sábado 26 de noviembre de 2022
POLITICA Epidemia en el norte

Ocaña fue a Chaco y admitió la gravedad del dengue

Dijo que hay 2.200 casos ya confirmados en todo el país, más de la mitad en el Chaco. Para la esposa de Capitanich, Sandra Mendoza, sigue siendo "un brote".

27-03-2009 00:25

La ministra de Salud, Graciela Ocaña, viajó ayer a Chaco y confirmó que son "aproximadamente 2.200" los casos de dengue reportados en el país, más de la mitad registrados en esa provincia, donde las autoridades locales insisten en que la "situación está controlada" y se niegan a hablar de "epidemia".

"En todo el país hay aproximadamente 2.200 casos de dengue, de los cuales unos 1.200 están situados en Chaco", informó la funcionaria en declaraciones realizadas en esa provincia, donde recorrió la ciudad de Charata junto a equipos del ministerio de Salud de la Nación, evitando la polémica con las autoridades locales.

La funcionaria afirmó que "expertos del ministerio, más de cien personas, están situados trabajando en la provincia reforzando las actividades que se venían realizando de prevención", manifestó la ministra en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).
"Hemos contratado personal en Chaco, fumigadores para reforzar las acciones preventivas", expresó Ocaña, y en ese sentido recordó que la cartera a su cargo "está gestionando una línea especial del Banco Mundial".

Ocaña sostuvo que el personal del ministerio "está acompañado por equipos de la Organización Mundial de la Salud, con amplia experiencia en estas enfermedades" y explicó que el aumento del número de casos en los últimos días está vinculado a "un criterio de confirmación".

"Si una persona tiene dengue y después un familiar tiene las mismas características, lo más probable es que tenga dengue. No se manda a analizar, o se manda, pero no se espera el análisis sino que se considera un caso positivo", manifestó. "El cambio en la forma de tomar la información hace que se produzca esa modificación brusca que llama la atención", sostuvo. La funcionaria dijo que "nadie puede querer no reconocer los casos que están, porque uno puede solucionar un problema en la medida que lo conoce. El problema del dengue está".

Respecto del hallazgo de frascos de repelente vencidos para la fumigación del vector del dengue en Chaco, la funcionaria afirmó: "Iniciamos una investigación que no ha terminado". "No se va a ocultar absolutamente nada y los responsables de esto van a tener las consecuencias que correspondan", aseguró.

La ministra de Salud de Chaco, Sandra Mendoza, insistió en que "esto no es una epidemia, sino un brote epidemiológico", en alusión al número de casos de dengue reportados en la provincia. En una conferencia de prensa que ofreció en Charata junto a Ocaña, Mendoza afirmó que "se dijeron muchas cosas, pero quiero llevar tranquilidad a los ciudadanos de Charata y decirles que la situación está controlada".

En Jujuy, el ministro de Salud, Víctor Urbani, confirmó que se detectaron 233 casos de dengue, 77 por ciento de esa cifra en el departamento Ledesma, en el este de la provincia. El funcionario precisó que la localidad con mayor número de casos es Caimancito, departamento Ledesma, con 103 registrados, mientras que en Libertador General San Martín, se reportaron 42. En San Pedro de Jujuy se confirmaron 19 afectados, en Fraile Pintado 26, en La Esperanza 11, en San Salvador de Jujuy 8, en El Talar 7, en Vinalito 6, en Yuto 4, en Perico 1, y en Palpalá 1.

En Catamarca, el director del Hospital San Juan Bautista, Ernesto Martínez, y la jefa del Servicio de Infectología del Hospital de Niños Eva Perón, Alejandra Santillán Iturre, coincidieron en afirmar que el dengue en la provincia "ya puede ser considerado una epidemia". Los especialistas pidieron al gobierno que "no oculte información" sobre el número de casos y manifestaron que "es necesario combatir y tenerle miedo al mosquito" que transmite el dengue.

En Córdoba, la directora de Epidemiología de la provincia, María Frías, informó que suman 34 los casos de dengue detectados en el distrito y expresó que se encuentran en estudio otros 35, considerados sospechosos.

"Son todos casos importados, es decir contraídos fuera de la provincia y aislados entre sí, por lo cual no hay brote", sostuvo.
En la ciudad santafesina de Rosario, el intendente Miguel Lifschitz dijo que "entre los meses de febrero y marzo hemos tenido nueve casos de dengue en la ciudad y entre ellos tres corresponden al área metropolitana. En todos, el contagio se produjo fuera de la ciudad. No tenemos ningún caso autóctono".

Fuente: DYN

 

En esta Nota