miércoles 07 de diciembre de 2022

Scioli no rompe con los K, pero sale a responder los ataques oficiales

Hoy dará varias entrevistas para estar en los diarios del domingo. Devolverá las críticas, pero no abandonará el estilo "conciliador".

01-06-2013 17:00

"Sin comentarios", fue la frase que repitió Daniel Scioli en una improvisada reunión de gabinete una hora después de las fuertes críticas que le disparó la presidenta Cristina Kirchner, en un acto que compartieron. Sin embargo, inmediatamente ordenó a sus voceros organizar "algunas entrevistas" con periodistas para salir a responderle a la administración nacional el día que más se leen los diarios, mañana.

Esta vez, el gobernador bonaerense quiere responder la escalada de embates oficiales. Por eso, ya "ensayó" algunas contestaciones y las repetirá sin ponerse colorado ante diferentes medios. Sus asesores de comunicación abren el paraguas: "Es Scioli, él no cambió", aclaran.

De esta forma anticipan con claridad que las declaraciones que hará hoy ante un grupo de periodistas no tendrán un estilo rupturista, algo con lo que muchos de sus funcionarios no se cansan de fantasear.

Scioli mantuvo hasta hoy el silencio, incluso hasta con sus hombres de máxima confianza. Apenas compartió su visión de las críticas que le dedicó la Presidenta con su jefe de Gabinete y confidente, Alberto Pérez. Antes de la reunión con sus ministros del jueves –luego del ataque de CFK– mantuvo un encuentro de diez minutos a solas con Pérez. Allí se decidió salir a responder al Gobierno, pero sin sacar los pies del plato.

Mientras tanto, en los despachos de La Plata ya tiene claro que no contarán con la ayuda financiera del kirchnerismo. “Que no abramos las paritarias y no ofrezcamos un nuevo aumento es una muestra de que nos movemos con responsabilidad, sabiendo que sólo podremos manejarnos con la plata que tenemos”, analiza un funcionario bonaerense. Es decir, Scioli piensa su gestión en función de los recursos propios, descuenta cualquier ayuda o asistencia del Gobierno, como sucede con decenas de intendentes K.

Sus funcionarios confirman que el pago de aguinaldos y sueldos de este año se pagará con fondos propios. Será “gracias al aumento de la recaudación y del crecimiento de la coparticipación”, explican ante la aparición casi mágica de este dinero.

Si bien Scioli sabe que la “complicidad” con los medios es uno de los aspectos que más molesta a Cristina, hace dos semanas recibió en privado un mensaje que lo alertó. Durante una reunión con otro gobernadores, CFK  cuestionó su llamativo “blindaje mediático” sobre casos de corrupción, beneficio del que no disfrutan otros mandatarios.

El jueves, en un acto en Lomas de Zamora, Crisina lanzó: “Cuando no tocás los intereses de las corporaciones, no hablan de vos, al contrario. Este no es un problema de coraje, es un problema de intereses”, e invitó a empezar a atar cabos: “por qué le pegan a unos y no les pegan a otros, siempre castigan para el mismo lado”.

Pero no fueron las únicas palabras contra Scioli: “Estoy cansada, pero no cansada de Gobernar; estoy cansada de que algunos se hagan los idiotas o me traten de idiota”. Un día antes, el gobernador había repetido sus históricas frases llamando al consenso: “Entre el odio y el fanatismo, por el bien del país, tiene que haber un punto de encuentro en los argentinos”.

En esta Nota