jueves 23 de septiembre de 2021
REPERFILAR Análisis

Martín Guzmán, el ministro que a todas luces sorprende

Luego de arreglar la deuda con los acreedores externos, Alberto Fernández lo empoderó y empezó a tener una cintura política que nadie le atribuía. Sorprende porque no es lo que muchos hubiesen imaginado que iba a ocurrir.

15-12-2020 16:23

Fin de año y tiempo de balances. ¿Quién fue la sorpresa del gabinete? Yo creo que la sorpresa del gabinete de Alberto Fernández fue Martín Guzmán. Menos de 40 años, en algún momento fue un gran deportista, le gusta mucho jugar al fútbol, semi-profesional en tenis pero sobre todo un hombre formado en la Universidad de La Plata con especialidades que profundizó sus estudios y luego se convirtió en profesor en Estados Unidos. Vinculado en sus estudios al Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz llegó a la Argentina como un desconocido con poco roce, con poco vínculo con la política Argentina y se convirtió al principio en una figura hacia afuera”. 

Gran parte de su trabajo al comienzo de la gestión tuvo con negociar la deuda con los acreedores externos y eso le llevó mucho tiempo y durante todo ese tiempo trabajó más hacia afuera que hacia adentro. Parecía ser que el único tema era la deuda. Pero después hubo un momento que hubo una crisis cambiaria, Alberto Fernández lo empoderó, arregló la interna con Pesce del Banco Central y con Mercedes Marcó Del Pont. El Presidente dijo: “Acá hay una voz de mando y esa voz de mando le pertenece a Martín Guzmán”. 

Apareció otro Martín Guzmán tallando asuntos de macroeconomía y pensando en lo que iba a ser el presupuesto del año que viene. Tiene abierta la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Empezó a pesar su voz en cuidar la emisión monetaria, tener en cuenta el déficit fiscal, llegó la discusión de si había que terminar con el IFE y los ATP para no seguir emitiendo y aumentar el déficit para éste año. La discusión de que el año que viene va a haber que descongelar tarifas pensando que la carga de subsidios no siga creciendo. El Plan Gas pensando que Argentina no vuelva a encontrarse con las limitaciones externas y si vuelve a crecer en el mediano plazo. Ahora tiene el tema del FMI y está planteando un acuerdo que quiere involucrar a la oposición para tener metas de mediano plazo. 

Guzmán busca el apoyo de los países que integran directorio del FMI

Entonces uno la escucha y dice: "Es una voz de cierta moderación heterodoxa pero que también habla con los empresarios". Uno lo ve reunido públicamente con Paolo Rocca, recibir a Magnetto en su despacho. Se ocupa también de mantener una muy buena relación con Cristina Fernández de Kirchner a quién visita asiduamente y empieza a tener una cintura política que nadie le atribuía.

Por ejemplo, cuando hablábamos hace días con Ernesto Tenembaum en Corea del Centro entrevistando a Martín Lousteau que está en la oposición le preguntamos: ¿No te sentís más cerca de posturas que tiene Martín Guzmán que las posturas que pudo haber tenido Nicolás Dujovne como ministro de Macri? Y respondió: “Sí, me siento así”. Después dijo: “hay proyectos de ley que llegan al Congreso que afectan esa moderación, ese rumbo que intenta imprimirle Martín Guzmán a la economía.

Pero ¿Qué pasa con un personaje de estas características empoderado por Alberto Fernández?¿Habrá margen para eso que él imagina y que ahora está proponiendo que es involucrar a la oposición en el acuerdo con FMI y pensar metas de mediano plazo?

Bueno, esa es la figura que hoy ocupa el Ministerio de Economía que a todas luces sorprende porque no es lo que muchos hubiesen imaginado que iba a ocurrir en el Ministerio de Economía al menos en este primer año de gobierno.