martes 31 de marzo de 2020 | Suscribite
POLITICA / ausente en el debate
sábado 10 agosto, 2019

Salvo el Gobierno y el FIT, ninguno de los candidatos dijo que haría con la AFI

.

por Andrés Fidanza

D’Alessio. El falso abogado trabajaba en contacto con espías. Foto: facebook
sábado 10 agosto, 2019

Después de trabajar por 13 años como espía, Rolando Barreiro admitió haber sido parte de una red de inteligencia paralela. Un ex comisario bonaerense también pasó por la AFI en 2017, y ahora está preso por haberse dedicado a la extorsión. El falso abogado Marcelo D’Alessio chapeaba con ser agente, para darles más credibilidad a sus aprietes. Hasta el mítico Jaime Stiuso jura haber sido víctima de esa supuesta banda ilegal.

La Corte Suprema, a su vez, sugirió con mínima sutileza que los agentes de la ex SIDE habían filtrado pinchaduras telefónicas a la prensa. Hace dos semanas, la AFI macrista contraatacó ninguneando a los supremos. Además reivindicó su papel en ciertas investigaciones judiciales. La relación entre la conducción de la AFI y la oficina de escuchas, dependiente de la Corte, se mantiene entre fría y helada.  

Pese a semejante contexto, el destino de la Agencia Federal de Inteligencia no tuvo presencia en la campaña. Ningún candidato presentó ideas de continuidad, modificaciones o reformas para la ex SIDE. Alberto Fernández no cuenta con un discurso específico al respecto. Tampoco con referentes especializados. En caso de ganar la presidencial, en ese momento se enfocará en el tema. El último jefe de la AFI de Cristina Kirchner fue Oscar Parrilli, el asistente de la ex presidenta.

En el oficialismo, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani son número puesto para seguir al frente de “La Casa”. Mauricio Macri priorizó la confianza personal en su amigo Arribas, pese a que el escribano y ex representante de futbolistas no contaba con ninguna experiencia en asuntos de inteligencia. El Presidente eligió a la Turca Majdalani como la segunda de Arribas. La dirigente peronista había sido vicepresidenta de la Comisión Bicameral encargada de controlar a la ex SIDE, desde 2011 hasta diciembre de 2015.

Ahora, en la Casa Rosada dan por hecha la continuidad de Arribas-Majdalani, en caso de conseguir la reelección. La dupla no tiene demasiados cambios en agenda, después de haber reemplazado a unos 900 espías al principio de su gestión. La creación de seis bases en el Conurbano (posteriormente desmanteladas) fue otra de las marcas del ciclo macrista. Pero esa movida terminó generando una fricción con el gobierno de María Eugenia Vidal. En el Ministerio de Seguridad bonaerense sospecharon que el llamado proyecto AMBA derivó en espionaje ilegal contra dirigentes del propio oficialismo.

Los precandidatos Roberto Lavagna y José Luis Espert tampoco hicieron eje en el mundo del espionaje. El grueso de la campaña se centró en la polarización y en los intentos por evitarla. Desde el Frente de Izquierda de Nicolás del Caño, la propuesta es directamente disolver la agencia. “Las prácticas mafiosas que hizo históricamente nunca se frenaron”, opinan desde el FIT.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4951

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.