jueves 23 de septiembre de 2021
POLITICA comercio exterior y geopolítica
25-07-2021 03:39
25-07-2021 03:39

DTA, la empresa brasileña que quiere competir por la Hidrovía del Paraná

Su presidente, João Acácio, afirma que es una obra estratégica para el Mercosur y que una compañía del bloque debería tener prioridad en la licitación. Críticas a China.

25-07-2021 03:39

Aunque el Gobierno transfirió por un año el control de la Hidrovía de los ríos Paraná-Paraguay a la Administración General de Puertos (AGP), la licitación y concesión de la obra continúa interesando a empresas internacionales. La última en sumarse fue la brasileña DTA Engenharia, que quiere participar con un consorcio conformado con la rusa Gidrostroy y la holandesa De Boer-Dutch Dredging. 

El presidente y CEO de DTA,  João Acácio, asegura que se trata de una obra estratégica para el Mercosur y que una compañía del bloque debería tener prioridad. En diálogo con PERFIL, va aún más allá y sostiene que entregar la Hidrovía a la empresa estatal china, Shangai Dredging, que también mostró interés, representa “una preocupación” para Brasil, Argentina, el Mercosur y Estados Unidos.

—¿En qué consiste la propuesta de DTA Engenharia para competir en la licitación?

—Somos una empresa cien por ciento brasileña y hace 13 años actuamos en grandes dragados de obra portuaria en Brasil. Hoy somos líderes absolutos en dragados portuarios, y tenemos los mayores contratos en los puertos de Santos, de Paraguaná, en la Hidrovía de Río Tocantins en la Amazonia. El dragado de obra pesada, de gran porte, es dominado en el mundo por poquísimas empresas. Hay dos belgas, dos holandesas, y los chinos. Nuestra empresa tiene un cuerpo técnico y una ingeniería muy fuerte. Vislumbramos la posibilidad de optimizar las obras de dragado de la Hidrovía del Paraná. Fuimos recomendados por el gobierno brasileño para participar de esta licitación. Y acto seguido, dada la dimensión de esta obra, hicimos una joint venture, un consorcio, con Gidrostroy y De Boer-Dutch Dredging. 

—¿Qué ventajas tiene la propuesta de DTA con respecto a sus competidores?

—Esta Hidrovía es de una importancia vital para Argentina y para el bloque comercial del Mercosur. Estoy preocupado porque toda la economía de Paraguay navega por este río, parte de la de Bolivia y Brasil también. Entiendo que no es un interés puntual de Argentina sino un interés del Mercosur. Cuando Mike Pompeo, el ex secretario de Estado de Donald Trump, estuvo acá habló específicamente sobre la Hidrovía. Estados Unidos tiene preocupación con respecto a esto. Estratégicamente, entregar una Hidrovía de esta relevancia a los chinos es una preocupación para Brasil, Argentina y el Mercosur. Creo que hay que abrir y oxigenar este proceso. Esta Hidrovía tiene un foco estratégico y geopolítico importante. Que no quede en manos de chinos o europeos debería ser un tema de seguridad para el Mercosur. Tenemos equipos, ganas de estudiar técnicamente y ofrecer una propuesta muy ventajosa.

—¿Pudo hablar con alguna autoridad del gobierno argentino o de la embajada? 

—No tuve contacto aún, pero siento que hay interés por parte del Gobierno de conocer nuestra propuesta. No es una obra pequeña, sino una de largo plazo que implica cerca de 300 millones de dólares por año, lo que permite hacer inversiones en equipos específicos. Tenemos credenciales, experiencia, personal calificado en ingeniería, con mucha voluntad. Tenemos equipos en el sur de Brasil, en Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná. Estamos muy cerca para ayudar al gobierno argentino y empezar a trabajar.

—Hay dos miradas en el Gobierno con respecto a la licitación. Una pretende que el Estado se quede con la administración de la Hidrovía y contrate a un privado para hacer solo las obras de dragado y balizamiento. La otra, en cambio, apunta a darle la concesión a un privado para que cobre peaje. ¿Ustedes están abiertos a los dos esquemas o tienen una predilección por uno u otro?

—Entiendo que la concesión con peaje es la forma más económica y más viable para la contratación de este tipo de servicios porque se trata de un trabajo continuo. En caso que el Gobierno decida contratar una obra por un año, nos presentaremos también, sin problemas. Pero entiendo que la visión de largo plazo debe ser el cobro del peaje. Si el peaje es caro, es un tema que tiene que ser estudiado, hay soluciones técnicas, alternativas para optimizar. Tenemos interés en estar en este proyecto, tanto en un período corto de un año como en el largo plazo. Cualquiera sea la decisión del gobierno argentino, DTA trabajará para ofrecer una propuesta.

—¿Cuánto cobrarían de peaje en caso de ganar la licitación?

—Sería una imprudencia decir valores sin estudiar. Sé que hoy se cobran tres dólares por tonelada. Me parece que es un valor un poco alto. Pero son 3.500 kilómetros de hidrovía, 1.200 kilómetros de dragado. No tengo cómo darte exactamente un valor. En el puerto de Santos hoy se cobra la carga a través de una tarifa portuaria de cerca de 1 dólar por tonelada. Pero es un canal de 25 kilómetros, chiquitito. El costo de dragado es pequeño y se hace cuatro meses al año. Acá es una situación diferente, con costo de balizamiento, de señalización. Entendemos que es posible reducir el costo y optimizar el servicio. 

—¿El gobierno brasileño ha manifestado interés en que ustedes tengan la concesión?

—La empresa fue indicada por el Ministerio de Transporte brasileño, pero el gobierno lo hizo de forma muy descontracturada y legítima, porque nosotros somos los que hacemos los mayores contratos con el gobierno. DTA dragó en ocho años cien millones de metros cúbicos. Somos la única empresa brasileña y de Sudamérica. 

—¿El gobierno de Jair Bolsonaro le manifestó alguna preocupación porque China se quede con la Hidrovía? 

—No, el gobierno de Bolsonaro no se manifestó al respecto. Estoy contando solo la preocupación expresada públicamente por Pompeo. Esta es una obra estratégica para Argentina y para el Mercosur porque involucra a Bolivia, Paraguay y Brasil. Brasil y Argentina tienen un vínculo comercial importantísimo. Creo que un emprendimiento de ese tipo no puede estar manejado por el Estado chino. El interés de ellos es geopolítico. Yo tengo que hacer un presupuesto para tener lucro. La empresa tiene que ganar dinero. Competir con una empresa que tiene un interés geopolítico es desbalanceado, no es una competencia perfecta. Estaré con el embajador Daniel Scioli y con el embajador brasileño en Buenos Aires para desarrollar este tema.

 

Ríos

◆ La Hidrovía de los ríos Paraná-Paraguay tiene una longitud de 3.442 kilómetros. El 80% de las exportaciones argentinas circulan por ahí.

◆  La concesión estuvo en manos privadas desde 1995. Este año el Estado decidió hacerse cargo de la administración hasta que se llame a una nueva licitación.

◆ Además de DTA, estarían interesadas en la licitación la china Shanghai Dredging, las belgas Deme Group y Jan de Nul, las holandesas Boskalis y Van Oord.

En esta Nota