domingo 19 de septiembre de 2021
POLICIA femicidio en tucumán
01-11-2020 04:04

Un ex alumno asesinó a su profesora de inglés, a la que acosó durante cinco años

Mauricio Parada Parejas atacó el viernes por la noche a Paola Tacacho. Le dio seis puñaladas y luego se clavó el cuchillo en el corazón. El relato del calvario constante que vivió la víctima.

01-11-2020 04:04

Paola Tacacho (32) era profesora de inglés en un instituto de Tucumán. Pero su labor y su vida cotidiana se vieron alteradas desde 2015, cuando uno de sus alumnos comenzó a hostigarla, a perseguirla y se obsesionó con ella. Lo denunció, pero no pasó nada. El joven la esperaba en la puerta de la casa de estudios y hasta le tocaba timbre en su vivienda constantemente. El viernes a la noche la atacó en la calle y la mató a puñaladas. Luego, el femicida se suicidó con un cuchillazo en el corazón. 

“Con la poca fuerza que me queda escribo estas líneas. Mi hermana, Paola Estefanía Tacacho, miss Pao, como le decían sus alumnos, fue asesinada por su acosador, un tipo que la venía hostigando hace 5 años. Cinco años de calvario vivió mi hermana, muchas denuncias hechas, enfrentamientos, acoso a toda nuestra familia vía redes sociales, este maldito femicida me la mató, le arrebató la vida y después se mató él con la misma arma”, relató la hermana de la víctima en redes sociales. 

La profesora fue sorprendida el viernes en Monteagudo al 500, en el centro de Tucumán, por su ex alumno Mauricio Parada Parejas. Ella intentó correr y retirarse del lugar, pero el agresor la tomó por la espalda y la apuñaló seis veces con un cuchillo en distintas partes del cuerpo.

Luego de matarla, Parada Parejas se apuñaló en el corazón y también murió en el lugar, rodeado de los vecinos que intentaron reducirlo tras el ataque. 

Paola había cerrado sus redes sociales porque su ex alumno le mandaba mensajes desde perfiles truchos. Lo había denunciado porque la hostigaba, la acosaba y tenía miedo. Pero nadie la protegió. “No tenía Facebook porque su acosador de años no la dejaba en paz. Quería irse a vivir a Francia, era licenciada en inglés pero estudiaba francés para hacerlo. Una piba hermosa, llena de vida. La mató su acosador al que denunció. Pero el sistema no funcionó con Pao. Volá alto”, contó una de sus amigas en los múltiples mensajes que se difundieron contando quién era esta mujer.

Las vidas de Paola y su acosador se cruzaron en 2015. Ella era profesora de inglés en el Instituto Mark Twain de Tucumán y él, su alumno. “Él no completó el primer año, se fue antes. Siempre fue ‘raro’. Y todo empezó por una ‘mala nota’ que Paola le puso en un trabajo. A partir de ahí iba todos los días que teníamos clases a la puerta del instituto”, relató a PERFIL una ex alumna de la víctima y compañera del femicida.

Parada Parejas se paraba en la puerta y esperaba a que Paola llegara al instituto. La miraba y no hacía nada. “Después empezó a hacerse cuentas falsas con mi nombre y de otros compañeros y le mandaba mensajes a los profesores. Pero con Paola siempre fue peor. Se aparecía en su casa, le tocaba el timbre. Un día había elecciones y apareció en la mesa donde votaba ella. Paola empezó una denuncia y del instituto no tuvo apoyo, y a principio del segundo año de la carrera se fue”, recordó la joven que fue contactada por la víctima en 2016 para que le saliera de testigo cuando denunció a su acosador. Nunca la llamaron para declarar.

Historia. La víctima era oriunda de Salta pero vivía en Tucumán hacía varios años. Se había recibido de profesora de inglés en la Universidad Nacional de Tucumán y ejercía en distintas instituciones del centro provincial. Le decían “Tifa” o “Miss Pao”. 

Su acosador vivía a pocas cuadras de su casa y a pesar de que tenía una restricción de acercamiento, el viernes sorprendió a la profesora cuando salió del gimnasio y terminó con su vida. No es un caso aislado: en los 224 días que se lleva de cuarentena por el coronavirus fueron asesinadas 167 mujeres en el país (ver aparte). En Tucumán se registraron 12 homicidios de género.

“Parada Parejas habría también contado con impunidad por su pertenencia a una familia con influencias en la provincia que lo justificaba aduciendo que padecía problemas mentales”, expresaron desde la organización Ni Una Menos Tucumán. Los padres del acusado son médicos y tienen una clínica. 

La hermana de la víctima reclamó que “la Justicia de Tucumán nunca hizo nada”. “Con todas las denuncias que ella realizó y las denuncias que realizamos con nuestra madre y mis primas a las cuales también acosaba vía redes, nunca movieron un dedo para protegerla. Desde que la conoció se obsesionó con ella, y poco a poco fue premeditando lo que el viernes concluyó”.

El femicida mató después de hostigar durante cinco años a su víctima. Mañana los familiares de Paola marcharán para pedir por “Ni una Menos”, la otra pandemia que no se pudo combatir.

 

Hubo 167 crímenes de género

Los femicidios no paran. El hogar continúa siendo el lugar más inseguro para las mujeres que sufren violencia de género. Desde que se decretó el aislamiento obligatorio por el coronavirus fueron asesinadas 167 mujeres y niñas. 

Desde el 20 de marzo a 29 de octubre, se contabilizaron 164 femicidios y tres transfemicidios, según el reposte publicado ayer por la ONG La Casa del Encuentro. “En los últimos 14 días hubo una víctima cada 24 horas”, se detallé. 

La provincia con más casos es Buenos Aires (65). Le siguen Santa Fe (22) y Tucumán (12), donde el viernes pasado fue asesinada Paola Tacacho sumando una víctima más a esta estadística.  

El crimen de Abigail Riquel fue uno de los casos más conmocionante de Tucumán. La víctima tenía 9 años y fue abusada y asesinada por un hombre que había salido de la cárcel hacía pocos días. El acusado estuvo prófugo hasta que los vecinos lo encontraron y lo mataron a golpes. La que generó violencia sobre más violencia. 

“El 61% fue asesinada en su vivienda, 194 hijas e hijos quedaron sin madre. El 60% de los femicidas eran parejas o exparejas. El detalle del informe muestra (igual que todos los anteriores) que la vivienda compartida es el sitio más inseguro para las mujeres y que los golpes son la principal causa de muerte”, informaron desde La Casa del Encuentro.

En esta Nota