Cielo cubierto
Temperatura:
15º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 21 de mayo de 2019 | Suscribite
POLITICA /
jueves 8 mayo, 2014

Sobrevivir a La Cámpora, el desafío de Teresa Parodi como ministra de Cultura

La flamante ministra deberá enfrentar a los verdaderos dueños del poder. El peso de Franco Vitali, el supersecretario.

Galería de imágenes


Fotogalería
Con su asunción en el flamante Ministerio de Cultura, Parodi no sólo sucede al cineasta Jorge Coscia en la exSecretaría de Cultura sino que se enfrenta a un desafío por demás ambicioso. Foto:

La cantante Teresa Parodi sorprendió a propios y ajenos al confirmar su regreso a la función pública. Con su asunción en el flamante Ministerio de Cultura, Parodi no sólo sucede al cineasta Jorge Coscia en la exSecretaría de Cultura sino que se enfrenta a un desafío por demás ambicioso: dirigir el mayor cargo público de su carrera -entre 2005 y 2007 había sido Directora General de Música de la Ciudad- y hacerlo con La Cámpora en un espacio estratégico de la cartera.​

“La noticia importante es que Cristina haya decidido crear el Ministerio de Cultura. Hace años muchos pensábamos que había que subirle el rango a Cultura para aportar a la construcción permanente del país”, celebró hoy la ahora funcionaria

"Voy a ir oficina por oficina de quienes trabajan en esta repartición. Voy a trabajar cuerpo a cuerpo con el equipo de jóvenes que ya hay y voy a ir con un equipo mío porque a mí me gusta armar equipos de la gente joven que tiene ganas, ideas", confió.

Si bien se espera que Parodi lleve a un equipo de su confianza al nuevo Ministerio, la folclorista se encontrará con un joven equipo militante, que maneja la actividad territorial de la exSecretaría de Cultura. La dinámica interna está liderada por el subsecretario de Políticas Socioculturales y militante de La Cámpora, Franco Vitali.

El joven subsecretario se sumó al staff de Coscia en abril de 2014. Sin embargo, el desembarco de La Cámpora fue anterior a Vitali y llegó de la mano de su antecesora en el cargo, la bailarina clásica Alejandra Blanco.

Entre 2009 y 2014, Blanco -asesora de Coscia en su paso por Diputados- desarrolló un fuerte trabajo territorial como jefa de Gabinete de la Secretaría de Cultura, y como subsecretaria después, que la llevó a articular tareas con los movimientos militantes que iban sumando peso en el entramado K. La Cámpora la sumó entre sus militantes, a cambio de llevar la doctrina -contratos mediante- a uno de los espacios de poder más fríos del Gobierno. Lo hizo, hasta que la misma organización la reemplazó por Vitali.

La estructura organizacional que dependerá de Parodi es relativamente acotada, aunque compleja, dado la amplitud que abarca. Por ejemplo, todos los museos nacionales están bajo su órbita. En un corto plazo -y si no hay cambios-, la cantante tendrá a su cargo a Vitali y a la subsecretaria de Gestión Cultural, Marcela Cardillo, relegada a funciones protocolares y de representación en el exterior.

Mientras tanto, el resto es de Vitali. Bajo él están las dos áreas que manejan la activa militancia del ahora ministerio: la Dirección Nacional de Promoción de los Derechos Culturales y Diversidad Cultura y la Dirección Nacional de Participación y Organización Popular. Ambas están a cargo de jóvenes funcionarios que supieron adaptarse a tiempo a la proliferación de La Cámpora en el sofisticado edificio de Alvear 1690, que alberga a subsecretarios y directores nacionales, más allá de la risueña oficina que inaugurara el entonces secretario Coscia en la Villa 31.

Quién es. Hijo del militante de la Juventud Peronista Elvio Vitali, Franco es abogado. Durante su participación en la agrupación NBI, el exeditor del suplemento joven del periódico Miradas al Sur y autor del blog Un día peronista conoció a quienes son hoy los máximos referentes de La Cámpora: el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde; el director de la agencia estatal Télam, Santiago Patucho Álvarez, y el diputado e integrante del Consejo de la Magistratura, Eduardo Wado de Pedro​.

En 2010, con el decreto 1099/2010, Vitali fue nombrado director de Fortalecimiento de la Democracia, con lo que se convirtió en la mano derecha de Larroque en la Subsecretaría para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia. Un año después, reemplazó a Larroque.

Su paso por el cargo dejó denuncias y polémicas por el supuesto adoctrinamiento en jardines, escuelas primarias y secundarias.

Camporitas. En septiembre de 2011, Larroque y Vitali inauguraron el taller de formación política "El héroe colectivo" en el Colegio Nacional de Buenos Aires. La iniciativa contaba con debates y juegos de mesa ligados a la obra de Germán Oesterheld y Francisco Solano López, El Eternauta, y la intervención K sobre el personaje, El Eternéstor.

Un año después, Vitali fue denunciado penalmente por una serie de actos proselitistas de La Cámpora en escuelas primarias y jardines de infantes del conurbano bonaerense y otras ciudades del país.

El funcionario -era titular de la Dirección de Fortalecimiento de la Democracia- fue acusado de "abuso de autoridad" e "incumplimiento de los deberes de funcionario público". La denuncia recibida en la Cámara Federal porteña fue sometida a sorteo y le tocó al juzgado de Norberto Oyarbide, donde quedó radicada con el número 8664/2012.

Para todos. Con la llegada de La Cámpora, junto a Blanco y Vitali, la militancia ultraK participó de varias actividades oficiales de la Secretaría de Cultura, entre las que se destacaron los Carnavales Federales de la Alegría y una serie de charlas y recitales organizados por el programa Café Cultura Nación, que hoy depende directamente de Vitali. En ambos casos, la agrupación intervino en la organización de los eventos, financiados con fondos públicos surgidos de la cartera que hasta ayer era de Coscia.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4636

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard