domingo 01 de agosto de 2021
POLITICA memorándum con irán
17-07-2021 00:47

Cristina Kirchner habló de "disparate judicial" y apuntó contra el macrismo

La vicepresidenta pidió la nulidad de la causa que se reabrió en 2016. Resaltó las visitas de los jueces Hornos y Borinsky a la Quinta de Olivos y habló de “persecución judicial”.

17-07-2021 00:47

Con la puerta de su despacho cerrada y en total soledad, Cristina Kirchner expuso durante poco más de una hora en la audiencia por la causa en la que se investiga la firma del Memorándum de entendimiento con Irán. Fue un discurso con fuerte contenido político en el que apuntó al expediente por ser “un disparate judicial, institucional y político” y señaló al gobierno de Mauricio Macri y la “mesa judicial” encargada de desatar “una persecución” contra ella y ex funcionarios de su gobierno.

La vicepresidenta llegó al Congreso con los papeles que había comenzado a escribir la semana pasada en su casa de El Calafate y terminó de repasar ayer en su vivienda de la calle Juncal. Su ausencia en la sesión del Senado del jueves tuvo que ver con la preparación de esta argumentación de la que no necesitó la lectura. Allí pidió que se anule el caso reabierto en 2016 y elevado a juicio donde se la acusa de encubrimiento agravado por atentado de la AMIA.

“Estamos acusados de ser encubridores del más terrible atentado terrorista que sufrió nuestro país. Es un disparate judicial, institucional y político esta acusación”.

La ex jefa de Estado hizo hincapié en los últimos movimientos relacionados con las visitas de los jueces de Cámara Federal de Casación Penal Gustavo Hornos y Mariano Borinsky que en diciembre de 2016 firmaron la reapertura de la causa. “Esto es como el rey desnudo. Acá hubo alguien que encontró en un informe de ingreso de (los jueces) Hornos y Borinsky, siempre en coincidencia con las causas, tanto a la Casa de Gobierno como en Olivos. También se descubrió que Borinsky fue a la Quinta de Olivos en 15 oportunidades”, sostuvo.

Cristina Kirchner continuó: “Un juez que jugaba al tenis con Mauricio Macri no puede ser imparcial ante una causa que me involucra. ¿En serio que quieren hacernos creer que estas causas son legítimas? Nunca vi algo así de ilegal, los mismos jueces involucrados. Es un escándalo monumental y los medios concentrados no dicen nada”.  

La ex mandataria vinculó el caso con la tensión que hubo entre su gobierno con los fondos buitre y enmarcó la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman en un supuesto intento de aquellos de ejercer presión sobre su presidencia para reclamar el pago de la deuda externa privada.

“El Memorándum con Irán no es solo una persecución. Era esto: pagarles lo que querían a los buitres porque después de pagarles a los buitres decían que venía la bonanza. ¡Y pagaron! Lograron sacar el candado para que se pagara. Yo no lo hice. Yo me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo”, sostuvo.

La ex presidenta mostró una solicitada financiada por la Américan Task Force Argentina (ATFA) y publicada en diarios de Europa en la que aparecía su imagen junto a la del entonces presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, junto a la pregunta, escrita en inglés: “¿Un pacto con el diablo?”. También mostró un gráfico de la deuda durante su gobierno y el de su sucesor.

La vicepresidenta también habló del trámite del expediente en primera instancia donde fue el juez Claudio Bonadio el que habilitó el tratamiento de una causa melliza a la denuncia de Nisman, cuando avanzó con el caso por supuesta traición a la patria, denunciado por un abogado particular y luego por dos familiares de víctimas del atentado a la AMIA.

“El 29 de noviembre de 2016, (Hornos y Borinsky) resucitan, creo que es bíblico, una causa fenecida y acabada. Al otro día, el presidente Macri en una radio de Mendoza felicita con nombre y apellido a los jueces con un fallo a medida del gobierno. Bonadio tenía la mesa servida, me pide el desafuero, no lo logra, pero sí logra encarcelar al doctor (Carlos) Zannini, a Luis D’Elía y otros presos. Incomprensiblemente, el doctor Zannini sigue pidiendo explicaciones hoy en día por qué estuvo preso cuatro meses”, sostuvo.

La vicepresidenta se extendió de los 45 minutos acordados, pero nadie la frenó. Terminó su argumentación, silenció la audiencia y continuó con reuniones políticas. La campaña electoral recién empieza.

Las frases más polémicas

“Me cuesta creer que a 27 años de la tragedia de la AMIA estemos discutiendo esto que es el montaje para ganar las elecciones. Desde el primer día del gobierno de Mauricio Macri ocurrieron hechos gravísimos y el Poder Ejecutivo buscó controlar al Poder Judicial para usarlo para perseguir a opositores. Pepín Rodríguez Simón asesoró a Macri y hoy está prófugo. Pepín armó la llamada mesa judicial”.

“Cuando sucedió el atentado, Andrés Larroque tenía 17 años cuando ocurrió el atentado de la AMIA. Juan Martín Mena era más chico aún, debería estar cursando algún curso de la escuela. Oscar Parrilli, quizás hasta tenía pelo, había perdido la interna justicialista y se había acercado al Frepaso. Zannini era ministro de Néstor en su primera gobernación. ¿Dónde estaba yo? Sentada en alguna banca en la Legislatura de Santa Cruz”.

“Eran como jueces de atracción. Ercolini y Bonadio, siempre eran esos dos jueces. En primera instancia, Ercolini y Bonadio. Si se escapaba algo en primera instancia, estaban Hornos y Borinsky para darme, según ellos, mi merecido. La causa AMIA se había convertido en un tablero de ajedrez de la política local e internacional. Desde su inicio buscó ser usada en la política La impunidad es el manejo político de la causa”.

“Los fondos buitre hicieron campaña contra nosotros con el Memorando con Irán. Querían doblarnos para que le paguemos cualquier cosa y me negué. La persecución también tenía que ver con que le paguemos a los fondos buitre, porque decían que después iba a venir la bonanza. ¡Y pagaron! Lograron sacar el candado para que se pagara. Yo no lo hice. Yo me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo”.

En esta Nota