Ligeras lluvias
Temperatura:
15º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 20 de octubre de 2018 | Suscribite
POLITICA / SECCIN ESPA - DIARIO PERFIL
domingo 8 agosto, 2010

Los mejores chimentos políticos (y de sociedad)

En Puerto Madero algunos vecinos no son funcionarios K; Ricky Fort olvidó algunos impuestillos; Hadad, con bronceado "Oro"; reapareció Ruckauf apoyando a Duhalde; choque de abogados mediáticos y mucho más...

por Redacción Perfil

Otro funcionario K muda sus petates a torre de Puerto Madero

La ministra de Industria, Débora Giorgi, y su marido, el ex abogado de Torneos y Competencias Javier Ordóñez, se sumaron a la moda de ministros K y se mudaron recientemente a una coqueta torre de departamentos en Puerto Madero. Ante el cúmulo de tareas que enfrenta la funcionaria, su marido se ha encargado de finalizar las obras de decoración. acompañado de un pequeño perrito, que a veces guarda en el bolsillo de su enorme bata blanca. Ordóñez recibió a empresario cortinero y le encargó la confección de todas las cortinas del imponente piso. Sin embargo, aceptado el presupuesto, los problemas empezaron con la entrega: el empresario anunció una demora de cuatro meses para la confección de todas las cortinas del imponente piso. Ordoñez no sólo enfureció de inmediato sino que le explicó con detalle todo lo mal que podía resultarle a su negocio hacer esperar a una ministra semejante cantidad de tiempo. Finalmente, y tal como esperaba la pareja, el fin de semana pasado, los empleados del cortinero, felices, cobraron horas extras y las cortinas aparecieron en el edificio recién estrenado.

¿Hay efectivo?

Ricardo Fort tiene con sus hermanos y su madre una sociedad en Estados Unidos, según cuenta un famoso estilista que afirma conocerlo del circuito under en Miami. La sociedad es, a su vez, dueña de un lujoso piso en Williams Island, una exclusiva isla cerca del Aventura Mall. Por alguna razón que pocos conocen, el JP Morgan dejó de ser el banco que administraba la propiedad de 3 ambientes amplios y con vista al mar. El alejamiento del banco en la administración de la propiedad trajo algunos problemas en el pago de los impuestos. La cuestión es que los Fort deben ahora cuatro años de impuesto inmobiliario por un total de 26.294 dólares y 68 centavos, una “bicoca” al lado del reloj de oro que el Willy Wonka argentino le obsequió a Marcelo Tinelli.

Renovación y cambio

Daniel Hadad permanece en los EE.UU. disfrutando de la mejor vista de Miami en su imponente piso en el edificio Continuum. Tostado, lleva más de 40 días en la playa. Sus viejos vecinos del edificio Solimar, en Bal Harbour, lo extrañan. Es que no fue por allí ni siquiera para la fiesta de cumpleaños de ex vecino de maciza figura José Luis Chilavert. Pero tan bien le ha sentado el descanso a Hadad, que por estos días hasta luce más joven. Y el efecto del sol y el mar han logrado milagros en su cabellera, ahora más voluminosa, sin canas y con un color caoba vital y uniforme. Mientras tanto, dicen, el empresario madura una decisión complicada respecto del horario central de su radio más potente. Por lo bajo, comenta en la playa, que no todo lo que reluce es “Oro” y que tal vez el año próximo introduzca profundos cambios en el horario central de la emisora.

Gorbachov regresa

En almuerzo de fin de cierre de la Rural muy feliz estaba la representante argentina de la fundación Green Cross por la confirmación de la tercera visita al país de Mijail Gorbachov para octubre próximo; el ex líder soviético es su titular. Esta organización estuvo metida de lleno en el “conflicto de las papeleras” y sostuvo –y aún sostiene– que éstas no contaminan. Igualmente ya definido el tema en La Haya, Green Cross por ahora no está invitada a participar del monitoreo binacional. En la comida un comensal bromeó acerca de si Louis Vuitton auspiciaría la visita, ya que Gorbachov fue su “modelo” en una campaña. El “no” fue rotundo y diplomático. Lo que él cobró fue para la fundación, pero igualmente generó un debate interno donde la mayoría sostuvo que no debió haber participado.

