martes 05 de julio de 2022
POLICIA la pericia a la supuesta víctima del jugador de boca

“Es injusto, Villa sigue haciendo su vida y yo tengo que desnudarme en todos lados”

La joven que denunció al futbolista colombiano por abuso e intento de homicidio fue entrevistada por dos peritos del Centro de Asistencia a la Víctima (CAV) de Lomas de Zamora. En el informe, elevado a la fiscal que investiga el caso, transcribieron parte del relato de la supuesta víctima y destacaron que es “claro” y coincidente con mujeres abusadas. “De sus dichos se desprende que las acciones denunciadas habrían vulnerado su derecho a decidir, por medio de coerción, uso de la fuerza y en el marco de la confianza de la relación de pareja que mantenían”, señala el estudio pericial, al que tuvo acceso PERFIL.

28-05-2022 03:26

La situación de Sebastián Villa, el jugador de Boca acusado por abuso sexual e intento de homicidio, está lejos de resolverse. En las últimas horas se conoció el informe victimológico realizado por un equipo interdisciplinario que observó en el relato de la supuesta víctima características coincidentes con mujeres abusadas.    

El estudio, realizado por la perito psicóloga Ana Orellana y la perito trabajadora social Gabriela Bouhier, ambas integrantes del Centro de Asistencia a la Víctima (CAV) del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, destaca que el discurso de la joven es “claro” y se muestra “comprometida afectivamente con los hechos que relata y con actitud de colaboración”. 

“Se la observa angustiada, llora en varios tramos de la entrevista. De sus dichos se desprende que las acciones denunciadas habrían vulnerado su derecho a decidir, por medio de coerción, uso de la fuerza y en el marco de la confianza de la relación de pareja que mantenían”, señala el reporte de las peritos Orellana y Bouhier.

"Me celaba. Me hacía quitar el labial si lo consideraba muy llamativo."

También destacan como señales evidentes de una víctima de abuso el “silencio guardado por vergüenza, el miedo y temor a salir a la calle, los trastornos de sueño y alimentación, la restricción de su vida social, abandono del trabajo y demora en la realización de la denuncia”. 

En su relato ante las especialistas, la joven de 26 años refiere que su ex pareja –por el delantero colombiano de Boca– “siempre manifestó conductas de celos”, aunque destaca que “nunca antes” la había “agredido físicamente”. Dice que “aprecia los gestos de humildad que este tenía y haber desarrollado conductas de cuidado relativas a la salud y a la economía del imputado”.

Según el informe, al que tuvo acceso PERFIL, la mujer reconoce que “minimizó” las actitudes de celos que el imputado tenía hacia ella y refiere: “Me celaba con las mismas personas que él me presentaba... me cubría con su ropa si llevaba algo escotado... me hacía quitar el labial si lo consideraba muy llamativo”.

En otro tramo de su relato, la joven admite “sentir culpa” por haber respaldado a Villa cuando este debió afrontar la denuncia de su pareja anterior. “Le creí a él... quisiera haberme dado cuenta”, dijo.

Sobre su estado de salud general afirma que su sueño resulta “alterado”, que sufre estados de angustia y que no quiere salir a la calle. “Duermo cortado... el día que tuve la declaración durante seis horas, a la noche tuve pesadillas y en estos meses me cambió el sueño. Estuve como un trapo, siento una presión en el pecho, me la paso llorando”, asegura. 

Según afirma la denunciante, todavía evita “estar sola”, le cuesta “cuidar a su hijo” y señala sentir una profunda “injusticia”. “Es injusto, él está rodeado de gente, sigue haciendo su vida y yo tengo que desnudarme en todos lados...sentarme y desnudarme una y otra vez”, dice en el informe.  

Las peritos destacan en su trabajo los distintos factores de “aumento de riesgo”, como por ejemplo la “vulnerabilidad emocional”, a partir de “los estados de angustia y ansiedad acordes a las situaciones referidas en la causa”, la “ausencia de tratamiento psicológico especializado en la temática de género” y “la exposición pública de la causa. 

Además, agregan la “creencia en la posibilidad de que el entorno del imputado podría provocar algún tipo de agresión hacia ella”, el “aislamiento social” y el “antecedente del imputado por una denuncia por violencia de género”.

Las especialistas sugieren que la víctima “intente participar de un espacio terapéutico con el fin de ser asistida y contenida en el transcurso del proceso judicial, así como también en su recuperación para retomar el desarrollo de su vida cotidiana”. 

