jueves 01 de diciembre de 2022
POLICIA tras los crmenes

Susana y los famosos debaten sobre la pena de muerte

La farándula se dividió a favor y en contra de los dichos de la diva.

05-03-2009 11:48

"El que mata, tiene que morir". Susana Giménez disparó esa frase tres veces frente a las cámaras la semana pasada, al enterarse de la muerte de su amigo Gustavo Lanzavechhia. Fue su forma de reclamar la pena de muerte como método para combatir la inseguridad, pero terminó instalando una discusión sobre la validez de ese castigo.

Acaso por tratarse de una figura reconocida del mundo del espectáculo, una medida que tendría que debatirse entre juristas, autoridades y las fuerzas de seguridad, terminó discutiéndose en el ámbito de la farándula. Fueron muchos los famosos que se pronunciaron a favor y en contra de las declaraciones de Giménez.

El cantante Roberto Sánchez, mejor conocido como "Sandro, expresó en diálogo con el programa "Bendita TV" de Canal 9: "Que me dejen de joder, el que diga que Susana estuvo mal que se corte un dedo de la mano ¿por qué no empezamos a ver desde cuándo nos vienen violando la Constitución?".

“A mi me parece casi una falta de respeto cuestionar a Susana, que estuvo visceral y perfecta… ¡Y la felicito! Es una mujer que estaba en un estado emocional, le acababan de matar a un amigo A mi me parece que hay un manejo de la hipocresía, muchos quieren ‘cholulear’ el tema", dijo Moria Casán al Diario Popular , a la vez que apoyó el reclamo de la conductora.

Por su parte, el cantante Cacho Castaña aportó, en declaraciones al diario Crítica de la Argentina, que “los asesinos ya declararon la pena de muerte. Nosotros tenemos que tener el derecho a la vida y a la revancha. Son irrecuperables, lo que dijo Susana me parece perfecto”.

También se alzaron voces contra las declaraciones de Susana. Una de ellas fue la del empresario Guillermo Coppola, quien sufrió la pérdida de su personal trainer, Hernán Landolina. El profesor de educación física recibió un balazo en la cara la noche del martes 3 de marzo , cuando tres delincuentes quisieron robarle su camioneta mientras regresaba a su casa de Lomas del Mirador, La Matanza.

“Jamás podría estar a favor de la pena de muerte porque soy un enamorado de la vida. Me encanta vivirla", declaró a Clarín, aunque comprendió que "Susana habló desde el corazón". El ex manager de Maradona, también reclamó que "tiene que haber leyes más duras" y "algo tenemos que hacer" porque "Hoy no se puede salir a la calle. Todos tenemos miedo".

Por su parte, el conductor Mario Pergolini, de histórica rivalidad con la diva, criticó especialmente una de las frases más chocantes de Giménez: "Terminen con los derechos humanos y esa estupideces".

En "¿Cual es?", su programa de FM Rock&Pop, Pergolini sostuvo: “Yo he escuchado animaladas pero Susana, con lo de ‘basta ya con lo de los Derechos Humanos’ te fuiste al carajo. Lo de la pena de muerte es discutible, uno no está de acuerdo pero lo podemos charlar pero de ahí a decir ‘Acabémosla con los Derechos Humanos’". El conductor también bromeó que Susana "este año abre la temporada con una itaka arriba del escritorio".

“Yo a Susana la quiero mucho y entiendo sus palabras porque habló desde el dolor. Pero también somos figuras públicas y, a veces, tenemos que cuidar un poco el calibre de nuestras palabras. Yo no estoy de acuerdo con la pena de muerte, pero también hay que comprender los sentimientos de Susana", opinó la conductora Mariana Fabbianni, en el inicio de la quinta temporada de su ciclo RSM, que se transmite por América TV.

Con ella coincidió la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto: "Las personas que tenemos acceso a dar opiniones y que representamos un sector de la sociedad tenemos que tener mucho cuidado y mucho razonamiento cuando damos una opinión", dijo a Crítica.

La militante por los derechos humanos aseguró que "no hay ninguna justificación para los exabruptos", y que Susana, "por ser una diva también tiene más obligaciones que los demás. No puede decir lo primero que se le ocurra". Recordó además que "la muerte de mi hija no me llevó a tomar venganza por mano propia o exigir paredón"

Desde el Gobierno, por último, el ministro de Justicia Aníbal Fernández, afirmó a la agencia DyN que "no hay razones que indiquen que la pena de muerte vaya a resolver la inseguridad" y que se trabaja "los 365  días del año" para combatir ese problema.

Sin embargo, reconoció que "es muy difícil hablar del tema de seguridad, porque (la gente) cada cosa que uno dice, la contrastan con algo que les pasó cerca y descreen" de las estadísticas del crimen en nuestro país.

En esta Nota