viernes 27 de enero de 2023
POLITICA Tambin se dej ver el economista Javier Gonzlez Fraga

Chiche Duhalde y Morales brindaron con Lavagna

En el encuentro por fin de año en sus oficinas, el precandidato presidencial instó a “trabajar para darle una alternativa a la Argentina”. "López Murphy hace juego al Gobierno", procuró herir un allegado a Lavagna.

26-12-2006 19:49
En un encuentro de fin de año que reunió a personalidades que sobrevuelan su candidatura, el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, contó con la adhesión del presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Gerardo Morales, en las oficinas porteñas que el ex ministro tiene en la Ciudad de Buenos Aires.

Asimismo, en el convite de alrededor de 50 personas organizado por Lavagna, también estuvieron presentes “muchos dirigentes peronistas”, entre los que se destacó la figura de Hilda “Chiche” Duhalde, además de gran parte de los diputados nacionales del bloque justicialista de El General.

A su vez, en la oficinas de la calle Cerrito al 800, en nombre del radicalismo concurrió el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Adolfo Sturbin, quien encabeza la delegación partidaria que intenta armonizar el programa de la futura coalición con Lavagna.

Del lado del lavagnismo, se dieron cita Jorge Sarghini, Eduardo Camaño, Francisco de Naváez, Marina Cassese, los dirigentes Alejandro Rodríguez, Alberto Coto, el economista Javier González Fraga, además del presidente del Movimiento de Integración Y Desarrollo (MID), Carlos Zaffore.

El ex encargado del Palacio de Hacienda fue el único que pronunció algunas palabras cuando instó a “trabajar intensamente para dar una alternativa a la Argentina”.

Por su parte, el lavagnista Rodríguez criticó al cofundador del PRO, Ricardo López Murphy, quien puso en duda la candidatura de Lavagna.

“Una vez más Lopéz Murphy se equivoca en el análisis”, señaló el ex funcionario del Ministerio de Economía Alejandro Rodríguez a la agencia Télam; mientras que añadió que el líder de Recrear lo único que hace con esto es “hacerle el juego al Gobierno, puesto que el oficialismo está interesado en que Lavagna no se presidente”.

En esta Nota