sábado 10 de diciembre de 2022
POLITICA ENTREVISTA AL CANDIDATO DEL FRENTE RENOVADOR

Massa reivindica logros del Gobierno pero dice que la re-re es "el límite"

El intendente de Tigre evita las críticas directas al kirchnerismo.

23-06-2013 11:03

Es la primera vez que el intendente de Tigre y ahora candidato a diputado, Sergio Massa, está dispuesto a contestar sobre los temas más conflictivos del Gobierno. La campaña lo obliga. Pero ante cada pregunta lanza una respuesta ensayada. Una sonrisa al final de cada frase deja traslucir que no se saldrá del libreto.

El intendente ya señaló que su rival de campaña no será Cristina Kirchner, sino el propio Daniel Scioli, con quien hasta ayer buscó una alianza electoral.

—¿Por qué decidió ser candidato?
—Me parece que tenemos la chance de aportar desde la experiencia de los municipios temas que tienen que ver con la agenda de los problemas cotidianos de la gente, buscar legislación que permita encontrar soluciones. Estamos en un tiempo en el que el oficialismo tiene la necesidad de defender a rajatabla sus proyectos y tenemos una oposición que sólo denuncia. Hay que construir una fuerza política que aporte ideas, proyectos, propuestas innovadoras, y la experiencia de los intendentes nos puede servir para armar agenda. En esta lógica binaria que se da en Argentina pareciera que no hay lugar para esto, pero creemos que hay que convocar a todos.
—¿Cree que no habrá polarización entre kirchneristas y antikirchneristas?
—Vamos a tratar de que la fuerza de la agenda que planteemos se imponga. Nos puede ir bien o nos puede ir mal. En definitiva, una elección no es un drama, es una compulsa electoral en donde uno intenta plantear sus temas y depende de nosotros que nos vaya bien o que nos vaya mal. La gente busca encontrar solución a sus problemas; si es así, nos irá bien y si no logramos imponer nuestra agenda, evidentemente habremos estado equivocados.
—¿El Gobierno lo tentó en algún momento para competir en la lista del Frente para la Victoria?
—Con dirigentes del Gobierno nacional solamente charlo de cuestiones funcionales, no hablamos de política. Obviamente, hay cosas que uno no deja de reivindicar, hay cosas que reivindico y mucho, pero también hay cosas que me parece que no tienen solución de continuidad.
—¿Por ejemplo?
—La re-reelección es un límite. Quiero tener la libertad de decirlo desde un lugar que no comprometa al oficialismo. Quiero tener la libertad de poder decirlo y no de hacer como hacen otros que hacia afuera dicen una cosa y por abajo dicen otra. Quiero tener nobleza y expresar lo que siento sin faltar a mi integridad como militante, dirigente y como persona.
—¿Cómo ve la gestión de Cristina Kirchner ?
—Hace una defensa de su gobierno; cuando uno gobierna y toma decisiones, trata de hacerlo de acuerdo a su conciencia. Hay cosas que comparto y cosas que no. Creo que es más noble decirlas desde otro lugar que hacerme el distraído.
—Las encuestas lo dan ganador. ¿Cree que puede haber campaña sucia?
—A cada ataque, a cada difamación, a cada agravio le voy a responder con una propuesta. No tengo ninguna expectativa de que eso se transforme en un ida y vuelta. Al contrario, para que exista pelea tiene que haber dos. Nosotros no queremos transformarnos en lo que criticamos, en una oposición que denuncia, queremos construir una alternativa de futuro.
—¿Busca ser candidato a presidente en 2015?
—Apuesto a tratar de ser un aporte a la solución de los problemas de los argentinos.

—Tenés un discurso similar al de Scioli, “diálogo, consenso, solución a los problemas”...
—En algunas cosas con Daniel tenemos coincidencias, más allá de que él elige ser parte del oficialismo.
—¿Hablaste con Scioli sobre hacer una alianza?
—Hablé hace un par de semanas, después sé que habló gente que trabaja conmigo, pero en ningún momento evaluamos la posibilidad de ir juntos, porque nosotros creemos que también hay serios problemas en la provincia de Buenos Aires que van a ser parte de la campaña. Los intendentes hoy son sostén del gobierno de la Provincia, y eso es algo que queremos discutir.
—No le gusta la tarea legislativa ¿Cómo se prepara?
—Es algo que tendré que aprender. Hay momentos de la vida en los que uno tiene que aprender todos los días. Tendré que aprender de vuelta la tarea de ser candidato, la tarea de construcción política. Para mí empieza una etapa distinta y estoy con la cabeza preparada para aprender en esta etapa.
—La mayor crítica de la oposición y del oficialismo es que no saben lo que piensa sobre los grandes temas.
—No tengo problema en decir lo que pienso, pero lo voy a decir con la libertad de no tener doble discurso, porque algunos tienen la hipocresía de decirse oficialistas y por abajo criticar temas de la realidad.
—Una de las mayores preocupaciones de la gente es la inflación.
—Sí, y creo que tiene que haber un reconocimiento de algo que la sociedad percibe, que es que los precios aumentan.
—¿Conoció a Lázaro Báez?
—Lo debo haber cruzado alguna vez. Pero nunca charle con él.
—Cuando se habló de lavado hubo alusiones a bolsos con dinero. ¿Le resultó conocido?
—No. La verdad es que yo más que nada estaba vinculado a las cuestiones de gestión y a las cuestiones técnicas. Nunca participé, nunca vi, nunca intuí que hubiese alguna cuestión así, si es que la hubo. La política siempre tiene que encontrar respuesta en el tercer poder, que es la Justicia, en las cuestiones que están mal. Y la Justicia tiene que ser una herramienta para aclarar esas cuestiones.
—¿Cree que los miembros del Consejo de la Magistratura se deben elegir por el voto popular?
—La democratización de la Justicia tiene un paso previo, que es la descentralización. Porque el problema más grave que tenemos con la Justicia es que muchas veces nos encontramos con que la gente deja de ser una persona para transformarse en un número de expediente.
—Una de las batallas más grande del kirchnerismo es contra el Grupo Clarín...
—Yo fui uno de los que habló cuando se abrió el mecanismo de debates de la Ley de Medios. Creo que es importante, más allá de la multiplicidad de voces, que es central, tener claramente identificado que hay nuevas realidades y tecnologías que deben estar contempladas. En la pelea del Gobierno y Clarín me parece que es bueno que en todos los temas haya acuerdo, porque las peleas no conducen a ningún lado.
—Se habló en las últimas semanas de “carpetazos” en su contra...
—Tengo la tranquilidad de vivir donde viví siempre, de tener mi declaración jurada a la vista y, si después alguien me quiere inventar algo, yo no voy a responder agresiones. Voy a dedicarme a proponer a la gente ideas, proyectos.
—Va a competir contra otro intendente que es Martín Insaurralde ¿Son amigos?
—Tenemos buena relación, ojalá gane el mejor.

En esta Nota