martes 31 de enero de 2023
POLITICA busca relanzarse

Alberto F sale a la escena electoral con mensajes a la oposición y a los propios

“No me corran”, dice el mandatario en la intimidad sobre los posibles candidatos del Frente de Todos para las presidenciales. Esta semana lanzó un spot de tres minutos en el que dejó en claro que eligió a Macri como contrincante. Sin embargo, también asegura que Larreta o Bullrich no se podrán despegar de su gestión. Además, sus mensajes apuntan a la interna, sobre todo a quienes le criticaron el programa económico y el acuerdo con el FMI.

15-01-2023 06:48

Alberto Fernández se subió al año electoral. Se trata de un mensaje para la oposición, pero también para los propios. El Presidente está dispuesto a mostrarse competitivo en la pelea contra Juntos por el Cambio y esto, además, se lo demuestra a los dirigentes del Frente de Todos. “No me corran”, adelanta en la intimidad como preludio de un duro discurso que tomará forma este 2023 en plena campaña y advierte que no lo saquen del escenario.

“¿Qué futuro puede tener un país que tiene un expresidente recorriendo el mundo diciendo que su pueblo es la sociedad más fracasada de los últimos 70 años?”, se preguntó Alberto Fernández en un video de dos minutos y 57 segundos después de escuchar en su celular decir a Mauricio Macri desde Madrid que la Argentina es ese país. Alberto Fernández eligió al expresidente como contrincante. Cree y enumera que su gestión tendrá mejores números para mostrar de los que dejó el gobierno anterior en materia de desocupación, poder adquisitivo, obra pública e industria, entre otros. Sobre la suba de precios, aunque este año se llegó a una cifra récord de casi 95%, recuerda que Macri tampoco la pudo controlar y espera que la desaceleración del ritmo inflacionario que comenzó en los últimos meses del año pasado pueda generar la expectativa suficiente de que el camino hacia la baja es un hecho.  

Si Macri no es el candidato, los otros dirigentes que aspiren a serlo no se podrán despegar de la gestión anterior de la que fueron parte. “El que se me ponga enfrente se va a encontrar conmigo. No me corran con la corrupción porque los corruptos son ellos. No me corran con las internas porque ellos se están matando. No me corran con la economía porque los desafío con datos concretos”, se le escuchó decir al jefe de Estado en los últimos días.

En el oficialismo destacan que además de la disputa por la economía, Juntos por el Cambio en campaña ya no podrá levantar las banderas de ser la fuerza que llega para combatir la corrupción y ser la reserva moral de la República. El año 2022 no solo terminó con las causas que ya venían por la gestión de Mauricio Macri, sino también con el escándalo de los chats filtrados que ya demostró un viaje a Lago Escondido que tiene como protagonistas a funcionarios de Juntos por el Cambio, empresarios del Grupo Clarín y jueces ahora investigados por dádivas. Además, la gestión en la Ciudad debe afrontar denuncias con Marcelo D’Alessandro al frente por varios delitos que van desde el posible tráfico de influencias hasta el probable pago de coimas.

En ese sentido, Alberto Fernández insiste: “En mi gestión no tengo ninguna causa por corrupción”. Desde su entorno señalan que ni Horacio Rodríguez Larreta ni Patricia Bullrich, los otros candidatos del PRO, pueden decir lo mismo. El jefe de Gobierno porteño debió pedirle a su ministro de Seguridad que se tome licencia porque sus conversaciones con empresarios, funcionarios de la Corte y fiscales estaba afectando su campaña presidencial. Por su parte, Patricia Bullrich tuvo que esconder a su mano derecha, Gerardo Milman. No solo el diputado afronta investigaciones judiciales, sino también Bullrich. La última tiene que ver con la posible “simulación” de contratos de agentes de Inteligencia bajo su gestión como ministra de Seguridad.

¿Lanzado? Con el video que publicó el último miércoles, Fernández tiene el propósito de dejar en claro que está “atento a lo qué pasa en el país”. “Estoy en el escenario. Muchos se ocupan de sacarme del escenario porque saben que Cristina Kirchner se corrió y sacándome a mí y Sergio Massa excluyéndose nos ponen en un espacio sin candidatos. Y eso no es así”, dice en la intimidad.  

“Yo debo gobernar hasta el último día. Debo poner al Gobierno en el centro de la escena para que seamos competitivos. Y lo voy a hacer. Después veremos quién es el candidato”, evalúa en charlas que mantuvo este fin de semana en Chapadmalal sobre lo que será su rol en este año electoral.

Pero el Presidente no solo le habla a la oposición, sino también a los propios. Sobre todo, a quienes lo criticaron por el programa económico y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Recuerda que así como lo “corren” desde Juntos por el Cambio también lo “corren” desde el oficialismo y pide que no lo hagan más. Alberto Fernández detalla que se llevó adelante el programa que se armó con Martín Guzman y es lo que hoy está dando resultados. Mensaje para los que llama “los nuestros” que también lo criticaron. Está convencido que hoy “quedaron a la intemperie”. “Se tienen que guardar todos los pronósticos que hicieron. Cumplimos las metas del FMI expandiendo el gasto, es decir, sin ajuste”, es una de las evaluaciones que hacen desde sus vínculos más cercanos sobre el rumbo de su gobierno. Seguramente se trate de un mensaje para Máximo Kirchner.

“Un futuro que ya empezó, hay mucho más por vivir, hagámoslo juntos”, dice Fernández sobre el final del video. Si finalmente será candidato o no, lo definirá más adelante, pero hoy está en el escenario. Cristina Kirchner sigue afuera y Sergio Massa juega a que no. En los últimos días desmintió decir una frase sobre que se lanza en abril y dijo: “Mi carrera en este momento es una carrera para bajar la inflación y hacer crecer a la Argentina. No me suban a otra carrera”. El ministro de Economía lo dijo: “En este momento”. Quizás más adelante sí es su carrera. Nadie lo escuchó decir en público que será candidato, pero tampoco que no lo será. Hay otros que están expectantes como el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el embajador en Brasil, Daniel Scioli.

En esta Nota