martes 28 de septiembre de 2021
POLITICA
11-02-2013 01:00
11-02-2013 01:00

Los mejores chimentos políticos y de sociedad

11-02-2013 01:00

Camara de Diputados, en números: palabras más, palabras menos.

En medio de la polémica que se generó por el aumento del 21,8 por ciento de sus dietas con el que arrancaron 2013, los integrantes de la Cámara de Diputados podrían haber argumentado que este año se han ganado ese incremento con el sudor de su frente. Naturalmente, esta respuesta resultaría insatisfactoria como explicación para más de uno. Pero al menos en términos estrictamente aritméticos, es irrefutable. Es que luego de un 2011 que había sido bastante pobre en cuanto a la actividad parlamentaria, el período 2012 volvió a estar movido con el tratamiento de leyes como las de la estatización de YPF, y eso se tradujo en un evidente aumento de la labor parlamentaria, o al menos de los debates en el recinto. Según un relevamiento realizado por el Indice de Calidad Legislativa 2012, el conjunto de los diputados emitió durante 2012 1.085.975 palabras, más del doble de las 432 mil que habían emitido durante el período anterior. La pole position quedó en manos del presidente de la cámara, Julián Domínguez, quien pronunció 42.021 palabras; el diez por ciento de ellas se escucharon durante una sesión en la que el tema a tratar tenía que ver con Malvinas, conflicto para el que Domínguez fue movilizado como soldado. El segundo lugar lo ocupó el santafecino Agustín Rossi, presidente del bloque del Frente para la Victoria, con 34.991 palabras, y detrás suyo se ubicaron los presidentes de otros bloques, como el radical Ricardo Gil Lavedra (29.328), y Alfonso Prat Gay (28.400). Una de las curiosidades del relevamiento que suele ser elaborado por la gente del Semanario Parlamentario es que Juan Manuel Abal Medina podría haber figurado en el top ten. Es que el jefe de Gabinete de ministros utilizó 18.086 palabras el 4 de julio último cuando brindó su primer informe de gestión ante la cámara baja. La voz de Abal Medina se escuchó en el recinto más que, por ejemplo, la de Federico Pinedo o Fernando “Pino” Solanas. Otra muestra de que en el último ejercicio legislativo los diputados transpiraron la camiseta más que el año anterior es que el número de moradores de esa casa que no abrieron la boca más que para saludar bajó de ochenta a sólo 14 entre 2011 y 2012; entre ellos hay ocho kirchneristas, dos radicales, dos del Frente Peronista, un socialista y uno de la Unión Popular. Aunque para ser justos, el premio a la legisladora más reservada de la cámara debería ser para la peronista puntana Nora Videla, quien figura en la lista de los que se mantuvieron callados, tal como el año pasado, y como el anterior: es decir, desde que llegó a su banca en las elecciones de 2009, no ha emitido sonido alguno. El que se cuidó de no quedar en esta nómina fue Francisco de Narváez; el Colorado supo integrar la lista de los que no habían utilizado jamás el micrófono, pero en el último ejercicio legislativo pronunció casi 400 palabras, lo que lo ubicó en el puesto 220. Suena bastante modesto, pero al menos puede decir que su voz se escuchó más que la de Carlos Kunkel. Aunque Kunkel es uno de los diputados oficialistas más verborrágicos y con mayor exposición mediática a la hora de defender y elogiar la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, su rol en la Cámara baja no es para nada tan activo: apenas emitió 144 palabras, y varias de ellas, al igual que en períodos anteriores no sonaron por los altoparlantes sino que se escucharon por sus gritos, ya que las lanzó mientras hablaba algún otro colega; al mendocino Omar De Marchi, por ejemplo, le gritó “cipayo”; a Lilita Carrió la tildó de “encubridora”, y una vez intervino mientras hablaba el radical Oscar Aguad, para decir que “está leyendo porque es lo que escribió Magnetto”. Con apenas diez palabras, usadas para indicar que un voto afirmativo de su parte, la kirchnerista María Teresa García evitó quedar en la lista de diputados silenciosos. Y otros como la oficialista Dulce Granados aprovechó la última sesión extraordinaria para despacharse con sus primeras y únicas 667 palabras. Con la actual composición de la Cámara, el período 2012 ha sido el más activo, pero 2008 (con 1.232.372 palabras) fue el año en el que más se habló en el recinto desde que se elabora este Indice de Calidad Legislativa. El período 2013 arrancará con el tratamiento del memorando de entendimiento con Irán por el atentando contra la sede de la Amia enviado por al Congreso el jueves por la Presidenta. El tema promete debates intensos y un buen racimo de discursos. Pero, sobre todo, la vidriera en la que suele convertirse el parlamento en cada año electoral para muchos legisladores que deben renovar sus bancas indica que el período de sesiones 2013 puede estar cerca o incluso superar la marca de 2012 en cuanto a intervenciones y discursos.

Se equivocó la paloma.

