POLICIA
datos de 2022

Rosario esclareció solo el 33% de los crímenes, mientras la violencia crece

El 2022 marcó un récord histórico de homicidios en el departamento de Rosario con 288 crímenes, lo que significó una tasa de homicidios de 23 cada 100 mil habitantes.

2023_04_16_rosario_homicidio_telam_g
Crímenes. En los primeros 90 días de 2023, se registraron 80 homicidios en el departamento de Rosario. La cifra más alta desde 2014, en comparación con el mismo período. | Télam

Son causas difíciles. Son pocos los que quieren hablar. Los recursos y el personal necesario para llevar adelante investigaciones exitosas escasean. Los expedientes se acumulan, al ritmo desenfrenado de la cantidad de homicidios alarmantes que contabiliza Rosario. Todo este cúmulo de situaciones marca un escenario complejo, y los números son elocuentes. El año pasado, en esa ciudad santafesina se esclarecieron apenas tres de cada diez homicidios. “Los números son bajos”, reconoció Jorge Baclini, el fiscal general santafesino saliente, en el balance de su gestión que realizó ante la legislatura local y describió este mapa complejo. Del otro lado están esas familias que lloran a sus muertos y aún no tuvieron justicia.

El 2022 marcó un récord histórico de homicidios en el Departamento Judicial de Rosario, con 288 crímenes. Pero los números rojos no cesan: en el primer trimestre de este año ya se contabilizaron 80 víctimas, la cifra más alta en el mismo período desde 2014.

En el informe que presentó el fiscal general como finalización de su gestión (que arrancó en 2017) mencionó que la tasa de homicidios cada 100 mil habitantes en la provincia de Santa Fe fue de 11,4, el año pasado. Mientras que Rosario llegó a 23. A modo de referencia, marcó que en Buenos Aires se registró una tasa de 4,6; y la Argentina, de 4,3. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El esclarecimiento de esos homicidios fue uno de los puntos que detalló. Allí mostró que entre 2014 y 2019 el Ministerio Público de la Acusación (MPA) pudo identificar a los autores en alrededor del 60% de los expedientes. Pero a partir de 2020, las resoluciones de las causas comenzaron a decaer (en 2022 fue del 41%). El 70% de los hechos se concentró en Rosario.

En el desglose de las cinco fiscalías regionales con las que cuenta la provincia, la de Rosario es la que tuvo el menor número de esclarecimiento de casos, con el 33%. Mientras que la que agrupa a la capital santafesina identificó a los autores en el 59% de las causas. En contrapartida, las “tres regionales más pequeñas tienen tasas altísimas de esclarecimiento” (la fiscalía regional de Venado Tuerto y la de Reconquista identificaron al 100% de los autores; y Rafaela, al 89%). 

¿Por qué? Una de las razones que dio Baclini fue: “Muchos de los casos ocurrieron en los últimos meses y están en curso”. Pero la otra fue: “A medida que aumenta la cantidad de homicidios, disminuye la tasa de esclarecimiento, sobre todo cuando son homicidios relacionados con economías delictivas y el narcotráfico, donde no hay testigos que quieran hablar porque saben que son próximas víctimas o porque los problemas se resuelven entre las bandas”.

En ese detalle, Baclini indicó que Estados Unidos tuvo una tasa de esclarecimiento que rondó el 50% y mencionó que Los Ángeles identificó a los autores en el 46% de las causas y Nueva York en el 27%. “Nuestras tasas rondan esos números, igualmente son tasas bajas sobre todo en los últimos años y ameritan un replanteo de nuestra parte, pero también de la forma en que trabaja la Policía”.

Aquí abordó otra de las falencias con la que cree que cuenta la provincia: la escasez de recursos humanos. “Siempre marcamos que es diferente la estructura policial que se maneja en la ciudad de Santa Fe para dar respuesta, y por ende, las respuestas de esclarecimiento son más altas, en comparación con la cantidad de policías que trabajan en las brigadas de investigación que asisten a los fiscales en Rosario, que es sensiblemente menor”. 

Con respecto al personal del MPA, detalló que cuenta con 628 empleados, de los cuales 160 son fiscales (el 51% está en Rosario). Puntualizó que otras provincias con “menores índices de delitos” tienen ministerios públicos “con mayor dotación”. “En Córdoba hay 1.800 personas y en Mendoza hay 1.600”, ejemplificó. Una radiografía compleja, mientras Rosario sangra.

 

Casos impunes

“Como madre no pierdo la fe de que los asesinos tengan sus condenas”

Rocío Romano (20) fue a una fiesta en el barrio Tablada el 19 de septiembre de 2021. Cuando iba a ingresar recibió un balazo de alguien que pasó por ahí y empezó a los tiros. El disparo no era para ella, pero se convirtió en una víctima más en la larga lista de homicidios que acumula Rosario. Pasaron 573 días y aún no se sabe quién o quiénes apretaron el gatillo. Un año antes mataban al ex concejal Eduardo Trasante (54) en su propia casa. Dos sicarios llamaron a la puerta y cuando les abrieron, lo asesinaron. Al día de hoy, la Justicia no pudo identificar a los autores, y por la causa hay tres acusados que irán a juicio como parte del entramado criminal, ya que se los responsabiliza por la compra del auto que usaron los criminales para escapar. 

“En la causa de mi hija no hay detenidos. Está en investigación. Hay alguien señalado, pero faltan pruebas”, cuenta a PERFIL Patricia que no quiere aportar más datos para que no se caiga esa línea de investigación que permitiría ponerle nombre a los asesinos. Pero aclara “todo lo que se avanzó fue por lo que pudimos aportar nosotros a la justicia, nos llegaba un dato y buscábamos en redes y así nos fuimos aproximando”. 

Pero la mujer reconoce que “no es una causa fácil” porque “nadie quiere hablar” y aclara que está conforme con la fiscal. Hace cuatro meses el Gobierno provincial ofreció una recompensa para quien aportara datos fehacientes que permitieran la identificación, pero “todavía no pasó nada”, se lamenta. 

“Yo como mamá -dice Patricia-no pierdo la fe de que los asesinos tengan su condena. Aunque no me devuelva a mi hija, va a permitir que ella descanse en paz”.