domingo 04 de diciembre de 2022
POLICIA otro cado en servicio

Policías acuartelados por el asesinato de un compañero

Miguel Ángel Martínez, de 52 años, murió mientras intentaba frustrar un robo. Los oficiales tomaron la Comisaría Cuarta de La Plata. Es el cuarto agente fallecido en menos de un mes.

11-03-2009 15:06

Miguel Ángel Martínez, de 52 años, murió mientras intentaba frustrar un robo. Los oficiales tomaron la Comisaría Cuarta de La Plata. Es el cuarto agente fallecido en menos de un mes.

Policías están acuartelados en la Comisaría Cuarta de La Plata en reclamo de mejores condiciones de trabajo. También protestan por la muerte de uno de sus compañeros, Miguel Ángel Martínez, asesinado ésta madrugada mientras intentaba frustrar un asalto.

Un grupo de delincuentes ingresó ésta mañana a una vivienda ubicada en las calles 217 y 40 de la localidad platense de Lisandro Olmos. Estaban asaltatando y golpeando a la familia que vive allí, cuando acudieron dos patrulleros de la policía bonaerense en su ayuda.

"El primer patrullero que llegó con los otros dos efectivos pudo intervenir sin problemas, pero el de Martínez fue atacado salvajemente a balazos", explicó el jefe de la Policía local, superintendente Mario Valente, al diario platense El Día , y comentó que "los delincuentes por alguna razón atacaron el móvil de Martínez y no el otro, donde podrían haber sido dos los policías muertos".

Martínez, de 52 años, recibió varios impactos de bala que le causaron graves heridas, a pesar de llevar puesto el chaleco antibalas. La camioneta que conducía volcó en una zanja, y el oficial fue llevado de urgencia a un centro de salud. Los médicos no pudieron salvarle la vida al policía que llevaba 28 años en la fuerza.

"No puedo definir con palabras el salvajismo con el que actuaron estos delincuentes", expresó Valente, quien agregó que "en ningún operativo policial hay riesgo cero". Asimismo, se preguntó "qué hubiera pasado con la familia asaltada si la Policía no hubiera llegado", por el nivel de violencia que demostraron los delincuentes.

A causa del homicidio de su compañero, los policías tomaron la Comisaría Cuarta, ubicada en Diagonal 73 al 2600, para exigir mejores condiciones de trabajo. Aseguran que no llegarán a un paro, y que la medida no se extenderá, pero sostienen que es su manera de expresar dolor e indignación por el crimen. Otras comisarías de La Plata podrían sumarse al reclamo, según publicó el diario local Hoy , en parte porque también sufren la falta de infraestructura y el escaso salario policial.

"Hay un desprecio de la vida muy grande por parte de la delincuencia", resumió Carlos Paggi, jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, en declaraciones a Radio 10. "¿Cuántos policías más tienen que dar su vida?", se preguntó.Policías están acuartelados en la Comisaría Cuarta de La Plata en reclamo de mejores condiciones de trabajo. También protestan por la muerte de uno de sus compañeros, Miguel Ángel Martínez, asesinado ésta madrugada mientras intentaba frustrar un asalto.

Se trata del cuarto policía bonaerense asesinado en menos de un mes. El 17 de febrero, murió Aldo Garrido, también al intentar frustrar un asalto en San Isidro . Nueve días después, Claudio Santillán (47 años y cuatro hijos) falleció en un operativo antidroga en Francisco Solano. Esa misma semana fue asesinado el suboficial Leonardo Melizza en San Martín, durante su primer día de trabajo en la fuerza.

En esta Nota