lunes 30 de enero de 2023
POLITICA EL Ministro SOSTIENE QUE LA EXPLOSIN FUE INTENCIONAL

Aníbal F. quiere "echar a patadas" al juez de Río III

El titularde Interior se refirióal polémico magistrado que se copió del sitio rincondelvago.com para emitir la sentencia por la explosión de la fábrica militar de Río III . Además, aseguró que Diego Estévez tuvo una “actitud parcial bochornosa”.

22-12-2006 20:08

“Seguimos teniendo comportamientos corporativos” que hacen “pedazos la credibilidad de la sociedad”, aseguró  el ministro del Interior, Aníbal Fernández, con relación al desempeño de la Cámara Federal de Córdoba al no suspender al controvertido conjuez que investigó la causa de Río Tercero, Diego Estévez.

El funcionario kirchnerista aseguró también que si hubiera sido profesor del magistrado lo hubiera sacado “a patadas del aula” por haber basado el fundamento de su dictamen a partir de una página de Internet.

El conjuez brindó la absolución de los militares involucrados en la explosión de la fábrica militar a partir de un fundamento que encontró en el sitio titulado www.rincodelvago.com. Por ese motivo, Fernández calificó a ese dictamen –y, de hecho, al conjuez– como de una “actitud parcial bochornosa”.

En declaraciones realizadas a Radio América, Fernández también descalificó al magistrado por emitir un dictamen absolutorio y afirmó que la explosión ocurrida en 1995 “fue un hecho premeditado, intencional”. Además, para el funcionario, que el juez haya desestimado las pericias de cuatro expertos que concluyeron que las explosiones fueron intencionales y haya recurrido a dicho procedimiento, “es un dato bochornoso”.

“Si yo fuera profesor de él en la universidad, lo sacaría a patadas del aula”, enfatizó el funcionario kirchnerista. Al trazar una comparación con este método de consulta, el ministro recordó que “cuando yo era joven, en mi época se usaba el ‘Lerú’, que era un resumen, un recorte de los libros de determinadas materias”.

Tras argumentar en favor de la tesis que habla de un hecho intencional, el ministro advirtió que “estamos ante una situación terrible, que fue ocultada, barrida bajo la alfombra”, ya que “el poder político de turno (que entonces presidía Carlos Menem) intentó hacer todo lo posible para que esto no prosperara”.

El funcionario negó, por otra parte, que lo que decidió el Consejo de la Magistratura, al derivar el tema a la Cámara Federal de Córdoba en lugar de suspender directamente al juez, como pretendía el oficialismo, haya significado una derrota para éste.

En ese sentido, Fernández aseguró que “lo más importante, en este caso, es exhibir ante la sociedad por qué era imperioso producir la reforma de este Consejo de la Magistratura”, y que no obstante ello, “seguimos teniendo comportamientos corporativos que son los que impiden que, ante actitudes como las que lleva a cabo este señor, distorsionen, hagan pedazos la credibilidad de la sociedad”.

Sin embargo, Fernández destacó la calidad de “hombres probos y de estatura jurídica intachable” de algunos miembros de la Cámara Federal cordobesa y confió que “nos vamos a encontrar con una suspensión (del juez) en muy pocos días, porque lo que ha hecho es una actitud parcial con el único objeto de desligar a algunos de los militares que fueron responsables de esta actitud perversa”.

En esta Nota