lunes 16 de mayo de 2022
POLICIA la versión completa de la presunta víctima
14-05-2022 02:37

“El peor momento de mi vida”: la dura denuncia contra Villa por abuso e intento de homicidio

El delantero de Boca sumó una nueva acusación por violencia de género: una joven de 26 años asegura que fue golpeada y sometida sexualmente en un country de Canning.

14-05-2022 02:37

Sebastián Villa (25), el delantero colombiano que juega en Boca, sumó un nuevo escándalo: una joven de 26 años lo denunció por abuso sexual e intento de homicidio en un hecho que habría ocurrido el año pasado, pero que recién se conoció en las últimas horas.

Rocío D., la supuesta víctima, aseguró que el 26 de junio de 2021 Villa le pidió que lo “acompañe a una casa de un barrio cerrado cercano a donde él se encontraba viviendo, en la localidad de Ezeiza, para ser parte de un asado en donde se encontraban varios compañeros del plantel de Boca”.

“Cerca de las 22 Sebastián había tomado una gran cantidad de alcohol y, si bien estaba acostumbrada a verlo en ese estado, empezó a hacerme una escena de celos porque yo habría tenido un encuentro con un compañero de la plantilla”, detalló.

“En el transcurso de esta escena –amplió la víctima–, comenzó a elevar el tono de su voz y a ponerse más violento de lo habitual, razón por la cual nos fuimos del lugar. Luego, nos dirigimos a la casa de Villa, en el country Venado II de Canning. También se retiraron con nosotros su seguridad, de apodo ‘Vikingo’, y su ‘mano derecha’ y amigo, Félix Benítez”.

“Cuando Félix se fue de la casa, nos quedamos los tres, Vikingo, Sebastián y yo. En ese momento le digo de ir a dormir y es ahí cuando para mí comenzó lo que fue la peor situación de mi vida porque me empezó a hablar mal y a maltratar”, detalló.  

La víctima recordó que el jugador “había tomado más de una botella de whisky”. “Me estaba acariciando la cara cuando de repente se pone violento, me aprieta con fuerza la mandíbula y la nuca, me pega una cachetada y me dice ‘¿te gustaron mis compañeros?’”, señaló sobre el ataque. 

“En ese momento me pongo realmente mal y comienzo a llorar y le digo: ‘¿Pará, Sebastián, qué hacés?’. Entonces frena y yo le digo ‘me quiero ir’. Villa me responde: ‘Cálmese, pare con la bobada, no se enoje’. A partir de ahí creí que se iba a calmar por lo que seguimos acostados. En ese momento, estaba absolutamente aterrorizada, y se me vinieron a la cabeza los antecedentes de violencia que tenía Sebastián, según los medios de comunicación”, explicó Rocío. 

Villa tiene una causa anterior por “lesiones leves y amenazas” que se inició en abril de 2020, a partir de la denuncia realizada por su ex pareja, Daniela Cortés (ver aparte).

Según la denunciante, el futbolista “cruzó un límite que no había cruzado antes: el de levantarme la mano”.

“Entre lágrimas producto del golpe –prosigue con el relato Rocío–, Villa comienza a acariciarme el pelo, me seca las lágrimas y me empieza a besar, pero acto seguido me aprieta de vuelta la mandíbula con mucha fuerza, impidiéndome respirar por muchos segundos hasta que logro zafar de esa situación y me muerde de manera violenta los labios. En ese momento pensé que pretendía matarme”. 

La víctima señaló que lloró e intentó retirarse. “Estaba sentada casi en la esquina de la cama, Sebastián viene, se para frente a mí, me agarra de nuevo fuerte de la mandíbula y de los pelos, y comienza a levantarme. Parecía estar disfrutando la situación. Jugaba con la intensidad de su fuerza, mientras me decía que deje la bobada y que no me vaya, aplicando mayor intensidad al agarrón de la pierna y bajándola para intentar convencerme. Luego me tiró a la cama, me sacó parcialmente el pantalón –no todo–, él se bajó su bóxer un poco –no todo– y comenzó a penetrarme con su miembro de forma violenta mientras yo intentaba liberarme agitando desesperadamente los brazos y tirándole manotazos al cuerpo. Pero él seguía violándome y me decía ‘te gustó estar con (…) (diciendo el nombre del compañero del club con quien el mantenía que habría tenido un encuentro) ¿eso es lo que querías?’”, recordó sobre el supuesto abuso. 

