dijeron decían que quemarían la montaña si no salía. Me agarraron, me encerraron, me violaron una y otra vez. Comía sólo dos veces al día un poco de arroz; lloraba porque tenía hambre. Me pegaron tanto que aún tengo las heridas en mi cuerpo”.

A 75 años de la firma del acta de rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial

En enero de 2018, entrevisté a Tang Genzhen en su humilde hogar en Yueyang, provincia de Hunan, República Popular China. Su relato es una de las tantas historias del horror que vivieron las más de cuatrocientas mil mujeres de todos los territorios ocupados por Japón durante la guerra de avance en Asia (1932-1945) que fueron esclavizadas sexualmente. La rendición de Japón el 15 de agosto de 1945 no implicó el fin del conflicto para estas víctimas, sino el inicio de una nueva batalla. Signadas por la vergüenza, el dolor y el trauma de haber sido sistemáticamente abusadas, violentadas y torturadas, las eufemísticamente llamadas “mujeres de confort” no pudieron dar a conocer lo ocurrido. El silenciamiento al que fueron forzadas socialmente, se rompió recién el 14 de agosto de 1991 cuando por primera vez una víctima se animó a dar testimonio público. Desde entonces, cientos de mujeres, apoyadas por distintas organizaciones sociales en su defensa, se han animado a hablar.

 

Mujeres de confort 20201215

Estatua de la Paz en la Universidad Normal de Shanghai. Foto: María del Pilar Álvarez, 2018.

 

¿Por qué tuvieron que esperar tantos años para exigirle al Estado japonés verdad y justicia? Los hechos del pasado no cambian, pero los modos de aprehenderlos modifican la historia. La violencia contra las mujeres en tiempos de guerra ha existido desde tiempos inmemoriales. Abuso sexual, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, esterilización y otros tipos de prácticas aberrantes de violencia sexual han estado presentes con distinta frecuencia, premeditación, organización y sistematización en múltiples conflictos armados. Hasta hace pocas décadas atrás, estas atrocidades no constituían un tipo específico de crimen de guerra en las normativas internacionales. Esto favoreció su invisibilización, especialmente en el caso de la guerra contra Japón, que irrumpió en una China rural donde el sistema patriarcal de estrictas prácticas confucianas que definía al mundo de las mujeres hacía, de las injusticias y abusos cotidianos una guerra íntima.

Historia de las mujeres rapadas

A pesar de la relativa indiferencia de los gobiernos de Japón a las demandas de estas mujeres y a que cada año, por la avanzada edad, muere más de una víctima, una gran cantidad de organizaciones sociales locales e internacionales continúan trabajando para dar a conocer el holocausto asiático al mundo. Por eso, en conmemoración a los veinticinco años de la Conferencia Mundial sobre la Mujer llevada a cabo en Bejing, la Universidad del Salvador y la Universidad Normal de Shanghái, publicaron mi libro “Mujeres de confort” en China: una guerra íntima. En éste, junto a los destacados profesores Su Zhiliang, Chen Lifei, Chen Bin y Jia Mingyu, narro la historia de las esclavas sexuales de la Armada Imperial tomando como eje principal los acontecimientos ocurridos en la República Popular. En la primera parte, se describen las características principales del sistema de esclavitud sexual de la Armada Imperial de Japón en China; en la segunda, se analiza el origen y expansión del movimiento social trasnacional de las “mujeres de confort”, el relativo negacionismo del Estado japonés y las políticas de musealización del pasado implementadas recientemente en distintos países de la región. En la tercera, y última parte, se presentan algunos dolorosos relatos testimoniales. La publicación incluye numerosas fotografías y documentos de la colección de los archivos históricos correspondientes y del trabajo de campo realizado por los autores. Se encuentra disponible a la venta en todo el país a través de Todotécnicas.com.ar.

 

Dra. María del Pilar Álvarez (USAL-CONICET).

En esta Nota