lunes 10 de mayo de 2021
PROTAGONISTAS acusado de delitos fiscales
08-08-2020 01:58

Juan Carlos I ya no está en España pero no hay certezas sobre su paradero actual

Se especula que el rey emérito estaría en Abu Dabi pero hay versiones de un viaje a Portugal y otro a República Dominicana. La familia no dará información salvo que él quiera hacerlo.

08-08-2020 01:58

“Comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”, reveló el lunes el rey emérito Juan Carlos I para informar que abandonaba el país. Envuelto en escándalos de corrupción y cuentas millonarias en Suiza, el monarca aseguró que no quería cargar con ese peso a su hijo Felipe VI, el nuevo rey. Si bien hace años que existen investigaciones en su contra por este asunto, en los últimos meses se avanzó en las causas por delitos fiscales y eso detonó la situación. 

Desde que el comunicado se difundió públicamente se generaron al menos media decena de hipótesis sobre su nueva residencia. Será en República Dominicana, se dijo al principio. Se quedará en Europa pero se instalará en Portugal, señalaron luego. Y la más reciente indica que habría tomado un avión con destino a Abu Dabi gracias a la ayuda de su amigo Mohammed bin Zayed Al Nahyan, Príncipe Heredero del Emirato. 

La información fue proporcionada por el medio ABC de España aunque tampoco pudieron confirmarla con total certeza. El ex rey habría viajado en un jet privado el mismo día que dio a conocer su decisión. Según el registro aéreo al cual accedió el medio, la aeronave partió de París con destino a Vigo donde permaneció poco tiempo. De allí se dirigió a la Península Arábiga donde las temperaturas superan los 50 grados de sensación térmica. El ambiente no es el mejor para la delicada salud del hombre de 82 años por lo que una vez allí, Juan Carlos se habría hospedado rápidamente en un complejo del cual no se difundió el nombre.  

La decisión oficial de la familia real española es no revelar la nueva residencia del rey emérito. Eso genera que sea imposible identificar si es cierto que viajó a alguno de los países señalados. Según indicaron en varios comunicados, si él quiere contar dónde está lo hará por su cuenta. Mientras tanto, Felipe no realizará declaraciones sobre el hecho y ese accionar será adoptado por todos los miembros de la corona.   

Mar y sol. Otro destino posible para Juan Carlos I es República Dominicana. Su amigo Pepe Fanjul, un empresario azucarero millonario, tiene un complejo hotelero en el país y se especulaba con un hospedaje allí. Las autoridades del gobierno aseguraron que el nombre del monarca no está en los registro de ingreso por lo que se descartó que haya volado hasta Centroamérica y que esté en ese lugar actualmente. 

De todas formas, no se descarta que vuele a ese país en un futuro cercano. Al ex rey siempre le gustó visitar a sus allegados y podría hacerlo con más frecuencia ahora que ya no se encuentra en España. Para eso deberá esperar que la pandemia del coronavirus termine y pueda volver a desplazarse con mayor libertad. Si bien se encuentra estable con respecto a su salud, es población de riesgo por su edad y su entorno buscará no exponerlo a un probable contagio.

Cazador en desgracia. Otra hipótesis que se barajó durante los últimos días fue la de un viaje secreto a África. Juan Carlos estuvo en varios países del continente a lo largo de su vida, sobre todo Botsuana, por su fanatismo con la caza. El monarca lleva décadas disparándole a los animales y de hecho una cacería de elefantes en 2012 fue la que destapó los escándalos de corrupción. 

En aquel momento España se encontraba en una profunda crisis económica y él decidió viajar a pesar de eso. La travesía se ocultó al público pero un accidente generó que deba ser operado de urgencia y la situación salió a la luz. Los índices de popularidad del rey cayeron a niveles históricos y a eso se sumó otro escándalo: con él se encontraba Corinna Larsen, una empresaria alemana que resultó ser su amante. 

Más allá del engaño a su esposa Sofía, el inconveniente más grave fue que Corinna reveló en las investigaciones que Juan Carlos recibía “comisiones” en los viajes que realizaba. Incluso declaró que a ella le regaló 60 millones de euros y que había más dinero en otras cuentas. Volver a África después de las polémicas del 2012 parece poco probable pero se especuló con la posibilidad de retornar para una última cacería en el continente. 

El paradero real de Juan Carlos continúa siendo una incógnita. Abu Dabi parece ser la opción más probable pero su familia evita hablar del tema para que no haya filtraciones a la prensa. Tampoco descartan su regreso a España pero parece poco probable que eso ocurra en un futuro cercano.


Letizia mejora su imagen en medio del escándalo

E.I.

En uno de los peores momentos para la monarquía española, la reina Letizia es portada de Vanity Fair España. Justo la nuera del ex rey Juan Carlos es quien aporta en este contexto difícil, una imagen de calma. La relación Letizia con sus suegros provocó escenas públicas que rozaron el escándalo dado el protocolo que debe seguir la corona. Sin embargo, quizá su origen plebeyo hoy es un valor a utilizarse ante la coyuntura. 

Como todo reportaje con un integrante monárquica, se descuenta que cada palabra fue medida y revisada. Según detalla Vanity Fair España, en la edición de agosto, Letizia revela su “agenda silenciosa” durante la pandemia. Y traza un perfil armado con personas que la conocen en la intimidad.

“La mujer que guarda unas zapatillas para andar en casa con las letras impresas God Save The Queen, que le hace gracia ponérselas de cuando en cuando y sabe cultivar una sutil ironía a quien se las enseña, es la protagonista de esta historia. No es una mujer cualquiera. O al menos eso cuentan quienes la han tratado. Su imagen seria, profesional, rigurosa y, a veces, antipática, choca de frente con la campechanía y espontaneidad bravucona de los Borbones…”. Así comienza el reportaje de la mencionada revista. 

En el recorrido del texto se percibe ese intento por reforzar un perfil de Letizia de “intensa dedicación a las causas sociales que ha desarrollado durante la pandemia”. Una mujer que “frente al oropel de la monarquía, destaca por su cercanía y colaboración con colectivos de ciudadanos muchas veces invisibles”. Y marcan que recogieron testimonios de responsables de organizaciones en defensa de los derechos de los más desfavorecidos que ponen a Letizia como alguien que va “contra los estigmas y estereotipos”. También que durante los 99 días de confinamiento tuvo  94 reuniones y 57 llamadas a los 47 hospitales de referencia de España.

En la publicación dicen que Letizia y Felipe son maestros en el arte de la diplomacia paralela, la que tiene acceso directo a los hombres más poderosos del mundo. En vista de los hechos judiciales que ubican al ex rey Juan Carlos como beneficiario de su acceso a hombres de poder, esa calificación no sería la más apropiada. Más allá de que siendo reyes Vanity Fair España destaca algo obvio: que ellos tienen acceso a gente poderosa.

En esta Nota