martes 18 de mayo de 2021
POLITICA Reforma judicial K
31-08-2020 01:00

Losardo defendió la reforma: "¿Qué tiene que ver que pase por las manos de Cristina?"

La idea de que el proyecto busca impunidad está "alejada de la realidad". Por el contrario, la ministra de Justicia dice que la reforma busca acabar con "el comportamiento pendular" de los jueces federales.

31-08-2020 01:00

No hay impunidad para nadie, ni para la vicepresidenta Cristina Kirchner, advirtió este domingo la ministra de Justicia, Marcela Losardo, al defender el proyecto de reforma de la Justicia presentado por el kirchnerismo.

La idea de que el proyecto busca impunidad está "alejada de la realidad". Por el contrario, la funcionaria dice que la pretendida reforma busca acabar con "el comportamiento pendular" de los jueces federales de Comodoro Py y a "esa Justicia que con cada gobierno parece que va haciendo un guiño es lo que hay que cambiar". "Si no se resuelve el problema de la Justicia, no podremos salir adelante “como país", advirtió.

“Lo conozco hace muchos años a Alberto Fernández y su preocupación por la Justicia es sincera. La base y la columna vertebral del proyecto es del Presidente, sabemos que es su proyecto”, dijo Losardo en el canal A24.

"No hay un solo artículo del proyecto que establezca que es posible la impunidad hacia nadie, defendió y aclaró. "Sí hay un artículo que establece que los mismos jueces van a seguir llevando las causas, es decir que se conserva el juez natural, ¿de qué impunidad estamos hablando?".

"No hay un artículo que establezca que es posible la impunidad hacia nadie", declaró Losardo. "Cristina y Alberto conversan permanentemente. Y conducen un país. Seguramente debe haber opinado sobre el proyecto. ¿Qué tiene que ver que pase por las manos de Cristina?".

"Alberto no sucumbió a la tentación de tener jueces adictos. Vinimos a cambiarlo. No es cuestión de fe, es leer el proyecto. Nadie puede pensar que, por nombrar más jueces federales, va a manejar la situación", dijo la funcionaria. "Lo dice Alberto: lo peor que podés hacer es nombrar a un juez enamorado del poder de turno. Lo peor es no tener un juez que sea independiente. El juez tiene que se independiente y probo".

DS

 

En esta Nota