Se buscan argentinos

Desde que la crisis golpeó fuerte en Miami, cualquier inversor que llegue con millones de dólares es visto como un salvador. Y desde que Eduardo Costantini aportó 70 millones de dólares para comprar el Sonesta, en Key Biscayne, los argentinos son esperados con ansias. Un grupo de origen local, compró ahora un hotel en South Beach. El establecimiento es lindero al famoso Delano, frecuentado por muchos argentinos en años menemistas. Y el viejo Seville, mientras tanto, fue vendido en 50 millones de dólares. Desde hace un tiempo en poder del empresario argentino Ernesto “Tito” Lowestein y el desarrollador Edgardo De Fortuna, será ahora objeto de remodelación. En Sunny Isles, al norte de Miami, De Fortuna lucha para salvarse de los embates del Starwood Capital Bank para quedarse con el lujoso edificio Ocean Jade. En este emprendimiento participa un ex funcionario de Menem, quien desde hace unos meses se muestra inquieto por el resultado de su millonaria inversión.

La vuelta de "Rucucu"

Y un día, reapareció Carlos Ruckauf. Lo hizo en el clásico almuerzo peronista en conocido restó de Recoleta promocionando la candidatura de Eduardo Duhalde. Rápido de reflejos, contestó una a una las preguntas de los setenta peronistas que compartieron una deliciosa sopa de zapallo, carne al horno y flan con crema. Entre ellos estaban Teresa González Fernández, Mariano Caucino, Héctor Maya, Daniel “Chicho” Basile, Emilio Perina, Félix Borgonovo, Lucas Marisi y los embajadores Jorge Hugo Herrera Vegas y Juan Carlos Sánchez Arnau.

Feliz coincidencia

Está claro que por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad no comulgan con la idea de, por el momento, no hablar de candidaturas. Caso contrario, el defensor adjunto porteño José Palmiotti no hubiese organizado reservada cena para sus amigos de la política en el restaurante Plaza Mayor. Allí, el radical PRO presentó a su candidata: una bella y joven mujer de nombre Patricia que ostenta unos veinte años menos que él y con quien Palmiotti pretende formalizar sentimentalmente en el corto plazo. A uno y otro lado de la mesa, lo acompañaron sus amigos Atilio Alimena; Oscar Moscariello y su mujer, Silvia; Daniel Otero; Felipe Rovera (presidente de General Motors), y Pablo Garzonio y Gabriela Busellini, quienes aprobaron la conquista de Palmiotti y, hasta pasada la medianoche, compartieron suculenta entrada con jamón y tortilla española, y un inolvidable pulpo a la gallega.

Festejo informal

El embajador de la República Checa, Stepan Zajac, abrió generosamente las puertas de su residencia para inaugurar la muestra fotográfica Invasión 68 Praga, del artista Josef Koudelka. Tan informal resultó la convocatoria, que no sólo el propio homenajeado llegó tarde sino que, además, lejos de los protocolares bocaditos, el anfitrión agasajó a artistas y embajadores como Rezar Bregu (Albania) y Luis Fernando González Davison (Guatemala) con menú rápido y doméstico: supremas de pollo con ensalada rusa.

Doble agasajo

El Club Americano fue escenario de varios encuentros esta semana, inclusive de algunos que se dieron en simultáneo. Días atrás, mientras en un salón los jefes de bloque de la Legislatura compartían mesa con autoridades del Tribunal Superior de Justicia, en otro espacio contiguo, empresarios, políticos y dirigentes homenajeaban al ex candidato chileno Marco Enríquez-Ominami. En la salida, las caras de sorpresa fueron el común denominador.

Duelo de pesos pesados

En el Aventura Mall, de Miami, la abogada Ana Rosenfeld preparó su última incursión mediática como defensora de Karina Jelinek. La letrada juntó varias mesas del bar Piacere, donde se sentó con matrimonios amigos y su familia. Con modesta bolsita de Victoria’s Secret, adujo que no para de viajar. Hace menos de un mes regresó de China con un nuevo socio y cliente: el millonario Leonardo Spokojny, importador de los viejos teléfonos Delos, recordados por sponsorear la Noche del domingo, de Gerardo Sofovich. El hombre atraviesa un megadivorcio. Dueño de islas en Tigre, un helicóptero valuado en US$ 2 millones, la Ferrari 430 que luego detentara Fernando Burlando y una mansión en Marina del Sol, Spokojny enfrenta ahora una denuncia ante el Juzgado en lo Penal Tribuario Nº 3 iniciada por Enrique Piragini. Se viene un choque de abogados mediáticos, que promete ser para alquilar balcones.

