miércoles 07 de diciembre de 2022

Las fotos del cadáver de Ángeles fueron repudiadas por Fopea, el AFSCA y el juez

El magistrado Javier Ríos aceptó una solicitud del Consejo de Derechos del menor porteño para preservar su imagen. Sabbatella promete sanciones.

29-06-2013 15:15

La difusión de las fotos del cadáver de Ángeles Rawson en el Ceamse generaron polémica en las redes sociales y en los diferentes programas de radio y TV, con defensores y detractores del diario Muy, perteneciente al grupo Clarín, que eligió poner dichas imágenes en su tapa. 

Dicha publicación se da el mismo día en el que el padre de la víctima, Franklin Rawson, fue citado para declarar como testigo ante el juez de la causa, hecho en el que aprovechó para solicitar se resguarde la imágen y la vida privada de su hija.

A su vez, el Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes porteño, presentó un pedido para preservar la intimidad de la víctima, su familia y sus amigas. El magistrado Javier Ríos hizo lugar a dicha misiva. 

Por su parte, el Observatorio de Discriminación en Radio y TV de la Afsca dijo que analiza sancionar a algunos medios ya que considera que la realización de supuestas pruebas para emular lo que habría sucedido en el asesinato de la niña Ángeles Rawson, "constituyen una espectacularización del hecho que no colabora con la averiguación de la verdad material".

"La permanente búsqueda por la primicia debe manejarse con responsabilidad. Asimismo, que tanto en radio como en TV, distintos programas bajo diversos formatos hayan hecho humor con el tema resulta muy alarmante”, subrayó La AFSCA aseguró que “el tratamiento brindado a las noticias y otras cuestiones relativas al asesinato de Ángeles Rawson ha sido violatorio de los derechos de las niñas y también de las mujeres”.

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), repudió la publicación de las fotos en un comunicado: 

"Las fotografías, publicadas en la tapa y el interior del matutino, constituyen no sólo una violación a la intimidad de la propia víctima y su familia, sino también una muestra innecesaria de mal gusto que sólo sirve para alimentar el morbo en un caso de altísima repercusión pública. Hacemos extensivo el repudio a los medios, especialmente canales de televisión y sitios de Internet, que reprodujeron y difundieron las imágenes, algunos de los incluso criticando esa publicación de MUY".

 

En esta Nota