lunes 06 de febrero de 2023
POLICIA Muestras de sangre indicaron que Nora estaba sobria

Caso Dalmasso: expectativa por un anónimo

Investigan una segunda misiva que llegó a manos de la familia de la víctima. Luego de que se diera a conocer que el homicida habría actuado bajo el efecto de estupefacientes, trascendió que la víctima no había consumido ninguna sustancia.

22-12-2006 14:50
Una nueva carta anónima y una pericia que indica que Nora Dalmasso no había consumido estupefacientes antes de ser estrangulada son los dos nuevos datos que manejan hoy los investigadores del crimen acontecido hace casi un mes en el barrio Villa Golf, en Río Cuarto, luego de que trascendiera que el asesino habría actuado bajo los efectos del cocaína.

El segundo sobre con una carta anónima llegó a la vivienda que Dalmasso compartía con Marcelo Macarrón, según informa el diario cordobés La Voz del Interior.

La nueva misiva fue inmediatamente entregada a la Policía, según informó el ex funcionario menemista  Daniel Lacasse, el vocero y uno de los abogados del viudo de la víctima.

La anterior carta, contenía datos sobre las últimas horas de vida de Dalmasso, según trascendió. Se especula que el nuevo texto aportaría nuevos indicios de quién fue el asesino.

Estaba sobria. Trascendió que un informe acerca de las pericias practicadas a las muestras de sangre extraídas a Dalmasso revelarían que no existían sustancias tóxicas en su cuerpo.

Anoche se pudo establecer que desde Córdoba se envió un informe por escrito con el resultado del análisis efectuado en los laboratorios provinciales, donde se buscó establecer la existencia de drogas prohibidas o de medicamentos.

Una alta fuente de la investigación indicó que "no se habría hallado ninguna sustancia extraña" en la sangre, según publica hoy el diario Puntal de Rio Cuarto.

El informe con las pericias químicas era analizado por el fiscal Javier Di Santo, a quien le fue entregado en propias manos por un jefe policial riocuartense.

El estudio referido echaría por tierra en un principio la posibilidad que se barajó de que la mujer hubiera estado sedada, semiinconsciente o bajo los efectos de alguna droga prohibida al momento de perpetrarse el asesinato.

Fuente: DYN

En esta Nota