No hubo mesa redonda ni se trató como tema de discusión en una de las reuniones que los popes de La Cámpora tienen, como en toda agrupación, para tratar temas sensibles o de agenda. Las imágenes de la agresión que sufriera esta semana Axel Kicillof –con mujer e hijos menores– en el ya famoso viaje en Buquebus recibieron despliegue con diverso tono en varios medios y finalmente la línea a seguir entre propios la marcó la Presidenta. Naturalmente, eso no evitó que puertas adentro la situación se instalara como tópico ineludible esta semana y, como sucedió puertas afueras, hubo posiciones más radicales y de las otras. En el primer grupo se ubicaron aquellos que, quizá movidos por cierto recelo ante la figura del viceministro, consideraron que después de todo “se lo merecía”. Si desde tiempos de Néstor Kirchner no estaba bien visto que la gente del partido veraneara en la costa uruguaya, él debió haber seguido esa línea aun cuando ese destino fuera el que tradicionalmente elige para descansar y aunque Colonia no fuera Punta del Este. Para ellos, Kicillof debió haber seguido la actitud de, por ejemplo, Ricardo Echegaray, quien resignó pasar sus vacaciones –en especial este año– en su casa de La Barra para evitar momentos desagrables y “porque no corresponde”, o incluso la de Héctor Timerman, quien en un acto de verticalidad extrema hizo que Jordana, su hija mayor, cancelara su “bucólica boda al atardercer” en José Ignacio. Menos radicales fueron quienes adjudicaron una actitud pueril en Kicillof, quien para ellos lo único que hizo fue seguir un hábito: veranear en una casa que tiene en Colonia, viajar en Buquebus en clase turista, con su familia y sin ningún tipo de privilegios. Una actitud normal en tiempos donde hay personas que no tienen conducta normal.

Feliz porcentaje.

A veces con humor pero de manera soez; otras, con ironía y con un tono más de salón, fueron las bromas que recibieron desde el gobernador salteño hasta su funcionario de Turismo cuando ambos destacaban las bondades del paisaje de Salta como destino de descanso en épocas donde los casos policiales –incluso uno de alcance internacional– tuvieron de protagonistas trágicas a turistas. Aunque aquellas situaciones marcaron por entonces la gestión de Juan Manuel Urtubey, los datos que su secretario de Turismo, Fernando García Soria, le suministró le provocaron alegría y cierto alivio. El aumento de turistas y del gasto promedio de éstos por día con respecto a enero de 2012 significó para Salta una inyección económica de más de 164 millones de pesos. En porcentajes, hubo 23 por ciento más de visitantes con un gasto diario de 403 pesos, lo que marcó 27 por ciento más que en enero de 2012. Y en breve, según informó García Soria, una empresa aérea boliviana comenzará a operar con vuelos directos de Santa
Cruz de la Sierra al Aeropuerto de Salta.

Mimado, por ahora.

En el fútbol como en la política, hay jugadores que todos quieren tener en su equipo. Por la cantidad de helicópteros y visitas que esta semana aterrizaron en el municipio de Merlo, parece que el nuevo “10” requerido o la figurita díficil para estas elecciones en territorio bonaerense es su intendente, Raúl “Vasco” Othacehé. El miércoles, el primero en aterrizar en el municipio con más peso electoral de la estratégica primera sección bonaerense fue el gobernador Daniel Scioli, con buena parte de su gabinete. En el coqueto parque municipal La Colonial, junto con el anfitrión y otros intendentes como Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Hugo Curto (Tres de Febrero), se analizó la situación política y financiera de la Provincia.
No pasaron 48 horas, y otra aeronave oficial surcó los cielos merlenses. Esta vez, el vicepresidente Amado Boudou, junto al titular de la Anses, Diego Bossio, con motivo de un acto oficial, visitaron a Othacehé. En el corredor aeróbico de la quinta municipal, se entregaron subsidios a ONGs y centros de jubilados. Más allá de las charlas políticas y armados electorales, todos los visitantes, sin excepción, saludaron, y hasta le cantaron el feliz cumpleaños, al Vasco, que ayer, y hasta el cierre de esta edición, continuaba con los festejos.

Colonias polémicas.

Se puede decir que hay revuelo en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad debido a la polémica en torno al estado de las colonias porteñas y los informes que se han publicado en referencia a su precariedad y mal estado. El problema es que estos informes no fueron hechos por la defensora, Alicia Pierini, quien ha tenido un rol pasivo respecto del tema. Es que en la Defensoría cumple funciones la hermana de Diego Kravetz, ex legislador porteño, hoy alejado de su kirchnerismo inicial y pareja de Soledad Acuña, subsecretaria de Equidad Educativa del Ministerio de Educación de la Ciudad, responsable de las colonias de verano. Esta sería la razón de la pasividad de Pierini en cuanto al tema. Aunque también destacan que aquellos empleados designados por la ex diputada porteña responsables del monitoreo de las colonias cumplen durante enero con su descanso anual por vacaciones.

Reemplazo que no fue.

Las vueltas del destino, o más bien de la política vernácula, hicieron que un funcionario que sonaba como reemplazante de Guillermo Moreno hace algunos meses terminara prácticamente como un empleado suyo. Esto comentaban en el área económica de Cancillería, donde fue designado días atrás el joven Augusto Costa como secretario de Relaciones Económicas Internacionales, en reemplazo de la nueva embajadora en Estados Unidos, Cecilia Nahón. El funcionario, hombre de confianza de Axel Kicillof, deberá consultar cada paso que dé con el secretario de Comercio, ya que él es, en los hechos, el que maneja las relaciones comerciales internacionales; toda una paradoja, luego de que a mitad del año último su nombre sonara con fuerza para ocupar el lugar que en teoría Moreno iba a dejar vacante.

La nueva azotea oficial.

A más de diez años de que la azotea de la Casa Rosada se convirtiera en un helipuerto improvisado en los días calientes del corralito, Cristina Fernández de Kirchner decidió que ese espacio del palacio tuviera una nueva y definitiva función. Siguiendo con su afán remodelador, la mandataria firmó días atrás un decreto para habilitar la construcción en ese lugar de una serie de oficinas de la Administración de Servicios Generales del Poder Ejecutivo. La nueva obra en Balcarce 50 demandará un gasto de $ 3,5 millones.

En esta Nota