viernes 20 de mayo de 2022
POLITICA el poroteo en el oficialismo
06-03-2022 06:22

Los negociadores del Frente de Todos y un conteo de votos que ya se puso en marcha

Massa lidera el equipo, conformado por el jefe de bloque, Germán Martínez, y las diputadas Moreau y Penecca, de La Cámpora. El Excel y los diálogos con la oposición.

06-03-2022 06:22

El conteo de votos ya empezó. Una planilla Excel circula por un grupo de whatsapp y se actualiza varias veces al día. Solo cuatro diputados integran este chat en el que se manejan con máxima reserva, incluso frente a la Casa Rosada que hace un poroteo precario lejano a la hoja de cálculo que hoy tiene el oficialismo en el Congreso. Sergio Massa, Germán Martínez, Cecilia Moreau y Paula Penacca son los legisladores del Frente de Todos encargados del “poroteo” por el proyecto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y eso incluye la negociación con los distintos sectores de la oposición.

El titular de la Cámara de Diputados, Massa, delegó en tres diputados el orden interno, negociación y conteo de votos. Se trata del presidente del bloque Martínez; la legisladora del Frente Renovador Moreau; y la diputada de La Cámpora Penacca. Estos tres dirigentes son quienes completan la planilla que muestra hora tras hora cómo está la votación por el acuerdo de la deuda que contrajo Mauricio Macri. Cada actualización es compartida en un grupo de whatsapp en donde el tigrense se entera de los movimientos que hacen los legisladores con el objetivo de poder llevar la votación al recinto el próximo jueves o viernes.

Los tres diputados se encargan del orden interno, pero también de hablar con los distintos sectores de Juntos por el Cambio. En los dos años de gobierno, Moreau logró ganarse la confianza de Máximo Kirchner. Aunque renunció a la presidencia del bloque, el diputado decidirá cómo votarán 18 legisladores camporistas y algunos kirchneristas. De eso habla con Moreau y Penacca.

La inclusión de la legisladora por la Ciudad y también integrante de la agrupación juvenil en las negociaciones es una muestra que este sector no boicoteará el proyecto. “No somos loquitos”, grafica un dirigente que responde a Máximo, quien mantiene el silencio, pero autorizó a publicar un video en el que cuestiona fuertemente al FMI y al ex presidente Macri. Aseguran que este registro no tiene nada que ver con obstaculizar la negociación, sino con “una compilación contra Macri”.

En la hoja de cálculo se especula con los votos de los diputados de La Cámpora, pero ninguno de los legisladores los adelanta, ni siquiera, al Presidente, Alberto Fernández. El jefe de Estado dialoga con Massa y en los próximos días también se meterá en el conteo. Abrirá las charlas con algunos opositores radicales como el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

Penacca no solo se encarga de llevar la voz de su sector, también es el nexo para conocer la postura de la Coalición Cívica. Moreau se encarga de conocer los movimientos del radicalismo y Martínez la del PRO. A ellos se suma Carlos Heller. Como presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda está a cargo de ordenar el debate y hacerlo “en convivencia” con el diputado de Juntos por el Cambio Luciano Laspina.

Los primeros días de negociación con la oposición no fueron fáciles para el oficialismo. Los distintos sectores de JxC muestran diferencias y así lo resume uno de los diputados que debe juntar los votos: “El PRO tiene el documento que armó Laspina con Macri porque Macri dice que hay que ir al default para forzar reformas estructurales y ajuste, pero Horacio (Rodríguez Larreta) pelea con Macri porque no quiere quedar arrastrado por los halcones porque sabe que el establishment los mata. Mientras tanto, la UCR dice que es golpista hacer caer el acuerdo y que así cayeron Fernando de la Rúa y Raúl Alfonsín. Lilita (Carrió) dice que hay que votar el acuerdo porque CFK quiere que no salga para que caiga Alberto. Por último, Pichetto y Bullrich dicen ‘votemos en general y el artículo 1 y no les votemos el plan Guzman’.”

Desde el Frente de Todos esperan tener mayor claridad sobre cómo votará la oposición después de que la mesa de Juntos por el Cambio se reúna este domingo. Confían en que la postura más dura encabezada por Macri quede en el camino.

En el oficialismo siguen confiados en que el proyecto saldrá pero nadie, por ahora, mira al Senado. Allí Cristina Kirchner definirá el destino de la votación. Quizás les toque sesionar mientras Alberto Fernández inicia una gira por Medio Oriente y la vicepresidenta queda a cargo del Poder Ejecutivo. Nadie se imagina que con un Fernández en el exterior, su compañera de fórmula haga caer el acuerdo.

 


Wado: “Es un acuerdo que evita una catástrofe económica”

R.P.

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, aprovechó su viaje a España para dar cuentas de su visión del rumbo del Gobierno. En diálogo con El País, habló sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, las relaciones con Rusia y el rol de Máximo Kirchner en el oficialismo.

Respecto del acuerdo con el FMI, mencionó que “es un acuerdo que evita una catástrofe económica en lo inmediato en Argentina”. Anunció también que “ahora comienza una etapa donde vamos a seguir necesitando el apoyo internacional para que el FMI siga contemplando la voluntad del Gobierno de resolver el problema”. Por último, afirmó que “el Gobierno argentino tiene la voluntad de pagar”.

Sobre el ex líder de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, precisó que “es respetuoso de las instituciones” y “puso a disposición la presidencia del bloque por tener diferencias en el modo en que se llegó al acuerdo con el FMI”.

Sobre su visión de la economía, por otro lado, se mostró fuertemente optimista. “El 2021 crecimos al 10%. Tenemos récord de producción de gas y de exportaciones agropecuarias, aumentamos la del petróleo, la metalmecánica o la del litio”.

En el marco del conflicto entre Rusia y Ucrania, aclaró que el encuentro de Alberto Fernández con Vladímir Putin “nada tenia que ver con la discusión del conflicto con Ucrania”.

Por último, al ser preguntado sobre la posición del país frente a la rivalidad ruso-estadounidense, dijo que el Gobierno está abocado a disminuir “el nivel de dependencia de las potencias que juegan en la región”.

En esta Nota