miércoles 08 de diciembre de 2021
POLITICA Entrevista
19-09-2021 20:08
19-09-2021 20:08

Agustín Rossi: "No va a ser posible solucionar los problemas estructurales en base al sacrificio desmedido del pueblo"

El ex ministro de Defensa analizó la derrota de las PASO y las demandas de la sociedad en materia económica: "A la gente no le alcanza para llegar a fin de mes".

19-09-2021 20:08

Agustín Rossi, ex ministro de Defensa, se refirió a la derrota del Frente de Todos en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias y consideró que la demanda de la sociedad en materia económica "es clarísima". "La sociedad dice que nos entiende. Pero no puede pagar el alquiler", dijo Rossi. En ese sentido, el ex funcionario opinó que, en base a esa demanda de la sociedad, se debe hacer una lectura para "tomar las decisiones correspondientes" en relación a cambios en términos económicos. "La gente nos dijo que podríamos haber hecho algo más", analizó.

—¿Debe haber cambios en materia económica?

—Cómo se instrumenta no es algo que yo pueda dar desde el punto de vista técnico. Hasta las elecciones del 14 de noviembre dijimos que no pudimos hacer más por la herencia muy grave y la pandemia. Esa respuesta no fue satisfactoria para la sociedad. En 2015 le dimos un auto a Macri y nos lo devolvió chocado en 2019, y con deuda de patente, como me dijo un vecino adherente a nosotros en la campaña electoral. Pero independientemente de eso, la gente nos dijo que podríamos haber hecho algo más. Todos los días decimos, y me alienta y me genera expectativas hacia el futuro, que la economía se está recuperando, que creceremos un 6% o 7% durante este año, que los indicadores macroeconómicos van adelante. Esperamos que se sienta más aceleradamente en el bolsillo y en la vida diaria. Las medidas técnicas para esa demanda corresponderán al jefe de Gabinete, al ministro de Economía, al presidente de la Nación. La demanda es clarísima. No es que los argentinos no entienden la crisis y que tuvimos que superar una pandemia, pero te dicen que no les alcanza para llegar a fin de mes, que no tienen trabajo o no lo encuentran, y todo lo que todos sabemos sobre índices de pobreza o de indigencia. Es una lectura que debemos hacer y tomar las decisiones correspondientes.

—Decías que no se cumplieron las expectativas por las que los votaron. El gobierno anterior podría decir exactamente lo mismo, al igual que el anterior del anterior. ¿Hay un problema estructural más profundo que hace imposible satisfacer las expectativas?

—No niego que pueda haber problemas estructurales. Que la Argentina siempre tuvo un problema con su restricción externa. Cuando empieza a crecer producto del aumento de la demanda y del consumo, necesitamos importar una mayor cantidad de bienes intermedios, con los que terminamos de hacer los productos que se necesitan en la Argentina. Para esas importaciones necesitamos aumentar los volúmenes de exportaciones, y son los dólares de los que carecemos. Entendemos esto claramente, o al menos yo lo entiendo y tengo conciencia de eso. Sabemos que después de una etapa de crecimiento hay que instalar las bases para el desarrollo. La economía argentina tiene sectores que producen dólares y otros que producen pesos. Hay dirigentes que tienen una especialidad en economía, que pueden hablar con mayor síntesis sobre esto. Los argentinos no quieren que sea a costa de su sacrificio. Nos dicen “somos los que generamos y aportamos al PBI. Hay que hacerlo más equilibrado. Entonces, me parece que de esto es de lo que se trata. No va a ser posible solucionar los problemas estructurales en base al sacrificio desmedido del conjunto del pueblo. La sociedad dice que nos entiende. Pero no puede pagar el alquiler. La baja del consumo de la carne está también ligada a la del poder de compra del salario. Es una respuesta primaria que debemos dar.

REPORTAJE DE FONTEVECCHIA A AGUSTIN ROSSI 20210917

—¿Fracasan todos los gobiernos porque hay un problema de fondo que puede ser de diagnóstico? En la Argentina no paramos de caer. Se aplicaron políticas neoliberales a partir de mediados de los 70, cuando dejamos de crecer y pasamos del 4% de pobres al 40%. ¿Estamos confundiendo la aplicación de esas teorías con la globalización? China pasó a fabricar tanto como fabricaba todo el mundo hasta 1975 y eso destruyó la calidad de vida de los países desarrollados, y a los países en vías desarrollado mucho más porque teníamos industrias que no pudieron resistir. Sufrimos más nosotros que Perú y que Colombia, porque teníamos industrias, éramos un país semidesarrollado en términos industriales y nuestros vecinos no. ¿Eso explica los fracasos?

—Vale la pena analizarlo. Aquellos países que primarizaron su economía o que tienen economías más primarias tuvieron menos tensiones. Pero no conozco un país con 44 millones de habitantes, en vías de llegar a los 50 millones de habitantes, que tenga un modelo de desarrollo económico con equidad social sin un desarrollo industrial importante. Que la Argentina tenga pendiente su modelo de desarrollo industrial es una de las cosas positivas que tenemos. En Argentina, existen la industria y los industriales. Hay una localidad muy chiquita en Santa Fe, Carrizales, que debe tener 4 mil habitantes. Allí existe una de las pocas fábricas de asientos de bicicleta de Argentina. Está en el medio de la Pampa Húmeda. Uno se pregunta qué hace allí una fábrica así. Le da empleo a una gran parte de la comunidad. Abastece al mercado interno argentino, sobre todo hacia el norte del país, con un sistema de comercialización propia. En la Argentina, hay memoria industrial. Los países que se han reprimarizado tienen mayores niveles de desigualdad. Tienen mayores niveles de imposibilidad equitativa, en cuanto al desarrollo del conjunto. Entiendo el fenómeno de China. Y generó para nuestro sector primario de la economía un fortalecimiento. La economía china cada vez nos compra más, especialmente en materia de alimentos.

—Sí, y a mayor precio.

—El mercado norteamericano o el europeo, los mismos mercados latinoamericanos, son mucho más dificultosos para nuestros productos primarios. No concluiría que la aparición de China sea un hecho negativo para el desarrollo de la economía de nuestro país. También es cierto es que la Argentina tenía un modelo de un desarrollo industrial que desde lo que fue el principio de la dictadura del 76 se empezó a desmembrar. Nos costó muchísimo reconstituirlo en los diferentes momentos de gobierno que tuvimos desde la democracia. Soy de los que creen que hay que hacer un proceso de sustitución de importaciones. Debe ser virtuoso, porque de nada me sirve a mí tener un proceso en que todos los componentes sean importados y nos convirtamos en una gran fábrica ensambladora. O que una parte importante sean productos importados con un desbalance comercial que sigue existiendo. Analicemos la industria textil. ¿Cuántas telas fabricamos en la Argentina? Fabricamos dos o tres tipos de telas. El resto son importadas. Tenemos una industria textil importante, pero hay una parte que perdimos, porque nunca más pudimos ser competitivos en determinadas cosas. Sé que tampoco podremos ser competitivos en todas las áreas. Hay que especificar y desarrollar. Tener una mirada mucho más integral sobre todo el país y en todo el mundo.

La entrevista completa de Jorge Fontevecchia a Agustín Rossi

En esta Nota