Hagan sus apuestas

La situación es la menos probable, por ende, la que mejor pagaría si de apuestas se tratara. Apostadores no le faltan, pero la decisión final de postularse como candidato a jefe de Gobierno porteño la tiene Enrique Olivera. Justamente en ese sentido ya se esbozaron algunas intenciones pese a que no en pocos reductos partidarios dan por hecho que la UCR no tendrá candidato propio y apoyará la hasta hoy supuesta postulación del “lilito” Adrián Pérez. Pero por si las moscas (o, mejor dicho, por si Carrió decide destruir también esa alianza), amigos y ex funcionarios de la gestión de Olivera en la Ciudad que almuerzan todos los martes en el Hotel Bristol ya sueñan con la posibilidad de que Olivera vuelva a tomar las riendas porteñas. Entre otros, los autores intelectuales de este borrador son los ex funcionarios porteños Narciso Muñiz (Turismo), Eduardo Delle Ville (Hacienda y Finanzas), Mario Neuman (Dirección de Faltas), Hugo Clausse (Obras Públicas), Mario Giannoni (Educación), Angel Bottarini (Coordinación con Servicios Públicos) y Andrés Borthagaray (Descentralización y Transporte).

Amenaza de bomba

Las sospechas apuntaron en primera instancia a algún gracioso, aunque nadie descarta que pudiera haberse tratado de la inventiva de uno de esos arteros empleados estatales que no se caracterizan por sus ganas de trabajar. Lo cierto es que alguien lanzó una amenaza de bomba en la Auditoría General de la Ciudad que de inmediato paralizó todas sus actividades. Con una tensa sonrisa, y agitados luego de una fuga a las apuradas, se miraban las caras en plena peatonal Florida auditores y empleados que demostraron no tener muy aceitado el mecanismo de evacuación.

Seminario de reláx

El legislador Claudio Presman indicó desde su oficina que durante las vacaciones se encontraría en EE.UU. asistiendo a un seminario. En el macrismo de paladar negro, están indignados. Una conocida agente de viajes vinculada al jefe de Gobierno detectó al diputado en el complejo Fontainebleau de Miami. Buscó entonces en cartelera dónde se desarrollaba ese seminario y, al parecer, lo único que encontró fue una actividad en la playa: construcción de castillos de arena, reiki y relajación. Presman no asistió. Eso sí, la informante dijo que varias veces lo vio pasar con balde y palita rodeado de sus hijos.

Festejo diplomático

El éxodo de embajadores extranjeros ha propiciado una acumulación de festejos en los últimos días. El embajador de Marruecos, Larbi Reffouh, de corta estancia por delante en el país, que aprovechó el día nacional de su patria para unificar celebraciones. En el Sheraton de Retiro reunió a 400 personas para despedirse y agradecer los buenos tratos. Claro, con la intención de dejar un buen recuerdo, no descuidó detalle en la oferta etílica y gastronómica, que por ausentarse se perdieron todos los representantes del Gobierno, como también un habitué de esta celebración marroquí: Carlos Menem. En cambio, otros embajadores, como Esam Abid Al Thagafi (Arabia Saudita), Mohammed Aissa Alqattam Alzaabi (Emiratos Arabes), Naela Chohan (Pakistán) y Hicham Salim Hamdan (Líbano) sí cumplieron, incluso la norteamericana Vilma Socorro Martínez, quien fue muy bien recibida.

Placar renovado

Una de las diputadas más elegantes por aclamación, María Laura Leguizamón, paseó por Miami con su hija y su novio, Marcelo Figueiras. La legisladora K no dejó shopping sin recorrer: lejos de las grandes marcas, aprovechó todas las ofertas de la temporada baja y cargó impresionante cantidad de valijas a su regreso.

Alojamiento VIP

Desde que un sitio web atribuyó a Pamela David un descanso en Miami, más precisamente en el depto de un conocido empresario de, paparazzis locales se apostaron frente al edificio Bellini, en Bal Harbour. La imagen nunca la consiguieron, pero alguien contó el piso, de 270 m2 y con vista al mar, está a nombre de una sociedad llamada Isidris y pertenece al empresario s... que lo compró en la friolera de US$ 2.010.000 dólares.

 

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4423

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.