jueves 23 de enero de 2020 | Suscribite
POLITICA / EL AJUSTE QUE NO FUE
domingo 1 diciembre, 2019

El Gobierno no logró su objetivo de reducir las pensiones por invalidez

Asumió denunciando que su mayoría eran irregulares. Se retira con la misma cantidad y el plan de revisión frenado por la Justicia.

por Gabriel Ziblat

Discapacidad: Macri, en una presentación en la agencia encargada de esos beneficios. Foto: Presidencia
domingo 1 diciembre, 2019

Primero fueron al recorte por el frío cálculo de una planilla de Excel. Por las duras críticas recibidas dieron marcha atrás. Después cambiaron la estrategia y empezaron con una revisión caso por caso. Pero tampoco les funcionó. El Gobierno de Mauricio Macri se retira del poder sin haber podido tocar las pensiones por invalidez, un subsidio que creció 1.200% durante el kirchnerismo y que el macrismo siempre describió como un foco de clientelismo. Después de cuatro años de gestión, las pensiones habrán caído menos del 1%.

En la Agencia Nacional de Discapacidad, el ente creado en 2017 para administrar todas las políticas públicas vinculadas al área, reconocen que el tema de las pensiones por invalidez queda como “una piedra en el zapato”. En 2015, al asumir, había 1.034.743 personas que lo cobraban. Cuatro años después esa cifra apenas se redujo a 1.027.924. En el último año se inició un proceso de auditoría donde los beneficiarios debían ir a un hospital para tramitar nuevamente su certificado que compruebe que tienen una invalidez que no les permite trabajar. Se llegaron a mandar 120 mil cartas documento, en tres etapas de 40 mil cada una. Según los datos del organismo, de las primeras 40 mil, solo 27 mil beneficiarios pudieron ser efectivamente notificados. De ellos, solo 7 mil se presentaron a realizar el Certificado Médico Obligatorio (CMO), de los cuales un cuarto (1.800) evidenció que su diagnóstico no llegaba al 76% de invalidez (límite que exige la norma para recibir la pensión).

Evolución y composición del beneficio por discapacidad.

Fuentes que siguieron todo el proceso aseguran que en el fallido intento hubo dos factores que afectaron: uno político y otro judicial. En el primero apuntan a los gobernadores, por la disponibilidad en los hospitales. Hubo gente que denunció que se presentaba a hacerse el CMO y nunca lo lograban. En cuanto a la Justicia, el último fallo adverso lo recibieron hace dos semanas: la sala 2 de la Cámara de la Seguridad Social frenó todo el proceso de envío de telegramas y obligó a la agencia a enviarlos nuevamente con el turno ya fijado y haciéndose cargo de los viáticos necesarios para que cada pensionado se presente.

Las pensiones por discapacidad: otra grieta entre kirchneristas y macristas

El propio Macri, según pudo saber PERFIL, manifestó en privado su impotencia ante las dificultades para avanzar en ese ajuste y apuntó una vez más a la falta de acompañamiento del Poder Judicial en cuestiones presupuestarias. Es que el impacto en las cuentas públicas es notorio: la agencia tiene el quinto presupuesto del Estado. Para 2019 tiene un crédito de más de 133 mil millones de pesos, y el 85% pertenece a las pensiones.

Esa situación abre un interrogante hacia adelante sobre qué sector político se hará cargo de la agencia si Alberto Fernández decide dejarla tal cual está. Hasta ahora no hay información oficial sobre quién reemplazará a Santiago Ibarzábal al frente del organismo, solo rumores de que se lo pelean el massismo (mencionan a Claudio Espósito) y el kirchnerismo (Silvia Bersanelli).

Al día de hoy en el macrismo hay quienes critican la lógica de ajustar estas pensiones, sobre todo porque reconocen que el 87% de los beneficiarios viven en situación de vulnerabilidad económica. Sin embargo, la lógica que imperó en el Gobierno es la de avanzar en su normalización, bajo la premisa de que durante el kirchnerismo se volvió un plan social más, que ya no cumple con la lógica subsidiar a aquel que no puede trabajar (más de 130 mil jóvenes, por ejemplo, lo reciben), que fue otorgado en muchos casos a través de procesos fraudulentos y que, encima, es vitalicio (detectaron 12 mil casos donde el beneficiario tenía un trabajo en blanco y lo seguía cobrando).

En el equipo de Ibarzábal aceptan que no pudieron avanzar con las metas propuestas pero por lo menos, aseguran, mejoraron el sistema para que no pueda volver a ser utilizado políticamente. El mecanismo para otorgar la pensión se digitalizó de forma tal de que los certificados médicos ahora son más fáciles de controlar.n


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4883

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.