“Villa –agregó– comenzó a abusarme, propinándome algunos golpes, y tapándome la boca con su mano, momento en el cual yo le realicé algunos rasguños producto de querer salir de esa situación. Me abusó, en principio de frente (estando boca arriba), y terminó poniéndome boca abajo, casi sin dejarme respirar, dado que entre gritos y llantos me fui quedando sin aire, a esto se le sumó su cuerpo arriba mío y su mano en la boca, lo cual se agravó cuando me dio vuelta y me apretaba la cabeza contra la cama”. 

“Ese tormento que pareció eterno cesó cuando Villa eyaculó dentro mío y una vez finalizado el sometimiento sexual me largué a llorar de manera descontrolada. No lograba entender lo sucedido, no podía creer que él continuara como si nada”. 

“Villa solo intentaba manipularme, acomodándome el pelo, refiriéndome de manera constante que él me quería, que me calme, que no podía salir en ese estado de la habitación, él, absolutamente convencido de que yo estaba enamorada de él, me decía ‘vamos a seguir viéndonos’, ‘la quiero, mi reina, cálmese’. Fue el peor momento de mi vida”. 

En la denuncia, la joven contó que conoció a Villa a principios del año 2020: “A partir del día en que lo conocí comenzamos a frecuentarnos con habitualidad, compartiendo distintas clases de situaciones, almuerzos, cenas, etcétera, lo que permitió que conozca a su entorno más íntimo, como lo son los familiares, amigos y compañeros de su club de fútbol”, señaló. 

Rocío describió al delantero como “una persona sumamente violenta y agresiva”, pero aclaró que hasta el día del hecho denunciado “solo había ejercido violencia verbal”.

También apuntó que después del episodio denunciado se enteró de que personal policial llegó al lugar por solicitud de un vecino cercano y que supuestamente el jugador “tuvo que arreglarlo de alguna forma en la cual desconozco”.

El 27 de junio, un día después, la mujer fue atendida en la guardia del Hospital Penna, donde aparentemente los médicos constataron que presentaba lesiones compatibles con un abuso sexual, aunque en ese momento la víctima no radicó la denuncia.  

“En el estado en que me encontraba no podía ni hablar con la profesional y me fui llorando sin hacer denuncia alguna porque aún tenía un miedo que me paralizaba”, aclaró. 

Semanas después volvió a encontrarse con Villa, quien según sus dichos le ofreció 5 mil dólares a cambio de su silencio.

“Como vio que no lo estaba perdonando, comenzó a decirme que con cuánta plata se resuelve. Yo le dije que no se resolvía con plata, que yo no necesitaba plata”, contó la víctima. 

Curiosamente, semanas después, el jugador de Boca viajó sorpresivamente a Colombia. “A raíz de las distintas versiones relacionadas con mi salida del país, quiero expresar que fue por un tema familiar, la salud de mi madre en este caso, quien hoy gracias a Dios se encuentra cada día mejor”, explicó desde su cuenta de Instagram.

 

La otra causa, elevada a juicio

Sebastián Villa está a la espera del juicio oral en la causa que lo investiga por violencia de género contra su ex pareja, Daniela Cortés, de la misma nacionalidad.

El pedido de juicio oral fue elevado el 4 de junio del año pasado por Javier Maffucci Moore, juez de Garantías de Lomas de Zamora, y aún no tiene fecha de inicio.

Este expediente es por “lesiones leves agravadas por el vínculo y violencia de género en concurso real con amenazas coactivas” y habría ocurrido el 27 de abril de 2020 en la casa que el futbolista compartía con Daniela Cortés en el barrio privado Saint Thomas, de la localidad de Canning.

Si bien las partes llegaron a un acuerdo económico en el litigio civil planteado por Cortés, representada por Fernando Burlando, según la legislación vigente la mujer no puede retirar la denuncia.

En aquella resolución, el juez Maffucci Moore no hizo lugar al pedido de nulidad del proceso hecho por la defensa y destacó entre los fundamentos que “los dichos de la víctima en estos sucesos, que por lo general suceden en la intimidad, son obviamente de una relevancia fundamental”.

En esta Nota