24th de February de 2021
OPINIóN opinión
26-12-2020 02:02

Una herramienta única

Alberto E. Barbieri*
26-12-2020 02:02

La pandemia cambió el mundo. En efecto, todos los ámbitos de la vida pública se vieron afectados por la mayor crisis sanitaria a nivel global en un siglo. Y la educación no permaneció ajena a este shock externo. Instituciones, decisores, profesores y estudiantes: todos nos vimos forzados a adaptarnos rápidamente a la nueva normalidad, que irrumpió sin previo aviso. Es mucho lo que se hizo en tan poco tiempo, y mucho lo que resta por hacer.

Algunos cambios venían de antes –como la creciente incorporación de tecnología en los procesos de enseñanza–; otros se implementaron súbitamente –como la estructuración de ciclos lectivos 100 por ciento virtuales. Lo cierto es que la educación en general y la educación superior en especial habrán cambiado drásticamente al término de esta pandemia y es necesario reflexionar sobre esta transformación.

Por las dificultades económicas previas que enfrentaba la Argentina, la crisis del COVID-19 llegó en un contexto muy complejo para las instituciones universitarias. En este sentido, es necesario remarcar el enorme esfuerzo realizado por todos los actores para garantizar el sostenimiento continuado del derecho a la educación.

Este volumen reúne noventa y cuatro ensayos breves sobre el impacto de la pandemia del Covid-19 en el desarrollo de las instituciones universitarias. Los artículos hacen alternativamente tres grandes contribuciones. En primer lugar, ponen de relieve los recursos y medidas adoptadas para darle continuidad al ciclo lectivo en estos tiempos de turbulencia (como las acciones de capacitación, la creación de instancias tecnológicas y la extensión de aulas virtuales). En segundo término, recuperan experiencias valiosas que pueden ser replicadas por las distintas organizaciones educativas. Por último, indagan sobre las consecuencias de largo plazo que dejará esta situación excepcional en el mundo de la educación superior.

La presente compilación es valiosa no sólo por su contenido, sino también por la representatividad de los autores. Las instituciones participantes son el setenta por ciento de instituciones universitarias del sistema universitario argentino y reflejan al ochenta y uno por ciento del total de estudiantes del sistema universitario a 2018 y al ochenta por ciento de docentes de las universidades públicas a septiembre de 2019, lo que implica que gran parte

de la producción académica, científica y tecnológica nacional se encuentra contenida. Por tal motivo, el volumen es sin dudas un insumo estratégico para tomar dimensión de lo realizado por el sector universitario durante la pandemia.

En definitiva, el libro ofrece una herramienta única para reflexionar sobre los incesantes cambios que atravesaron las instituciones de educación superior desde que el inicio de la pandemia. Esto no es un simple ejercicio especulativo: es un paso imprescindible para comenzar a identificar cuáles son los desafíos que tenemos por delante.

*Rector de la Universidad de Buenos Aires.

En esta Nota