Este nuevo estudio fue incorporado el lunes 23 de mayo pasado al expediente que tienen a su cargo las fiscales Verónica Pérez y su adjunta Vanesa González, de la Unidad Funcional de Instrucciones (UFI) 3 de Esteban Echeverría, Especializada en Violencia Familiar y de Género, Abusos Sexuales y Delitos Conexos a la Trata de Personas.

El martes 24 de mayo pasado finalmente declaró la médica Alejandra Legrand, del Hospital Penna, quien aseguró no recordar haber atendido a la víctima, aunque reconoció que la firma del certificado de asistencia que presentó la joven en el expediente era suya. 

En ese documento, la doctora dejó constancia de que la víctima no presentaba una lesión compatible con una violación, reportó que se le practicó “un examen ginecológico normal” y detalló que la paciente manifestaba sentir dolores en la zona genital.

Acusación. La denuncia contra el delantero de Boca fue realizada por escrito el 13 de mayo en la UFI Nº 3. Tres días después la supuesta víctima ratificó la acusación de manera presencial.

Villa tiene una causa anterior por “lesiones leves y amenazas” que se inició en abril de 2020, a partir de la denuncia realizada por su ex pareja, Daniela Cortés.

Según la nueva denunciante, el futbolista “cruzó un límite que no había cruzado antes: el de levantarme la mano”. “Villa comienza a acariciarme el pelo, me seca las lágrimas y me empieza a besar, pero acto seguido me aprieta de vuelta la mandíbula con mucha fuerza, impidiéndome respirar por muchos segundos, hasta que logro zafar de esa situación. En ese momento pensé que pretendía matarme”, dijo la mujer de 26 años.  

La joven señaló que lloró e intentó retirarse. “Estaba sentada en la cama, Sebastián viene, se para frente a mí, me agarra de nuevo fuerte de la mandíbula y de los pelos, y comienza a levantarme. Parecía estar disfrutando la situación. Luego me tiró, me sacó parcialmente el pantalón –no todo–, él se bajó su bóxer un poco –no todo– y comenzó a penetrarme con su miembro de forma violenta mientras yo intentaba liberarme, agitando desesperadamente los brazos y tirándole manotazos al cuerpo. Pero él seguía violándome”, recordó sobre el supuesto abuso. 

En la denuncia, la joven también contó cómo conoció a Villa: “Fue a principios del año 2020 y a partir del día en que lo conocí comenzamos a frecuentarnos con habitualidad, compartiendo distintas clases de situaciones, almuerzos, cenas, etcétera, lo que permitió que conozca a su entorno más íntimo, como lo son los familiares, amigos, y compañeros de su club de fútbol”, señaló. 

Desde que el caso comenzó a ser investigado por la Justicia, el jugador de Boca no fue separado del plantel e incluso formó parte del equipo que el domingo pasado se consagró campeón de la Liga Profesional de Fútbol. Nunca habló públicamente de la nueva acusación, pero el 19 de mayo pasado, día de su cumpleaños, dejó un mensaje en su cuenta de Instagram sobre lo que piensa: “El lobo siempre será malo si quien cuenta la historia es caperucita, ¿no?”.

 

Declara otra médica

La fiscalía que investiga el caso que tiene como único acusado a Sebastián Villa decidió llamar a declarar como testigo a la otra médica ginecóloga que atendió en el Hospital Penna a la víctima, el día posterior al supuesto abuso sexual.

La especialista fue citada para el martes 31 de mayo. Esta semana declaró la otra doctora, Alejandra Legrand, quien no recordaba haber atendido a la víctima pero en un informe médico –que reconoció como propio– dejó constancia de que no había una lesión compatible con una violación. 

En tanto, pasado mañana deberán prestar declaración otros tres testigos que fueron mencionados en el expediente y que, si bien no trascendieron sus nombres, se trataría de los policías que acudieron al country Venado II la noche del 26 de junio del año pasado a raíz del llamado de un vecino al teléfono 911 que alertaba sobre supuestos pedidos de auxilio de una mujer que provenían de la casa de Villa.

Respecto a la situación procesal del futbolista, el juez de Garantías 2 de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, dictó una medida cautelar que incluye una restricción perimetral e impedimento de contacto de Villa hacia la víctima, pero rechazó un pedido de prohibición de salida del país, ya que la misma se adoptó en la causa anterior por violencia de género sobre su ex pareja el año pasado y aún está vigente.

En esta Nota