Despejado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 16 de julio de 2019 | Suscribite
PROTAGONISTAS / TIERRA DEL FUEGO
domingo 23 junio, 2019

Gustavo Melella se consagró gobernador y sorprendió al hablar de su sexualidad

Habló con PERFIL para contar que está en pareja hace 16 años pero no piensa en casarse. Pide discutir el tema del aborto y hace frente a las denuncias de abuso en su contra. Del seminario a la política.

por Agustín Gallardo

Carrera. El funcionario cultiva el perfil bajo y es medido al hablar de su vida privada. Foto: Gza. GM.

Tuvieron que pasar varios días después de la elección para que a Gustavo Melella le bajara un poco el cansancio. Aún con la voz ronca después de la euforia y con 2.300 mensajes de Whattsapp sin responder, el gobernador electo de Tierra del Fuego hace –dice él en tono jocoso–, su primera promesa antes del cierre de listas: “Voy a responder todos los mensajes”.

Melella fue noticia también pos triunfo electoral, por contar publicamente su elección sexual. “Soy gay y estoy en pareja hace 16 años, pero no pienso en casarme”, aseguró en una entrevista el intendente de Río Grande, quien fuera hace varios años hermano salesiano. Esta semana, donde todo el mundo le toca bocina en la calle, el político de origen radical tuvo en paralelo a su madre internada. Sin dudas, ella no es una persona más. Junto a su padre, fue quien lo apoyó cuando a los 30 años Melella decidió contarle que era gay. “Fue creo en una Navidad. Ellos que son de otra generación, me respetaron mucho”,dice el gobernador electo a PERFIL.

El dirigente kirchnerista de 48 años vive en Río Grande desde 1996, pero nació en Villa Luzuriaga, San  Justo. Allí hizo la primaria en la Escuela 16 y luego ingresó a la parroquia Sagrado Corazón de San Justo, perteneciente a los salesianos.  “El aspirantado era un especie de seminario menor. Ahí seguí la formación religiosa salesiana”, cuenta.

—¿Qué tan importante fue ese acercamiento religioso?

—Muy importante, estoy agradecido de esa formación.

—¿Llegó a dar misa?

—No. Los salesianos pueden ser curas y hermanos, con los mismos votos de obediencia, pobreza y castidad. Yo tuve los votos perpetuos, pero fui hermano. Estuve en Almagro y trabajé en La Boca como salesiano. Luego me tocó ir a Río Grande en una misión en el 96. Allí me formé como salesiano y me recibí de profesor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Fueron épocas muy lindas, el trabajo pastoral con jóvenes, con la gente más humilde. De adolescente ya iba a trabajar a los barrios populares.

Gustavo Melella: "Soy gay y usaron mi condición para denunciarme por abuso"

—¿Cuando ingresó en política?

—Yo ya estaba en Río Grande y en 2002 me ofrecieron trabajar en el municipio. Entré desde abajo como un empleado más del área Social. No pensaba en hacer política, no era afiliado a nada. Después del área Social pasé a la secretaría de la Producción y empecé a trabajar con la gente que estaba en los programas Jefas y Jefes de hogar. Ahí el intendente me nombra secretario de la Producción.     

—¿Tuvo algún tipo de resistencia por no venir del palo?

—Sí... me decían “el curita”. Me gastaban. Me fui metiendo indirectamente. Llegó la época de las elecciones en 2011 y donde íbamos con el intendente, Jorge Martín, la gente preguntaba quién iba a ser el intendente. Pedían que sea yo. Finalmente fuimos a elecciones y gané con un 33 por ciento. En 2015 volvimos a ganar con el 54 por ciento.

—¿Alguna de las resistencias llegó a tener que ver con su elección sexual?

—Para nada. Acá nadie se mete con la vida privada de los demás. De hecho, todo el mundo lo sabe. Lo que sí han hecho son algunas campañas en mi contra.

—¿Se refiere a las denuncias por abuso sexual que le hicieron...Qué tiene para decir con respecto a eso?

—Acá lo que hubo fue una operación mediática. Las denuncias fueron primero mediáticas, luego en la Justicia. Incluso hubo alguien que dijo ser mi chofer y custodio; yo no tengo ni chofer, ni custodio. Ese hombre dijo un montón de cosas mediáticamente y cuando fue a la Justicia dijo que había mentido.  

—Hubo otros casos...

—Sí, y no se presentaban a declarar. Es todo un manejo político grosero. Todos los peritajes de un famoso audio que andaba dando vueltas y que supuestamente era mío, después se comprobó que nunca tuvo vinculación con mi celular. Ahora estamos esperando la decisión final de la Justicia.

 —¿Cómo tomó la decisión de hacer público a nivel nacional que era gay?

—Esto es algo que se sabe en Río Grande. Me lo preguntó con mucha naturalidad un periodista, y creo que no tenía por qué mentir.  No creo igual que a todos los gobernadores electos le pregunten sobre su vida sexual (risas). Soy reservado con mi vida personal, pero como especulan y dicen cosas, dije: ya está, listo.

Un intendente filo K desplazó a Bertone en Tierra del Fuego

—¿Qué le dice la gente en la calle?

—“Te felicito. Hay que tener huevos para decir esto”. La gente me acompaña a pesar de las campañas en contra, es por donde me pegaban, ya que yo no soy chorro ni corrupto.

—¿Tierra del Fuego fue la primera provincia que tuvo uno gobernadora mujer (Fabiana Ríos). Fue donde se celebró el primer casamiento igualitario. ¿Es una provincia precursora en temas de diversidad?

—Sí, pero también tiene sus rasgos conservadores. La gente juzga más por lo que hacés que por tu vida privada.

—¿Y su pareja cómo se llama, a qué se dedica?

—No cuento nada porque... ¡me mata!, desaparezco del universo (risas). Acá nos ven juntos, nosotros convivimos, con nuestras familias, él estuvo siempre. Si hay alguien que me sostiene es él.

—Están juntos hace 16 años, ¿tienen pensado casarse en algún momento?

—No, mientras exista el cariño y el amor ya está.

—¿Qué opinión tiene de la legalización del aborto?

—Estuvo muy bien la discusión y creo que hay que seguir discutiéndolo. No hay que tapar esto con el fanatismo de un lado y del otro. Creo que la vida se defiende siempre. Les digo a los que son pro-vida que está bien que garanticemos la vida, pero garanticémosla siempre con igualdad de oportunidades, garanticemos la salud, la estimulación, la educación. Si hablamos de vida, hablemos de vida en serio. Pero tampoco estoy a favor el aborto clandestino, en el sentido de poner en riesgo la vida de la mujer y del bebé. Hay que buscar una manera de llegar a todas las instancias. Hay quienes dicen “garanticemos la vida”, pero si no tiene recursos, que Dios la ayude. Y no es así tampoco.

—¿Qué país vamos a ver a partir de diciembre?

—Yo sigo la formula de Fernández-Fernández, pero quien sea el presidente tiene que luchar por un país del empleo, de la producción y el consumo, un país donde todos tengamos igualdad de oportunidades. Sueño con un país igualitario.

D.S.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4692

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard