viernes 16 de abril del 2021
REPERFILAR Análisis

Vacunas VIP, un mal extendido

La VacunaGate fue un error enorme del Gobierno nacional. Habla de improvisación y falta de profesionalismo. Pero la Ciudad tomó el peor ejemplo con las vacunas y las otorgó a las medicina prepaga.

25-02-2021 14:40

Estamos concluyendo la que fue la peor semana para el Gobierno nacional, fundamentalmente vinculada al tema del VacunaGate, tan comentado por los medios opositores, como las condena de Lázaro Báez. Con respecto a la segunda, el tema judicial efectivamente lo dejo para mejores conocedores, pero les diría que en términos electorales, esa fue la campaña que signó toda el tramo electoral de Mauricio Macri hasta las elecciones del 2019 y no produjo ningún efecto. Es más, Macri sufrió una derrota notable sin poder reelegir siquiera y en primera vuelta.

Por lo tanto, no creo que tenga en términos electorales ninguna novedad. Esta resolución, y está condenada a 12 años de por parte del Tribunal a Lázaro Báez.

Ahora si es importante ver lo del VacunaGate, que fue realmente un error enorme del Gobierno nacional. Habla mucho más de la improvisación y de la falta de profesionalismo que intencionalidad planificada, pero efectivamente eso penetra el conjunto de la sociedad argentina, incluido parte del electorado, del Frente de Todos. Por lo tanto, es un tema sensible y efectivamente, el Gobierno debe reflexionar acerca de qué es lo que ha sucedido ahí como para no volver a repetir errores.

Patricia Bullrich quiere que el PRO investigue Vacunatorios VIP de gobernadores e intendentes

Lo que queda ahora es vacunar masivamente de la manera más transparente y más profunda posible y más extendida. Porque efectivamente, de ese error sólo se sale mostrando voluntad de construir nuevamente una campaña de vacunación transparente y masiva.

Con respecto al VacunaGate y Vacunatorios VIP, no quedó en el Gobierno Nacional el ejemplo. El Gobierno de la Ciudad tomó el peor ejemplo también con respecto a las Vacunas VIP y otorgó a las medicina prepaga, a las empresas de medicina prepaga la posibilidad de vacunar a sus socios , que obviamente los provee el Estado nacional. De hecho, varias prestadores de medicina prepaga convocaron a través de mails, nosotros vamos a mostrar en la columna a sus propios afiliados para que sean vacunados, con la condición exclusiva de que recibirán en Capital Federal.

Se equivoca el Gobierno de la Ciudad, porque efectivamente la vacuna no puede discriminar por estar afiliado o no a una obra social. Sobre todo que sabemos que la medicina prepaga tiene cuenta en muchos cuotas altísima, las que me refiero son cuotas que superan para una sola persona los 15 mil pesos mensuales. Por lo tanto, están sesgando por nivel socioeconómico al exigir que solo sean vacunados aquellos que integran el plan médico de las empresas de medicina prepaga. Vuelvo a insistir, son más de una. Es una privatización de hecho del ejercicio de vacunación que obviamente se incorpora también al rutilante elenco de vacunaciones VIP.

 

En esta Nota